lunes, 7 de septiembre de 2009

30 años de un campeonato mundial: otro episodio de fútbol y poder

Hoy, 07 de septiembre, se cumplen 30 años de la obtención del título mundial que la selección juvenil de fútbol que se disputó en Japón.

En aquella formación se destacaban un tal Diego Maradona, Ramón Díaz, Juan Simón, Juan Barbas, Abel Albes, Gabriel Calderón y Osvaldo Escudero.

Ese equipo que dirigía César Luis Menotti deslumbraba por la frescura de su juego. Si bien se jugaba en plena madrugada argentina, miles de argentinos pudieron ver en directo por televisión todos los partidos que disputó aquella selección.

En un campeonato en el que participaron dieciséis seleccionados de distintas partes del mundo, la Argentina demostró claramente ser la mejor. Ganó todos los encuentros que disputó hasta coronarse campeón derrotando 3-1 a la Unión Soviética el día 07 de setiembre de 1979.

Aquel logro marcó el primer título oficial de Diego Armando Maradona, el cual se erigió como capitán y carismática figura del elenco albiceleste. Para Maradona fue su revancha personal luego de haber sido marginado del Seleccionado Mayor casi un mes antes de empezar a jugar el Mundial '78. Después de esa consagración en Japón, Maradona pasó a ser titular indiscutido en la Selección Mayor y comenzó a escribir su historia con la 10 en la espalda.

A su vez, Ramón Díaz tuvo una participación decisiva, ya que formaba una temible dupla con Maradona y resultó ser el goleador de aquel mundial. En aquel tiempo, Díaz no alcanzaba a afianzarse en el primer equipo de River Plate, ya que tenía a otros delanteros más experimentados delante de él. Años después, sin llegar a ser titular indiscutido en el club de sus amores, partió a Europa en donde realizó una notable carrera en las ligas profesionales de Francia e Italia. Precisamente en el fútbol italiano, luego de pasar por equipos menores, recaló en el Inter de Milan, en el que fue una de sus principales figuras. Ya en la Década de los 90, Díaz pudo retornar a River Plate y salir campeón de la Argentina; finalizó su carrera profesional en Japón y luego emprendió su exitosa labor como director técnico de River, en donde se terminó convirtiendo en el entrenador más ganador de la historia del club del Barrio de Núñez, superando inclusive al mítico Ángel Labruna.

Ese logro internacional repercutió en el pueblo argentino que salió a celebrar ruidosamente por las calles, al punto que su impacto popular fue explotado hábilmente por el Gral. Jorge Videla, quien una vez finalizado el partido final salió al aire por cadena nacional para felicitar públicamente a Maradona y Menotti. Nuevamente, el gobierno de Videla se subía a un éxito deportivo (como en su momento lo hicieron Raúl Alfonsín y Carlos Menem).

Los jugadores llegaron al país el 11 de septiembre de aquel año y fueron recibidos con pompa por el gobierno militar y el pueblo argentino. Mientras en la Casa Rosada un Videla exultante se fotografiaba con Maradona (parecía tener la Copa adherida a su cuerpo, ya que no la solataba en ningún momento), integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se llegó a este país para hacerse eco de las denuncias de desaparición de personas.

Muchos años después, de la mano de José Néstor Pekerman, la Selección Juvenil de Fútbol se volvió a posicionar como potencia mundial al obtener los campeonatos de 1995, 1997, 2001, 2005 y 2007.

3 comentarios:

Irma dijo...

con lo que pasó hoy con Paraguay? yo no entiendo el fubol, pero Grondona odia a Maradona y por eso le dio el puestito para que no digan que es egoista, pero El sabia que esto iba a pasar, El es jugador no D:T, para eso le falta estudiar Didactíca, no sabe enseñar y así grondona se saca el peso de ensima, ojo no se nada ni entiendo nada, pero lo poco que veo lo trasmito a ustedes, es mi parecer, y Maradona tampoco me gusta núnca me gustó como persona.
no le pasa a El solo hay muchos como El, por desgracia.

mario dijo...

Irma

Que Maradona sea el DT de la Selección Argentina le conviene a varios. Diegote tiene gran popularidad en nuestro país y puede mantener entretenida a la gente mientras pasan otras cosas.

Mientras fue futbolista, Maradona nunca tuvo apego a los entrenamientos ni a la disciplina táctica. Toda su vida fue un deportista indisciplinado; tuvo un físico privilegiado y un amor propio enorme que, sumados a su innata habilidad le bastaron para ser un gran jugador de fútbol.

Respecto a Grondona, me parece que fue un manotazo de ahogado para tapar sus negociados en la AFA. Ahora están todos más pendientes de lo que pase con Maradona y él y muchos dirigentes corruptos pasaron a segundo plano.

Saludos.

Irma dijo...

Es verdad Mario, pero cuando le propusierón a El dijo que no iba a ir ni a la casa con tal de estrenar todo el día, yo pensé como en ese momento como hará? y si así nos fué o nos va.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina