jueves, 9 de julio de 2009

¿Todo sigue igual de bien?

Finalmente, la Presidente Cristina Elisabet Fernández dio algunas señales de haber recibido el impacto de la derrota electoral el pasado 28 de junio cuando, a pocos días de heber afirmado todo lo contrario con gran soberbia, dispuso algunos cambios en su gabinete.

Casi en silencio, salieron del Gobierno Nacional Sergio Massa, Carlos Fernández y Carlos Cheppi, Jefe de Gabinete, Ministro de Economía y Secretario de Agricultura, respectivamente.

Por otro lado, fueron simples reacomodamientos entre los funcionarios kirchneristas. El más beneficiado fue el incontinente verbal Aníbal Fernández que abandonó con pena y sin gloria el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos para pasar a ser el Jefe de Gabinete, Amado Boudou dejó de estar al frente de la A.N.Se.S. para ser el nuevo titular de Hacienda, Julio Alak dejó Aerolíneas Argentinas y fue designado al frente de la cartera de Justicia, Jorge Coscia fue nombrado como nuevo Secretario de Cultura y Diego Bossio pasó de ser titular del Banco Hipotecario a ser el responsable máximo de la A.N.Se.S. Mariano Recalde, hombre de Hugo Moyano, quedó al frente de Aerolíneas Argentinas.

Si repasamos los "nuevos" funcionarios de la Presidente, las expectativas de cambio quedarán prácticamente truncas:

→ Aníbal Domingo Fernández: sin duda, el que más resistencia genera en propios extraños dado su oscuro y extenso pasado en la función pública como su repugnante verborragia. Para todos los opositores tiene alguna definición agresiva pero nunca dio respuesta alguna sobre la escalada de inseguridad que se vive en la Argentina como tampoco alguna explicación de su escandalosa Intendencia de Quilmes cuando, de la mano de Carlos Menem. Llegó a ser el jefe comunal de ese distrito en 1991 y su gestión resultó ser todo un descalabro financiero y antro de corrupción; estuvo prófugo de la Justicia durante unos días en octubre de 1994 cuando se lo buscaba por denuncia de "falsedad ideológica" y "mal desempeño de funciones". Durante su gestión al frente del Ministerio de Justicia, abogó sutilmente por la despenalización total del consumo de drogas en sintonía con las acusaciones sobre presuntos vínculos con narcotraficantes cuando Eduardo Duhalde estaba al frente de la Gobernación de Buenos Aires.

→ Amado Boudou: este economista, antes de ser obsecuente kirchnerista, era simpatizante de la U.Ce.De., aquel partido que fundara Álvaro Alsogaray y que después fuera absorvido por el menemismo; es decir, en su juventud como alumno universitario Boudou era afín a las ideas de liberalismo económico y hoy se muestra como partidario de las políticas estatizadoras de los Kirchner. Después de fracasar en la actividad privada, empezó a militar en política en donde su suerte, evidentemente, fue mejor. Fue uno de los ejecutores del polémico proyecto de estatizar todos los fondos que estaban bajo la administración de las AFJP y estuvo al frente de la Administradora Nacional de Seguridad Nacional. Sin haber rendido cuenta alguna de lo que ha estado haciendo con los fondos de los jubilados argentinos, Boudou desembarcó en el Ministerio de Economía aceptando como condición la continuidad del polémico Guillermo Moreno; Mario Das Neves, Gobernador de Chubut, lo sentenció sin contemplaciones cuando dijo de él: "es una persona de dudosa idoneidad y de una gran prepotencia. Utiliza una forma de conducir que tiene que ver con los aprietes. Es un prepotente con una palanca muy grande".

→ Julio César Alak: amigo personal de la famlia de Cristina Fernández, este abogado y docente integró la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) durante los primeros años de la democracia y se afilió al justicialismo en 1984. Como tantísimos otros, antes de ser acérrimo kirchnerista, fue menemista y duhaldista, lo que le valió haber sido Intendente de la Ciudad de La Plata por cuatro periodos consecutivos. Aunque su extenso paso al frente de la comunca platense no fue bueno ya que Alak enfrenta seis denuncias judiciales por administración fraudulenta, peculado (hurto de fondos públicos cometido por aquel a quien está confiada su administración), estafa, robo de material público y por pagar sueldos con fondos municipales a personas que no trabajan en dicho municipio. En julio de 2008, cuando el Estado Nacional decidió estatizar Aerolíneas Argentinas, Alak fue nombrado gerente general de esa empresa tremendamente deficitaria. Se presentó en su nuevo cargo diciendo que "somos leales soldados de la causa de Néstor y Cristina".

→ Jorge Coscia: de 56 años de edad, se autodefinido como "peronista de izquierda" y jura haber participado en el célebre "cordobazo", la movilización social que encabezaron estudiantes en el año 1969; antes de llegar al gabinete de la Presidente, estuvo a cargo del Instituto Nacional de Cine (INCAA) en donde la Justicia lo investiga por malversación de fondos. Como cineasta, dirigió algunos cortometrajes y películas sin mayor trascendencia. Fue elegido Diputado Nacional por la Ciudad de Buenos Aires en 2005 y tuvo una activa participación desde el oficialismo en el conflicto contra el campo del año pasado. Como otros tantos que despotrican contra la "derecha" y la "oligarquía", después de asumir en la función pública, Coscia pasó a tener un coqueta casa en Colegiales, un campo en Pinamar y tres automóviles. Recién puesto en funciones, infló el pecho y dijo a los periodistas presentes que "no se le puede reprochar haber tenido sectarismo alguno" (¿?).

→ Diego Bossio: hombre de confianza de Celso Jaque, Gobernador de Mendoza, este joven economista fue designado al frente de la A.N.Se.S.; según informa el Diario La Nación, este ex Director del Banco Hipotecario asume el nuevo cargo cuando Valeria Loira, su esposa, es una de las principales síndicos de la Sindicatura General de la Nación, organismo que debe fiscalizar el accionar de la ANSeS.

→ Mariano Recalde: mientras el millonario titular de la Confederación General del Trabajo brilló por su ausencia en el acto de asunción de los "nuevos" ministros, se conoció la noticia que Aerolíneas Argentinas quedará bajo su órbita con la designación de Mariano Recalde, joven abogado y hombre ligado al camionero. Moyano está coqueteando con Eduardo Duhalde quien, desde las sombras, está trabajando arduamente para desbancar al kirchnerismo del control de Partido Justicialista y es por eso que los Kirchner redoblan sus esfuerzos para mantener a este corrupto dirigente en el oficialismo.

Leyendo estos movimientos de funcionarios, no se advierte ningún mensaje de que la Sra. Presidente quiere reformular su manera de hacer política. Resiten aún Julio De Vido, el corrupto Ministro de Planificación Federal, y Guillermo "Patota" Moreno, Subsecretario de Comercio Interior y verdadero "ministro" de economía.


Cristina Fernández, cada vez más arrogante y desafiante

En Tucumán, la primera mandataria habló de "la necesidad de seguir dialogando" y "no porque hasta ahora no lo hayamos hecho"... demostrando nuevamente su alarmante falta de autocrítica porque sabido es que tanto Cristina Fernández como Néstor Kirchner solo tienen oídos para los que piensan como ellos. Fernández cerró su discurso anunciando que "el que tenga otra idea va a ser escuchado". Como sucede en cada aparición pública, la Presidente no solo hace gala de su arrogancia, sino que hasta se muestra desafiante y agresiva para con todo aquello que se le oponga.

Basándose en unos enredados cálculos matemáticos para interpretar que el resultado de los comicios le había sido favorable al oficialismo, la Presidente llamó hoy al "diálogo" a todos los sectores en el acto por el Día de la Independencia celebrado en la Ciudad de San Miguel del Tucumán. Varios medios se han hecho eco de este llamado como si se tratara de la tan esperada apertura del gobierno kirchnerista... pero si uno repasa en detalle las declaraciones vertidas desde la misma Presidente y sus colaboradores, no se vislumbran señales de cambios básicos.

Es penoso para la Argentina toda que la Presidente Cristina Fernández sigue sin asumir que el pasado 28 de junio la ciudadanía argentina reprobó masivamente su gestión, que ni la desesperada maniobra de su marido con las candidaturas "testimoniales" salvó la debacle oficialista.

En esas nuevas designaciones solo se observan "premios y castigos" según la obsecuencia a Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Salvo Mariano Recalde, todos los demás hombres que han sido designados son alfiles dóciles a los dictámenes de Néstor Carlos Kirchner. Nada más. Nada Menos. Qué pena por este país.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Asuntos de familia
Por Horacio Verbitsky

La oposición destacó que el nuevo director de la Anses, Diego Bossio, está casado con Valeria Loira, quien es adjunta de la Sindicatura General de la Nación. Durante el anterior gobierno ese cargo fue ocupado por Alessandra Minichelli, la esposa de Julio De Vido. En aquel momento, el gobierno explicó que Minichelli no intervendría en ningún caso que involucrara al ministerio de su marido. El sub30 es menos cuidadoso de las formas. “Ella sabe cómo controlarme y lo hará muy bien”, dijo Bossio, nacido en Tandil, como otro joven famoso por su velocidad de manos y de piernas, Juan Manuel Del Potro. Su desconocimiento de ciertas reglas básicas sobre la relación entre lo público y lo privado ya le trajo complicaciones como subsecretario de la Gestión Pública en la Gobernación de Mendoza con Celso Jaque, cuando se supo, según el diario de Tandil El Eco, que había contratado la impresión de la revista Mendoza Cultural con el taller de su papá, que también sabe cómo controlarlo. Su relación con el gobernador mendocino se inició como jefe de asesores de Jaque en el Senado. Cuando el cuerpo trató el pliego de Carmen Argibay, Jaque se retiró, en desacuerdo con la posición de la jueza sobre el aborto. Bossio integra la Fundación Contemporánea, que Jaque financió con subsidios. Su documento liminar atribuye los problemas de gobernabilidad a que la Argentina no ha logrado el equilibrio entre sus dos grandes “espíritus nacionales”, el “hispánico, latino, católico, aislacionista” y “el liberal, racionalista, librecambista” y creen que sólo Menem, en su primer mandato estuvo cerca de lograrlo. Hacia el Bicentenario, opinan que “la religión es la gran liberadora e integradora de la persona humana”, ya que “provee la armonía entre cuerpo y alma, razón y corazón”. También inspira a la política, “un arte arquitectónico” orientado al bien común. Sus integrantes son jóvenes egresados en Ciencias Políticas, Administración de Empresas y Derecho de la Universidad Católica y de la Universidad Austral. Bossio es la excepción: se graduó como economista en la Universidad Nacional de Buenos Aires, aunque tiene un postgrado en la de San Andrés. Algunos Contemporáneos integran la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas y/o se especializaron en Estados Unidos. Se definen como adscriptos al humanismo cristiano y se relacionan con la Fundación Adenauer, de la Democracia Cristiana alemana, y con la Comunidad Latinoamericana de Jóvenes Humanistas (CLAJH), parte de la internacional democristiana. Junto con la Fundación Adenauer han organizado un encuentro en Malargüe sobre “La Nueva Generación del Humanismo Cristiano”, en la que además de Jaque participaron Gabriela Michetti y el obispo de San Rafael, Eduardo Taussig, el último discípulo del pensador integrista Carlos Sacheri. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sus relaciones políticas no son con el kirchnerismo, sino con el Pro: varios de los miembros de la Fundación Contemporánea también han formado parte del Grupo Sophia, creado por el actual jefe de gabinete de ministros porteño, Horacito Rodríguez Larreta.

(http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/128109-41125-2009-07-12.html)

Pablo de Córdoba dijo...

En relación a Aníbal Fernández, lo que me animo a opinar de los últimos tiempos respecto de lo que no me gustaría para nada es cometer el error de los holandeses, u otros, de relajarse ante las drogas. No puedo decir que sea incoherente o no, tendría que ver bien lo que opinó, pero no me gustaría que se afloje en la lucha contra el flagelo de la droga (incluyendo al alcohol, que mata muchísimo más que las drogas que se aspiran, inyectan, o fuman)

Saludos desde Córdoba!

mario dijo...

Hola Pablo

Teniendo en cuenta la trayectoria política del bueno de Aníbal Fernández, tanto en su escandalosa intendencia en Quilmes como sus años en que participó en el menemismo y el duhaldismo, las esperanzas se desvanecen rápidamente. Y ni hablar de su actuación como Ministro de Justicia, desde donde presionó a jueces para que se relaje la persecusión contra el narcotráfico.

Respecto a que si el alcohol es más dañino que "otras cosas" que uno se pueda inyectar, aspirar o fumar, me parece que es una apreciación sin mucho sustento.

Puedo decirte que tomar un caso de vino en el almuerzo o tomar UNA cerveza con amigos es inofensivo. Distinto es cuando uno se abusa en el consumo del alcohol, en donde busca las borracheras como una recurrente evasión de la realidad y, más en el caso de los adolescentes, como una forma desesperada de llamar la atención. Recién ahí es cuando uno puede estar matándose con el alcohol y, eventualmente, hasta se puede convertirse en un enemigo público.

Si uno aspira una pequeña dosis de cocaína o paco, los efectos en la propia salud son muchísimo más nocivos que los de un vaso de vino o cerveza, por citar las bebidas alcohólicas más populares. Fumar un porro tal vez no sea tan nocivo como una las otras drogas, pero produce efectos alucinógenos.

Respecto al alcohol y las drogas, considero que es más un problema de contención afectiva y medidas preventivas que de prohibiciones.

De nada sirva que prohibamos y prohibamos si eso no es acompañado con una serie de medidas que ayuden a fortalecer a la familia como célula básica de cualquier sociedad. Vemos como muchas familias se van enfermando hasta resquebrajarse, dejando muy vulnerables a sus integrantes. Una persona que se droga o que abusa del alcohol está denunciando tremendas carencias afectivas.

Por otro lado, el Estado Nacional y los demás estados provinciales deben sincerarse y combaatir sinceramente al narcotráfico. En cualquier ciudad del país hay lugares en donde se consigue droga fácilmente con la complicidad de autoridades locales. En cuantos boliches, los empresarios no se hacen cargo de darle alcohol a los adolescentes y jóvenes hasta que pierdan la razón; obvio que no deben ser niñeros pero deben tener un mínimo de responsabilidad social.

Es un tema bien complejo que no se soluciona con simples prohibiciones.

Saludos desde San Juan.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina