miércoles, 26 de agosto de 2009

Falopa for everybody

Según informó el Diario Crítica, la Corte Suprema de Justicia declaró la inconstitucionalidad del artículo 14, párrafo 2°, de la ley 23.737 ("La pena será de un mes a dos años de prisión cuando, por su escasa cantidad y demás circunstancias, surgiere inequívocamente que la tenencia es para uso personal"), sobre un caso que involucra a cinco jóvenes que fueron detenidos con cantidades mínimas de marihuana. Lo hicieron en un fallo unánime pero con votos individuales que mostraron hasta qué punto fue difícil llegar a un consenso para la despenalización.

Este fallo, inducido por el poder político kirchnerista, ha sentado un precedente importantísimo del cual aún no podemos determinar sus consecuencias a futuro. Como era de esperarse, ha generado toda una polémica en diversos sectores de la sociedad, la cual se muestra dividida, tanto a favor como en contra.

Quienes están a favor de despenalizar el consumo argumentan, no muy lejanos a la realidad, de que el cannabis es tan o menos nocivo que drogas "legales" como lo son el alcohol y el tabaco. Pero es una triste realidad que muchos adolescentes que se inician con la marihuana, desconocen (o prefieren ignorarlo) que contiene tetra-hydro-cannabinol (THC), un químico altamente adictivo que afecta al cerebro y tiene consecuencias cancerígenas.

En efecto, como sucede con todos los vicios, quien consume marihuana pierde su libertad para elegir entre fumar, o no. Yo le preguntaría a todos los que están a favor de despenalizar el consumo de droga si estarían orgullosos de tener un hijo adicto; quienes hemos conocido de cerca el drama que vive un drogadicto, sabemos que no solo es perjudicial para quien decide entrar en ese infierno sino que termina también afectando a su círculo familiar.

Otro punto negativo es que, en la mayoría de los casos, el célebre porro suele ser una suerte de iniciación en la drogadependencia que luego continúa con otras drogas como la cocaína, el paco (que está matando muchos adolescentes) y psicofármacos.

Quienes defienden la despenalización hablan de que drogarse es una decisión personalísima y que no afecta a nadie. Varios se refugian en el artículo 19 de la Constitución Nacional que establece "las acciones privadas de los hombres que de ningún modo ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados". Pues bien, si es respetable la decisión personal de consumir drogas, hay que revisar cuál sería la repercusión con las personas con las que un fumador de marihuana interactúa cotidianamente. Por ejemplo, teniendo en cuento los efectos narcotizadores de la marihuana, ¿sería apropiado para la ciudadanía que alguien vaya manejando un automóvil mientras fuma un porro?

Hay que tomar como ejemplos los casos de despenalización del consumo personal de drogas ha fracasado en países como es el caso de Holanda; que ha disminuído el límite de dosis permitidas y se está estudiando seriamente volver a penalizar el consumo de drogas.

Quien fue un enfático impulsor de esta disposición judicial es Aníbal Fernández, el incontinente verbal Jefe de Gabinete de Cristina Fernández. Este funcionario llegó a tildar de "trogloditas" a todos los que se oponen a esta medida. Habría que ver hasta qué punto el Estado Nacional lleva adelante políticas de salud para contener a los drogadictos tanto en el plano físico como en el mental. Como botón de muestra sobre la eficacia de los programas de salud del Gobierno de Cristina Elisabet Fernández, podemos citar al prestigioso periódico The New York Times quien dedicó a analizar la situación de la drogadependencia en nuestro país, llegando a afirmar que "Argentina tiene un grave problema con las drogas, ya que tiene uno de los mayores índices de consumo de cocaína per cápita en el mundo y una creciente problemática en torno a las drogas sintéticas, como el éxtasis".

De esta manera, se puede proyectar que con la liberación del consumo personal de estupefacientes se allana notablemente la comercialización, permitiendo que narcotraficantes encuentren un campo más que propicio para embolsar más dólares envenenando a la gente. Si en verdad se quiere combatir el narcotráfico, esta determinación suena contradictoria porque alienta a los negocios sucios. En este caso particular, será inevitable un aumento en la demanda de marihuana.

Personalmente, creo que nuestros dirigentes políticos no tienen demasiado interés en luchar contra las drodas debido a que los mayores narcotraficantes están muchas veces ligados a los poderes políticos mediante generosos "aportes" para las campañas proselitistas. Además, es vox populi que en toda ciudad de nuestro país hay ciertas zonas liberadas para la venta de drogas, lugares en donde la policía no solo que no interfiere sino que hasta protege a los narcotraficantes.

Lo más grave de este tema es que en la República Argentina no hay un buen nivel de educación, que nuestros niños y adolescentes reciben en sus ámbitos familiares como escolares. Sin un buen nivel de educación no hay libertad, sin libertad no se puede hablar de una decisión sensata y responsable.

12 comentarios:

Irma dijo...

Por desgracia está en todos los barrios de Cap también, hace 2 días vi como una chica de unos 30 años compraba a un chico de unos 22 a 25 años a las 9 y 30 de la mañana, como si comprara verdura, para mi fue la primera vez que lo vi tan de cerca,que me impresionó mal , si los chicos con pegamentos y la poli en la misma esquina, osea que hace mucho que está despenalizada la tenencia????, esto es lo que más quiere nustros gobernantes gente idiotizada para que no piensen, y ellos puedan manejarlos, yo ese cuadro que vi no me lo puedo sacar de la cabeza, por qué eran personas de clase media y si te descuidas de media alta, ¿como se llegará a eso?, a mi me escandaliza por que no tengo a nadie de mi entorno que le pase estas cosas.
Y espero que nunca me toque de cerca, nadie está libre de que los jovenes no vayan por el camino que uno les indican.

Anónimo dijo...

Despenalización de consumo de drogas deja en abandono a adictos, advierten sacerdotes

Los miembros del Equipo de Sacerdotes para las Villas de Emergencia de la Arquidiócesis de Buenos Aires, expresaron su preocupación por el fallo emitido ayer por la Corte Suprema de Justicia, que dejó libres a cinco personas que consumían marihuana por considerar que su consumo en el ámbito privado está protegido por la Constitución Nacional.

Los sacerdotes publicaron un comunicado en el que reconocen la "buena intención de los que buscan no criminalizar al adicto", pero advierten que en el caso de las familias más vulnerables, la despenalización implica "dejar abandonado al adicto, no hacerse cargo de su derecho a la salud".

"La dinámica misma de la adicción, lleva muchas veces a hacer cualquier cosa para satisfacer el deseo de consumo. El próximo encuentro entre el Estado y el adicto ya no será en la enfermedad, sino en el delito que a veces nace de ella", advirtieron.

Los sacerdotes explicaron que "el Evangelio de Jesús nos invita a pararnos en las periferias geográficas y existenciales y desde allí mirar. Nos invita a entrar en comunión con los más pobres, y desde los pobres llegar a todos. Este camino desde los pobres a todos nos parece un programa más que valido a la hora de trazar políticas de Estado, a la hora de legislar y a la hora de juzgar".

"Muchos de los niños, adolescentes y jóvenes de nuestros barrios no viven sino que sobreviven y muchas veces la oferta de la droga les llega antes que un ambiente dichoso y sano para jugar, llega antes que la escuela, o llega antes que un lugar para aprender un oficio y poder tener un trabajo digno. Se acortan así las posibilidades de darle un sentido positivo a la vida", señalaron.

"Nos preguntamos: ¿cómo decodifican los chicos de nuestros barrios la afirmación de que es legal la tenencia y el consumo personal? Nos parece que al no haber una política de educación y prevención de adicciones intensa, reiterativa y operativa se aumenta la posibilidad de inducir al consumo de sustancias que dañan el organismo", indicaron.

Asimismo, sostuvieron que "la experiencia de acompañar a jóvenes en el camino de recuperación y reinserción social nos ha permitido escuchar el testimonio de muchos que han empezado consumiendo pequeña cantidad de marihuana y de pronto se encontraron consumiendo drogas más dañinas aun como el paco. La vida se les volvió ingobernable. Por eso desde nuestro punto de vista las drogas no dan libertad sino que esclavizan. La despenalización a nuestro parecer influiría en el imaginario social instalando la idea de que las drogas no hacen tanto daño".

"Pedimos a la Virgen de Luján, Madre del Pueblo, que cuide y proteja a sus hijos que padecen el flagelo de la droga, de fuerzas a sus familias y luz a nuestra sociedad para generar vínculos de promoción y solidaridad", concluyeron.

(http://www.aciprensa.com/noticia.php?n=26587)

Irma dijo...

muy bueno tu nota Anónimo, pero eso lo tienen que leer los que quieren ser candidatos a presidentes, gobernadores y demás, pero si no se meten en el barro????.... o se meten para ganar y luego olvidan todo, vijan por los aires ni siquiera en auto....??? que se hace?

mario dijo...

Irma

Me parece desafortunada esta decisión judicial en el sentido de que, más allá de que ésto ya fracasó en otros países, nuestros niños y adolescentes no tienen una educación adecuada como para discernir sobre las consecuencias que tiene la decisión de entrar en el mundo de las drogas.

Lo cierto es que estos gobernantes no les importa tener a un pueblo educado.

Saludos.

Pablo de Córdoba dijo...

Consecuencias de otra droga ya más "naturalizada"



04-09-2009 | Clarín | Sociedad
TENDENCIA PELIGROSA
La noche bonaerense: terminaron en el hospital 270 jóvenes alcoholizados

Fue durante el último fin de semana y son datos oficiales. El relevamiento se realizó sólo en seis hospitales del conurbano. Y la cifra representa el 12 por ciento de los casos atendidos por guardia.


Los fines de semana se transformaron en un espacio peligroso en la Provincia por el exceso de alcohol y drogas entre los jóvenes: el viernes, sábado y domingo pasado en sólo 6 hospitales bonaerenses atendieron a 270 jóvenes intoxicados, según datos del Ministerio de Salud.

Representan el 12% del total de atenciones en las guardias de esos centros de salud (2.130). Otros datos resultan más preocupantes: el 62% de esos pacientes tiene menos de 25 años (el resto, menos de 30) y un tercio había salido de un boliche.

Otras derivaciones del descontrol nocturno también se reflejan en las emergencias hospitalarias: el 43% resultó herido en peleas callejeras. Y el 22% tuvo un accidente de tránsito por conducir intoxicado. Según estadísticas oficiales: en Buenos Aires pierden la vida 1.250 jóvenes por año por conducir alcoholizados.

El relevamiento se hizo en tres centros de salud de La Plata y en hospitales de Morón, Tigre y Moreno. Es decir, es una muestra parcial que no incorpora los datos de otros 71 hospitales provinciales y más de 130 nacionales y municipales de Buenos Aires.

"Cada vez ingresan más chicos de 14, 15 y 16 años. Los cuadros tienen el mismo patrón: consumen todo tipo de bebidas y muchos terminan en coma. Este fin de semana tuvimos 16 casos y resultó algo menor que el fin de semana anterior porque a fin de mes baja el movimiento en la noche", dijo a Clarín el médico Alberto Maseira, del Hospital "Güemes" de Haedo, en el oeste del conurbano. El profesional aseguró que "la adicción no tiene clases. Llegan pibes en 4x4, junto con adolescentes de asentamientos de la zona".

El ministro de Salud provincial, Claudio Zin, presentó el resultado de la encuesta para sostener la iniciativa del gobierno que pretende controlar la actividad nocturna. Daniel Scioli anunció anteayer que presentará una ley para limitar el horario de acceso y de cierre de los boliches, lo que ya generó controversia.

El tratamiento médico para superar las secuelas del abuso en la ingesta de bebidas requiere un mínimo de cinco horas. Pero también se registran episodios de "coma alcóholico" que demandan uno o dos días de internación. "Si no hacemos un seguimiento, estos chicos vuelven el fin de semana siguiente", explicó Alejandra Fontao, directora ejecutiva del hospital "Magdalena V. Martínez" de Tigre. "Hemos antendido adolescentes embarazadas por intoxicación", aseguró la médica a Clarín. "Este fenómeno tiene otras consecuencias: la ingesta excesiva y la mezcla con psicofármacos aumenta la violencia y los desbordes de los chicos", aclaró Fontao.

Hace cinco días, las cámaras de video de la Municipalidad platense filmaron una "guerra" callejera en pleno centro, casi al mediodía. Los involucrados salían de un after hour.
Pero las noches violentas ya provocaron muertes, y hubo al menos tres víctimas fatales en el último mes en territorio provincial. Dos adolescentes murieron en Junín, luego de peleas callejeras a la salida de locales nocturnos. Y hace tres semanas Juan Maldonado (24) murió en la puerta de Alcatraz, una boite de Berisso, cuando un grupo de "patovicas" comenzó a disparar con armas en una pelea a la madrugada.
Continúa

Pablo de Córdoba dijo...

De la euforia al coma alcohólico
"Lo primero que ocurre con el alcohol es la deshinibición y la euforia, que es en realidad lo que buscan los chicos. Es reír por cualquier cosa, hablar sin parar, tener excitación psicomotriz. En esta etapa hay alteración de los reflejos", explica Flavia Vidal, coordinadora del Centro de Emergencia de Toxicología del Hospital Italiano. "Luego se produce una depresión del sistema nervioso. Aumentan los retardos en las respuestas, hay somnolencia, se ve doble, se pierde el equilibrio, se traba la lengua, se siente frío, taquicardia, baja el azúcar y la sensibilidad, la sangre se pone ácida, se achican las pupilas. Luego viene el coma alcohólico y el riesgo de paro respiratorio". Vidal distingue entre sexos: "Ellas tienen menos masa muscular y menos tejido adiposo. Toman con el estómago vacío y mezclan con bebidas con azúcar. No tienen una enzima y les hace absorber el alcohol al 100%".

mario dijo...

Hola Pablo

Coincido con vos respecto de los efectos nocoivos del alcohol en la salud, como así también cómo el alcoholismo está instalado en miles y miles de adolescentes y jóvenes argentinos. En especial en los fines de semana, son lamentables los estragos que hacen nuestros jóvenes que abusan del alcohol (y de sus vidas).

Ahora bien, que el alcohol sea una droga "legal" no me parece que justifica la eventual legalización de la marihuana. No son pocos los que se escudan en la "permisividad" hacia el alcohol y el tabaco para clamar por la liberalización del consumo de otras drogas. Eso sería como nivelar para abajo.

Así como estoy en contra de esta medida del poder judicial (presionado indudablemente por el poder político), estoy a favor de mayores restricciones en el consumo de alcohol en espacios públicos por el bien de todos. Claro que la prohibición en si misma nunca será constructiva sino se acompaña con la educación impartida desde los hogares y las escuelas.

Los vicios nos quitan libertad, cualquiera sea.

Saludos.

Mana dijo...

No nos quieren en nuesto sano juicio, no les conviene que veamos la realidad. Nos pretenden drogados. Que mejor manera que esa para seguir haciendo lo que invariablemente se hace en la argentina: burlarse de nosotros...
Lamentablemente, nosotros los jovenes, quienes teoricamente necesitamos impulsarnos hacia el futuro con conocimiento, conciencia, prudencia y honestidad somos los que estamos cayendo en la trampa. Esto no se trata de libertad ni de derecho a la privacidad, sino que es una mera cuestion politica que, obviando los beneficios economicos que le conlleva a ciertas personas, busca la ignorancia y la dependencia..que mas da si nos tienen entretenidos con un faso, un partido de futbol o una gripe porcina, mientras que en su transversalidad solo hay de las peores intenciones- acciones que estamos omitiendo y/o aceptando inconscientemente.. A donde mas que aca puede verse la asbsoluta ausencia de libertad?????

adri dijo...

me parecio buenisimo el articulo y no estoy de acuerdo con la despenalizacion...
creo q antes de toomar una decision precipitada tendrian q haber hablado con la gente q vive a diario con el paco y el resto de las drogas...nunk se miden las consecuencias...
siempre se busca q seamos mas ignorantes...es lo q provoca la droga...

mario dijo...

Mana y Adri

Convengamos que la droga ya está despenalizada en las villas de todas las ciudades de la Argentina (como en muchísimas otras ciudades de Letinoamérica). Acá en Argentina, los narcotraficantes han anidados en los asentamientos marginales, en donde han creado ejércitos de esclavos con niños y adolescentes que no solo se han convertido en adictos sino que son, lamentablemente, un peligro para la sociedad porque salen a delinquir para poder obtener más droga.

Al despenalizar la droga, ya casi no quedan barreras para seguir envenenando a nuestras nuevas generaciones.

Saludos y gracias por comentar.

Anónimo dijo...

Quieren evitar a los turistas compradores

Holanda pretende acotar su límite en venta de drogas

Holanda quiere combatir las desviaciones de su política de tolerancia con las drogas suaves limitando a una clientela local la venta de cannabis, tolerada en los conocidos "coffee shops", mientras que las comunas de la frontera belga lo prohibirán esta semana.

"Los coffee shops, en donde la venta de hachís y de marihuana es tolerada deben convertirse en locales más chicos y exclusivamente orientados hacia el consumidor local", anunció el gobierno. Un proyecto de ley será presentado al Parlamento antes de fin de año.

Esto hará "más difícil" la venta de cannabis a los millones de turistas que vienen cada año a comprar drogas a Holanda, en especial desde las regiones fronterizas y de Amsterdam, explicó el Ministerio de Justicia.

La región de Maastricht (sureste) prevé lanzar una experiencia piloto reservando el acceso a 30 locales en donde se venden drogas suaves únicamente a los que tengan una tarjeta de miembros. Estos podrán comprar hasta tres gramos de cannabis y deberán pagar con una tarjeta de crédito holandesa.

La posesión y el consumo de cinco gramos de cannabis, vendidos en los "coffee shops" que tienen una licencia municipal para ello, no constituyen un delito en este país desde 1976.

Sin embargo, esta "política de tolerancia" hacia las drogas suaves se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para las autoridades. El cultivo y la venta al por mayor de cannabis, prohibidos pero necesarios para proveer a los "coffee shops", están controlados por grupos criminales y darían beneficios por casi u$s 3 mil millones, según la policía.

Excedidos por las molestias que causan los 25 mil turistas de la droga, en especial belgas y franceses que cada semana viajan a Bergen-op-Zoom y Roosendaal (ambos en el sur), los alcaldes de estas dos ciudades fronterizas ordenaron a sus ocho "coffee shops" en octubre de 2008 no vender más cannabis.

Esta controvertida medida sin precedentes en Holanda provocó un encendido debate sobre las desviaciones del modelo de tolerancia.

Los alcaldes explicaron que había que poner fin al vaivén incesante de vehículos extranjeros, a los agrupamientos de centenares de jóvenes delante de los "coffee shops" los fines de semana y a la actividad de revendedores que ofrecen drogas en la calle de forma ilegal.

Los dueños de los "coffee shops", que fueron autorizados a transformar sus locales en bares, pidieron al juez que suspendiera la orden de los alcaldes.

(http://www.ambito.com/noticia.asp?id=481898)

Anónimo dijo...

Inseguridad

Stornelli:"Se mata con droga, se mata por droga"

El ministro de Seguridad de Scioli habló del cóctel menores-droga-delincuencia. Hace poco más de un año le decía lo mismo al diario Perfil (y nada ha cambiado)

El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, aseguró anoche que en el marco de la delincuencia actual "se mata con droga, se mata por droga" y pidió debatir la imputabilidad de los menores de edad.

"Ahora en la mayoría de los casos de delincuencia se mata con droga, se mata por droga", dijo Stornelli, quien subrayó la violencia de los asaltos a manos armado del último tiempo, como el que sufrió el ex futbolística Fernando Cáceres.

En este sentido, se pronunció porque se dé "el debate propuesto por el gobernador (bonaerense Daniel) Scioli sobre la imputabilidad de los menores". "Nuestro código tiene casi cien años y los menores de hace 80 años no tenían la misma información y los mismos recursos que los de ahora", sostuvo el ministro.

Finalmente, consideró como "un tema postergado" la discusión de todo lo referente a la minoridad y la delincuencia en la Argentina. Tras la agresión a Cáceres, dos adolescente de 15 años fueron detenidos e involucradas en el ataque en la localidad bonaerense de Ciudadela.

Fuente: DYN

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina