jueves, 27 de agosto de 2009

Capitanich 2011: todo es posible en esta Argentina

Y sí, Argentina da para todo. Día a día lo podemos comprobar. Parece que nadie tiene el coraje de ponerle el cascabel al gato.

Desde el mismo pueblo hasta los gobernantes de turno son algo así como la Biblia y el calefón, aunque muchas veces predomine el Hades.

Jorge Milton Capitanich, (el ultra-kirchnerista) Gobernador de la Provincia del Chaco, ha anunciado que intentará renovar su mandato en el año 2011. El primer mandatario chaqueño comentó que "cuatro años no serán suficientes para enmendar años de desidia de gobiernos que le dieron la espalda a la gente". Justamente el principal responsable político de los peores indicadores sociales provinciales de la Argentina quiere atornillarse en su puesto.

El ex jefe de Gabinete durante la breve presidencia de Duhalde ha sacado a relucir "su" reciente triunfo en las elecciones legislativas del pasado 28 de junio, en donde se consagraron sus candidatos. Sin embargo, como los principales políticos de nuestro país, evitó presentar una rendición de cuentas de sus gastos de campaña. En los días previos a las votaciones, Capitanich despreció la veda electoral realizando"inauguraciones" de obras por toda la provincia, inclusive algunas que no estaban terminadas. En el Chaco circularon mails que denunciaban que el gobierno provincial habría invertido unos 30 millones de pesos para seducir al electorado.

En su gestión al frente del Ejecutivo Provincial, Capitanich ha acumulado numerosos problemas sociales y económicos. Por empezar, en Chaco, la desnutrución infantil que padecen unos doce mil niños es un drama muy doloroso que parece no inquietar al Gobernador.

Otro problema que aqueja al Chaco es la falta de agua potable en algunas poblaciones, como es el caso de Fuerte Esperanza. Nada se sabe del acueducto que Capitanich prometió para que "todo Chaco tenga agua potable".

Un escándalo que lo pinta de cuerpo entero, es el que protagonizó en marzo de este año cuando afilió irregularme a su madre a Instituto de Seguridad Social, Seguros y Préstamos de la Provincia (InSSSeP) para que, al someterse a una intervención quirúrgica en la Ciudad de Buenos Aires, el Estado Provincial abone la suma de ventiocho mil pesos.

Este caso lo denunció valientemente el Diario Primera Línea, al que Capitanich les respondió "He tenido toda la paciencia del mundo porque respeto la libertad de expresión, pero no voy a permitir que ofendan el buen nombre y honor de mi madre y el propio". Justificó la "urgente" afiliación de su madre explicando que ella "estaba internada con una situación gravísima en Sáenz Peña y me piden el traslado de urgencia al hospital Italiano de Buenos Aires, porque estaba con riesgo de muerte". Francisco Baquero, entonces Director de la Caja Previsional y actual Ministro de Salud de esa provincia, se limitó a decir que "la afiliación se ajusta a la ley". Un tiempo después, Jorge Capitanich tuvo que retractarse de sus dichos abrumado por las contundentes pruebas en su contra.

Los requisitos de la obra social provincial establecen que para agregar a un padre o madre a la cobertura de salud, el titular deber realizar la presentación de una declaración jurada por el afiliado ante juzgado competente, donde conste que carece de recursos propios o bien rentable, que se encuentra a su exclusivo cargo, que vive en el mismo domicilio del solicitante, que no goza de obra social y que no percibe jubilación, pensión o retiro alguno. Pues bien, Capitanich presentó una declaración jurada firmada por él mismo, aunque su señora madre está jubilada, además de no vivir con él y ya estaba afiliada al P.A.M.I. y al Progama Federal de Salud (Pro.Fe.).

Mientras el gobernador chaqueño decía que no podía pagar el tratamiento médico de su madre, en abril de 2009 organizó una morbosamente lujosa fiesta de 15 para su hija Guillermina en el Tattersall del Hipódromo de Palermo, uno de los salones más exclusivos de Capital Federal, en donde despilfarró más de $ 200 mil.

Actualmente, su administración provincial tiene seriamente comprometido su situación para hacer frente al pago de salarios a los agentes estatales. El mismo gobernador admitió que para fin de año las arcas provinciales arrojarán un déficit de más de 350 millones de pesos que exceden a lo presupuestado.

Capitanich fue señalado también por ¿supuestos? vínculos con el narcotráfico. Fue el mismo gobernador chaqueño que, en el 2006, llevó a esa provincia argentina a Aldo Ducler para "presentarlo". Ducler fue investigado por el senado de los Estados Unidos de América y por el de nuestro país por sus vinculaciones con el lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

Un caso aparte en Chaco es la esposa del Gobernador, Sandra Marcela Mendoza, protagonista de resonantes escándalos. Criticó duramente en público a colaboradores de su cónyuge y hasta los obligó a renunciar, como así también fue causante de grandes escándalos en la Legislatura Provincial producto de su comportamiento enajenado embistiendo a opositores. Fue Ministro de Salud del Gobierno que encabeza su marido y se vio envuelta en escándalos como su ineptitud para desempeñarse en el cargo debido a su inoperancia ante el dengue que sufrieron cientos de chaqueños. En plana crisis por el dengue, en febrero pasado, el mismo Capitanich le pidió la renuncia a Mendoza, quien reaccionó llena de furia y partió raudamente de Casa de Gobierno a bordo de una (lujosa) Camioneta Toyota Hilux embistiendo a uno cuatro automóviles oficiales que se encontraban allí estacionados. En una interpelación que la tuvo como centro en el legisltavio provincial, la entonces titular de la cartera de salud se defendió afirmando que “El dengue no es una responsabilidad del ministerio de Salud. El enemigo y único responsable es el mosquito” (¿¿??).

El fiscal de Investigaciones Administrativas en el Chaco, Héctor Miró se animó a pedir la inhabilitación a Mendoza para ejercer cargos en el futuro por insanía. Finalmente, Sandra Mendoza fue candadata a Diputada Nacional por el Frente para la Victoria .

Capitanich es hoy visto como un "gobernador exitoso" en cuanto a resultados electorales se refiere. Por supuesto, la culpa no es solo del chancho sino también del que le da de comer, en este caso el mismo pueblo chaqueño que ha estado votando masivamente a la gente de es político impresentable que tenemos en la Argentina.

4 comentarios:

Don Gato dijo...

No hay caso. Los politicos, cuando se postulan y ganan y se hacen cargo de su "puesto", le dan un manual y un destornillador con 5 bulones de 35 pulgadas para que se atornillen y no se muevan. Claro, no se mueven, es decir, nada. No hacen nada.

Somos un pais raro, si señor...

A ver que nos deparan las "proximas" elecciones...

Saludos y buen fin de semana.

Irma dijo...

Mario excelente tu nota, y lo peor es que es la verdad, pero yo no se como ganó?.... ahi como en todas las provincias, se coptan los D:N:I hay mucha gente muy ignorante y muy hambreada, si Néstor y Kristina a pesar de que perdierón creen que ganarón y nos lleva de las solapas, imaginate este atorrante vendido H.deP.( perdón por esto pero lo conozco y es tal cual) este lleva la prov. al desastre total,y como ganó no le impota nada, y seguramente va a ganar, si Néstor tiene plata para bancarlo no hay duda, pero Alla, no lo quieren ni ver, por eso digo ¿como ganó?... es un negrito tartamudo pero con el CD de todos los K y la cara de loca de la mujer va ser legisladora? por Dios...estoy indignada.
averiguá sobre Corrientes si podes Mario, gracias.

Carla dijo...

Muy interesante este articulo.
Los gobernantes son payasos de un circo, lamentablemente no saben alegrar a nadie.

mario dijo...

Don Gato, Irma y Carla

Nuestros políticos se parecen mucho a nuestro pueblo.

Por supuesto que en este hermoso país podemos encontrar magníficas personas... pero a la hora de actuar como pueblo, los argentinos dejamos bastante que desear. A la vista está nuestro comportamiento a la hora de votar y, cotidianamente, con nuestra frivolidad.

Por ahí nos engañamos y culpamos de todos nuestros males a nuestra dirigencia política. Pero no. Ellos no descienden de algún plato volador ni vienen de alguna potencia extranjera: salen desde nustra misma sociedad.

Necesitamos una urgente revisión de nuestros valores morales y de nuestra educación. Esto tiene para rato... pero no nos queda otra que tener esperanza y ponerse manos a la obra, desde el lugar en que nos toque vivir.

Saludos cordiales.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina