sábado, 11 de julio de 2009

El hockey argentino revalidó su prestigio internacional

La Selección Argentina de Hockey sobre Patines culminó una brillante participación en el 39º Mundial celebrado en las ciudades de Vigo y Pontevedra en España, siendo subcampeona del mundo después de caer 1-3 ante el poderoso combinado español.

En el partido decisivo de este mundial primó la lógica: la solidez y efectividad de España fue más que el empuje de los argentinos quienes, pese a su inferioridad, fueron al frente en todo momento con gran valentía. En la final, los dirigidos por José Martinazzo no estuvieron muy finos en la definición, especialmente en las bochas paradas, mientras que los españoles se mostraron con un gran orden táctico y capitalizaron al máximo los errores defensivos de los albicelestes.

Si bien queda el gustito amargo de no haber salido campeón, la Argentina reafirma su poderío en este hermoso deporte en la escena mundial. José Martinazzo, ex entrenador de Estudiantil, se hizo cargo de la dirección técnica del seleccionado nacional para este campeonato asumiendo el riesgo de emprender un recambio generacional de jugadores conformando un buen plantel con varios jóvenes, prescindiendo de grandes hockistas como David Páez y David Farrán.

Como sucede en la previa de cada mundial, la Selección Argentina llegó a la máxima cita ecuménica casi sin apoyo de sponsors y prácticamente ignorados por la mayoría del periodismo argentino. Al igual que sucede con la selección femenina, el plantel masculino concentró en Estado "Aldo Cantoni" de la Ciudad de San Juan para prepararse para el Mundial '09.

Para este mundial, Martinazzo convocó a Daniel Kennan y Luis Maldonado (ar­queros); Mariano Velázquez y Esteban Ábalos (defensores); Reinaldo García y Pablo Martín (medios); Lucas Ordóñez, Pablo Álvarez, Emanuel García, Carlos Nicolía y José García (delanteros).

La llegada a España fue un tanto accidentada ya que nuestros jugadores llegaron un día más tarde a lo previsto porque perdieron la reserva de sus pasajes aéreos. Una vez en Madrid, nadie de la organización del mundial fue a recibirlos. Cuando se instalaron en el hotel, los arqueros fueron víctimas del robo de dinero que habían dejado en sus habitaciones en donde se hospedaban.

En Vigo '09, se dieron cita representativos de 16 países, que se divieron en cuatro grupos distintos.

En la fase de clasificación, la Argentina se adjudicó su grupo con autoridad. El primer partido fue ante Chile, al que venció 4-1. Luego fue un apabullante 24-1 contra Estados Unidos y cerró la fase inicial venciendo 3-2 a la temible selección portuguesa.

Ya en la etapa de definiciones, el andar del los dirigidos por Martinazzo fue ganando en solidez al superar a Italia 3-2 en cuartos de final y 5-2 contra el sorprendente elenco brasileño en semifinales.

Entre los argentinos, se destacó el sanjuanino Pablo Álvarez, quien finalizó como goleador del mundial. El ex Olimpia P.C. y actual jugador del Liceo de España se lució con su entrega y sus goles importantes para definir partidos. En la primera fase, Álvarez fue involuntario protagonista de una controversia cuando en el partido contra Chile, no acreditó su pasaporte argentino porque estaba vencido y presentó el pasaporte comunitario europeo que posee; ésto motivó un reclamo de parte de las autoridades trasandinas que solicitaron la inmediata quita de puntos a los argentinos, gestión que afortunadamente no prosperó.

Fueron también claves los aportes de Mariano Velázquez, defensor y capitán del elenco nacional, y del arquero Daniel Kenan.

A pesar de algunas adversidades en materia logística, la Argentina mostró carácter, amor por la camiseta y hambre de gloria. Sin duda, ha resultado ser una experiencia muy positiva tanto para el entrenador como para sus jugadores que podrán tener su revancha en en Mozambique en el año 2011, el cual será el primer mundial de hockey sobre patines en el continente africano.


San Juan, cuna de campeones del hockey

En esta provincia, el hockey sobre patines es uno de los deportes que más público convoca ya que, desde hacen algunas décadas, cuenta una competitivo campeonato local en el que toman parte clubes que son grandes protagonistas de la liga nacional y de competencias internacionales. Asimismo, jugadores nacidos en San Juan participan en las principales ligas del mundo, destacándose por su calidad técnica y temperamento.

La práctica del hockey sobre patines empezó en San Juan sobre 1939 cuando empezaron a pavimentarse las calles de la Ciudad de San Juan. Un grupo de adolescentes decidieron improvisar una cancha sobre una calle adyacente a la Plaza de Concepción y empezaron a jugar los primeros partidos de hockey.

En la página web de la Federación Sanjuanina de Patín, leemos que el Diario Tribuna de aquella época testimonia esta nueva pasión de los sanjuaninos: "Para practicarlo necesitaban palos. Como no los tenían, los improvisaron. Los viejos automóviles, los famosos Ford "de bigotes" sufrieron las consecuencias del entusiasmo. ¡Cuánta capota desapareció! Los palos de madera que las sujetaban, pasaron a manos de los deportistas. Faltaba pelota, y como en todos los casos, la vieja y ya cantada pelota de trapo los sacó del mal paso. Las prácticas se hacían cada vez en mayor escala. Hubo necesidad de hacer las cosas bien. Empezaron por comprar manceras de arado y con ellas fabricaron los palos que tan buen resultado dan. La pelota de trapo la cambiaron por la pelota reglamentaria de cuero y estopa". El primer club en constituirse fue Social Patín Club San Juan, luego se sumaron Olimpia Patín Club Trinidad, Huarpes Hockey Club y Concepción Patín Club.

Con la constitución de la Federación Sanjuanina de Patín se dio comienzo a los primeros partidos oficiales entre clubes y posteriormente entre provincias, hasta que en 1948, siendo sede del Campeonato Argentino, San Juan se queda con lo que sería su primer triunfo y el comienzo de un importante camino en el desarrollo del deporte a nivel nacional e internacional.

En el plano local y nacional, históricamente se han destacado Olimpia Patín Club, Concepción Patín Club y el Club Deportivo Unión Estudiantil por la cantidad de títulos que obtuvieron. En menor medida, clubes como Atlético Social San Juan y la Unión Vecinal de Trinidad también sobresalieron por su protagonismos en numerosos campeonatos.

Los mundiales de hockey sobre patines se vienen celebrando desde 1936 cuando la Selección de Inglaterra se coronó campeona del mundo en Stuttgart, Alemania. Desde entonces, Portugal y España han marcado su superioridad en este deporte: los lusitanos ganaron quince campeonatos mundiales y finalizaron en el segundo puesto en nueve mundiales mientras que los españoles fueron campeones en catorce oportunidades y fueron diez veces subcampeones. Un poco más alejadas, figuran Italia y Argentina: los azzurros con cuatro títulos mundiales y siete subcampeonatos mientras que los nuestros salieron campeones mundiales en cuatro oportunidades y subcampeones en seis ocasiones. Hay que destacar que la Selección Argentina empezó a competir en mundiales recién en 1960 cuando finalizó en tercer lugar en el campeonato desarrollado en Madrid.

La Ciudad de San Juan fue elegida como sede de los mundiales de 1970, 1978, 1989 y 2001. Fueron ocasiones en que todo el pueblo sanjuanino vivió con gran emoción albergar semejante evento deportivo y por eso apoyó masivamente concurriendo al Estadio Cerrado en donde se disputaron todos los partidos.

Históricamente, la seleción argentina de hockey sobre patines, tanto la masculina como la femenina, se ha compuesto en gran mayoría por jugadores sanjuaninos. El semillero sanjuanino es milagrosamente inagotable, ya que de las canteras de los principales clubes sanjuaninos han salido notables jugadores que han enriquecido los principales equipos del mundo.

En su momento, jugadores como Francisco "Panchito" Velázquez y los hermanos José Luis y David Páez fueron considerados por la afición y la prensa especializada como los mejores del mundo. Otros jugadores destacados que nacieron en San Juan y que ya están retirados son Roberto Roldán, Roberto Monserrat, Jorge Alfredo Luz, Gustavo Bueno, Alfred Bridge, entre otros.

Yendo un poco más en el tiempo, es inevitable la referencia a Daniel Martinazzo, quien lideró brillantemente a la Argentina para obtener un primer título mundial quí en San Juan en 1978. Como nunca antes, el hockey sobre patines alcanzó trascender desde San Juan al resto del país, al punto que, en ese mismo año, Martinazzo ganó el Olimpia de Oro al mejor deportista argentino, relegando inesperadamente a los campeones mundiales de fútbol.

El hockey sobre patines alcanzó a desarrollarse en menor medida en Mendoza y en la Ciudad de Buenos Aires. Para el hockey le queda el gran desafío de lograr atraer jóvenes de otras provincias, así se puede dar a conocer a más jóvenes argentinos este lindo deporte que tanta pasión despierta acá en San Juan.

1 comentario:

Ricardo dijo...

Para quem acredita no hóquei patins e que vamos voltar a ter mais momentos destes passem por:
www.cumhoquei.com
www.mundook.net
http://rink-hockey-news.blogspot.com/

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina