viernes, 10 de julio de 2009

Hugo Moyano S.A.

Luego de consumada la dura derrota en las elecciones legislativas pasadas, el primero que se movió rápido para salvar la ropa fue Hugo Antonio Moyano, titular de la Confederación General del Trabajo y Vicepresidente ¡Primero! del Partido Justicialista.

Rápido de reflejos, Moyano evitó mostrarse junto a Néstor Kirchner y Cristina Fernández desde las últimas horas de aquel 28 de junio hasta estos días. Su ausencia se hizo notar en la asunción de los "nuevos" ministros de la Presidente Fernández, lo que no es un detalle menor como así tampoco sus públicas declaraciones a favor de una participación del ex Presidente Duhalde en el rearmado del Partido Justicialista que preocupó al kirchnerismo.

Retener a Moyano en su espacio político es considerado fundamental por Kirchner y es por eso que, debido a que su poder se está debilitando cada vez más, cede a las presiones de este corrupto dirigente y cede espacios de poder. Así, Moyano logró ubicar a Héctor Recalde como quinto candidato en la lista de candidatos a diputados nacionales por Buenos Aires que propuso el Frente para la Victoria, aunque no logró entrar.

En estos días, logró torcerle el brazo al recientemente designado Ministro de Salud Juan Luis Manzur, quien había despedido de la titularidad del Administración de Programas Especiales (A.P.E.) a un hombre de estrecha confianza de Moyano para nombrar a Mario Koltan. La A.P.E. es un organismo dependiente del Ministerio de Salud que se ocupa de distribuir recursos entre las obras sociales para la atención de enfermedades complejas y tratamientos costosos. Los fondos se obtienen de un porcentaje de la recaudación de los aportes de los afiliados. De esos aportes, entre el 10% y el 15% (si la remuneración del empleado es inferior o superior a $ 2.400 brutos, respectivamente) pasa a integrar el denominado Fondo de Redistribución Solidario, que administra la APE; según estimaciones de varios gremios, la A.P.E. administra un fondo de unos 3.000 millones de pesos anuales. Dos días después de que Koltan fuera designado como gerente general de la A.P.E. fue removido de su cargo por presiones del "camionero" quien puso en el grito en cielo a los Kirchner y exigió que ese organismo querdara nuevamente bajo su control.

Como todos sabemos, renunció Ricardo Jaime a la Secretaría de Transporte en vuelto en denuncias penales por su corrupta administración y asumió en su reemplazo Juan Pablo Shiavi. Ante el nuevo funcionario, Hugo Moyano le marcó su territorio cuando le exigió la urgente intervención en la paritaria de los camioneros por el pago de una deuda unos $ 500 millones que el Gobierno Nacional con los transportistas. Según informa el Diario Crítica, la convocatoria de ayer de Schiavi tuvo como objetivo debatir la forma en que el Gobierno saldará la deuda que tiene con los transportistas por el Régimen de Fomento para la Profesionalización del Transporte (REFOP). El mecanismo contempla la devolución de aportes patronales y sólo rige para los empleadores que cuenten en su nómina con choferes afiliados al sindicato de camioneros. El pago del REFOP es la prenda de cambio de todas las paritarias de Moyano. El sindicato arrancó la negociación con un pedido de aumento del 25% y los empresarios contestaron con que la crisis les impedirá asumir cualquier suba salarial.

Por otro lado, Moyano extendió sus tentáculos hasta Aerolíneas Argentinas cuando logró que Mariano Recalde, hijo de su abogado que fuera candidato a legislador, fue designado de esa empresa ahora estatal. El joven Recalde, sin experiencia previa en administración, recaló en Aerolíneas que ostenta un tremendo déficit diario de $6,6 millones que es pagado por todos los argentinos y es cuestionado por todo el arco opositor.

Por si ésto fuera poco, Moyano logró fortalecer su poder en el seno de la C.G.T. Algunos gremialistas hablaron a través de los medios de comunicación criticando al titular de la central "obrera" por haber quedado pegado a la debacle kirchnerista. Lo cierto es que, a la hora de la verdad, sus detractores no tuvieron la fuerza suficiente como para eyectar al camionero.

El imperio económico de Moyano es difuso de demarcar... pero no es difícil imaginar que es cuantioso y, claro está, no entra dentro de la redistribución de la riqueza que tanto declama y reclama. Se pueden citar algunos de sus "emprendimientos":

Instituto Verificador de Transporte S.A.: que tiene a su cargo el jugoso negocio del cobro de peaje de U$S 14 más IVA a cada contenedor que ingresa con camión al Puerto de Buenos Aires; opera desde abril de 2009 y está dirigida por Daniel Llermanos, ex juez y actualmente abogado penalista de la Federación de Camioneros.

Caminos Protegidos S.A.: empresa aseguradora que compró en 2008 por la suma de $ 10.000.000; dicha empresa se llamaba Juncal Compañia de Seguros S.A. y cuenta con sus hijos en el directorio, Pablo Hugo Antonio como Vicepresidente y con María Isabel Paola como "directora suplente".

Belgrano Cargas: junto al Grupo Macri, la Federación de Camioneros de Hugo Moyano y "La Fraternidad" (gremio de los maquinistas) se asociaron para la explotación de esta línea ferroviaria que une el noroeste argentino con los puertos de Rosario y Buenos Aires; esa sociedad recibió cuantiosos subsidios de parte del gobierno kirchnerista "para el pago de sueldos y arreglos de urgencia" por $ 22 millones.

Multimedios Moyano: En abril pasado, Moyano se reunió con Gabriel Mariotto, titular del COMFER, y le solicitó autorización para instalar emisoras de radio y televisión en las 26 ciudades más importantes del país. Según dijo, el objetivo del gremio es poder “comunicarse con la opinión pública en general y con los trabajadores”, y “expresar lo que algunos medios monopólicos distorsionan”.


Es lamentable para la República Argentina que un patotero como Hugo Moyano sea uno de los más poderosos que hay en este país. El que dijo alguna vez sentirse "capacitado para ser Presidente de la Nación", es de lo peor de la clase dirigencial de este país. Sin representatividad real de los trabajadores, logra permanecer en el cargo sin elecciones democráticas merced a oscuros acuerdos con otros "dueños" de gremios y sindicatos, aferrándose a la cientos de miles de pesos que se le descuentan a afiliados a gremios en todo el país... de todas maneras, ¿alguien conoce algún gremialista encumbrado que sea de clase media?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina