sábado, 8 de agosto de 2009

Cuatro décadas de una fotografía inmortal


The Beatles es todo un ícono de la historia de la música popular. A fuerza de grandes canciones, una arriesgada actitud innovadora y, por qué no decirlo también, una imagen cuidada, los también llamados Fab Four dejaron una profunda huella en la cultura del Siglo XX.

Para comienzos de 1969, las relaciones personales entre los cuatro genios de Liverpool estaban muy desgastadas por lo que se veía venir la separación de esa mítica banda. Paul Mc Cartney, acaso el verdadero líder de The Beatles, motivó a sus compañeros a hacer un nuevo disco para intentar recrear la química de los primeros tiempos. Paul tuvo la idea de filmar todo el proceso de composición de la banda para elaborar un documental; en principio, ese disco se iba a llamar Get Back pero, finalmente, se llamó Let it be.

La banda no quedó muy contenta con el resultado final de Let it be y decidieron grabar un nuevo disco en abril de ese año. Cada beatle aportó nuevas canciones que fueron puestas consideración de Lennon, Mc Cartney y George Martin, productor de la banda, para poder seleccionar las que conformarían el nuevo trabajo.

Finalmente, quedaron 17 canciones que dieron forma a uno de los mejores trabajos de The Beatles. Entre las composiciones de Lennon se destacan "Come together", "Because" y "I want you (she's so heavy)". Mc Cartney aportó las geniales "Golden slumbers", "Oh! darling" y "The End". Harrison entregó las exquisitas "Something" (la canción favorita de Lennon) y "Here comes the sun". Mientras que Starr creó "Octopus' Garden".

Mientras ultimaban detalles de este gran trabajo, The Beatles buscaban un título para ese disco. En principio, se habría barajado llamarlo Everest, nombre tomado de la marca de cigarrillos que fumaba Geoff Emerick; inclusive se llegó a considerar la idea de llegarse hasta el Himalaya para hacer las fotos de la portada del álbum. Pero, cambiaron de idea, y decidieron llamar al álbum con el nombre de la calle en donde se ubicaba el estudio de grabación en donde trabajaban: Abbey Road.

Poco antes del mediodía del 08 de agosto de 1969, The Beatles se tomaron diez minutos para una sesión simple de fotografía para la portada del álbum que fue dirigida por el fotógrafo Ian McMillan.

Las fotos que se tomaron fueron tan solo seis en donde cada uno de los Beatles sale tal como iban vestidos para trabajar en sus canciones. Aquel día, Mc Cartney estaba calzado con sandalias como se vé en algunas tomas, aunque en la que fue seleccionada aparece descalzo.

El Volkswagen Beetle que aparece atrás de los Beatles era propiedad de un vecino y tiene su historia: poco después de que Abbey Road se publicara, su chapa patente fue robada. En 1986, fue vendido en una subasta y está actualmente en exhibición en el Museo Volkswagen en la Ciudad de Wolfsburgo, Alemania.

Es una foto simple pero que se transformó en todo un ícono popular, al punto de que esa foto fue imitada en infinidad de oportunidades por otros artistas y, actualmente, es uno de los principales atractivos turísticos de la Ciudad de Londres adonde miles de fanáticos intentan recrear aquella mítica fotografía.

Paul is dead?

Esta foto también abonó la delirante teoría de que Paul Mc Cartney habría muerto en Noviebre 1966 y que, para que su muerte no arruinara el éxito de la banda, habrían dispuesto su reemplazo por otra persona que tuviera un gran parecido físico.

Según la esta leyenda, el elegido resultó ser William Campbell, un joven que tocaba solamente la guitarra y, a diferencia de Paul, era diestro. Después de un entrenamiento, Campbell estaba listo para simular ser Mc Cartney... pero el engaño habría salido a la luz por la peculiar interpretación de varias de sus canciones y, también, la portada de Abbey Road.

En la portada mítica de ese álbum, Paul sale con los ojos cerrados que simbolizaría que está muerto; aparece descalzo y con el paso cambiado, dando a entender que no es Beatle; otro detalle es la chapa patente del Volkswagen Beetle que aparece atrás de los cuatro: 28IF, que traducido sería "28si", es decir, que Mc Cartney tendría 28 años de edad en ese momento si no habría fallecido.

Los detalles que hablaría de supuestos mensaje subliminales que The Beatles hablaban de la muerte de Paul son varios más. Personalmente, no creo en ellos pero me pareció interesante agregarlo a este post como una nota de color.


The Beatles - Something

2 comentarios:

RAUL MORENO dijo...

Para mi los Beatles revolucionaron la historia de la musica, nadie puede opinar de musica si antes no escucho su producción completa. Pero este disco en especial es uno de sus tres mejores!

mario dijo...

Totalmente de acuerdo con vos, Pato...

Saludos

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina