miércoles, 8 de julio de 2009

César es Gioja

De a poco, César Ambrosio Gioja, Senador Nacional por San Juan, va reconociendo sus evidentes intenciones de ser el próximo Gobernador de San Juan, sucediendo a su hermano José Luis a partir del 2011.

En conferencia de prensa, César Gioja anunció su sorpresiva renuncia a la Presidencia de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles de la Cámara Alta del Congreso de la Nación. El senador justificó su decisión en que "para evitar más acusaciones prefiero dar un paso al costado”, en tácita alusión a los fuertes cuestionamientos que se le hacen en el ámbito nacional (que acá en San Juan se han disimulado) por la obvia inmoralidad de encabezar dicha comisión y, a la vez, ser empresario minero. Claro que el hermano del gobernador sanjuanino no reconoció públicamente su falta de ética.

Aunque la renuncia de César Gioja no es tan espontánea, sino que está motivada por una denuncia en su contra que presentó ante la Justicia Federal Miguel Bonasso, Diputado Nacional por la Ciudad de Buenos Aires, por la demostrada incompatibilidad de funciones del hermano del gobernador. Con su renuncia, Gioja esquiva un proceso judicial en su contra que mellaría sus pretenciones políticas a futuro.

Asimismo, para intentar maquillar su imagen pública en el ámbito nacional, el bueno de César Ambrosio comentó la presentación de un proyecto de ley para proteger los glaciares argentinos. Según consta en el Expediente 1883/09, el Senador propone en su iniciativa que se proteja a esas reservas naturales de agua prohibiendo toda actividad que “puedan afectar la condición natural o las funciones”. Sin embargo, su proyecto prevé que se puede permitir "alguna" actividad industrial sobre glaciares cuando el Estado Nacional o el Provincial en cuestión determine su "utilidad pública" (¿?).

Pasando en limpio, según el Senador Gioja hay que permitir la actividad minera sin importar la destrucción de glaciares porque, seguramente, es más importante que haya más dinero (para unos pocos) que los sanjuaninos perdamos reservas naturales de agua. Teniendo en cuenta la inminente renovación del Congreso en el próximo 10 de diciembre, Gioja admitió que no puede asegurar siquiera que su proyecto vaya a ser tratado en la Cámara Alta. De todas maneras, como "buen" político que es, hizo el circo mediático.

Respecto al desprestigio que tienen los Gioja a nivel nacional por apañar la minería altamente contaminante, este legislador nacional se lavó las manos y cargó contra Jorge Mayoral, Secretario de Minería de la Nación, y los empresarios del sector a quienes responsabilizó de que la sociedad le "tema a la minería".

Una vez más, los socios políticos de Barrick Gold & Cia. siguen embarrando la cancha para confundir los cuestionamientos sobre la minería a cielo abierto sin control estatal. La estrategia de estos "mineros" es que, si se les cuestiona los desastres ecológicos, ellos se escudan diciendo que uno desprecia a la minería. Nada más lejano de la realidad. Se puede estar favor de la minería, pero asumiendo la responsabilidad social de cuidar fundamentalmente el agua... algo que nuestros dirigentes políticos les importa muy poco, ya que están más empeñados en facilitarles más aún la faena a las empresas transnacionales que no tienen compromiso alguno con la gente y su tierra.

Lo que no publicaron los principales medios de prensa de San Juan son los detalles del terremoto político que hubo en el Ministerio de Economía de la Nación, poco antes de antes de que Carlos Fernández renunciara a la titularidad de esa cartera para que asumiera Amado Boudou. Según informó el Diario La Nación, en el seno de dicho Ministerio, se dio una fuerte discusión porque se suscribió un convenio entras el Gobierno Nacional y Barrick Gold para que, durante la explotación de Pascua Lama, la empresa minera en cuestión recibiera un trato preferencial en materia impositiva ya que "la producción se sacará vía Chile para no pagar retenciones (al ser un emprendimiento binacional no habrá control aduanero) y por permitirles abonar menos IVA, Ganancias y regalías que otras mineras radicadas en el país".

Tremendo perjuicio al fisco provocó airadas protestas de varios técnicos que fueron despedidos por haber presentado objeciones. El que había anunciado su renuncia fue el Subsecretario de Ingresos Públicos Cristian Modolo, quien denunció fuertes presiones provenientes de la Casa Rosada del Gobernador José Luis Gioja para beneficiar a Barrick Gold.

Lo cierto es que este es un nuevo episodio que ensombrece un poco más la actividad minera, tal como es encarada actualmente en la República Argentina. Anteriormente, la Presidente Cristina Fernández vetó la ley de protección de los glaciares que fue sancionada por el Congreso Nacional con un amplio consenso entre oficialismo y oposición; la disposición de la primera mandataria se debió a una presión ejercida por el Gobernador Gioja y sus hermanos César y Juan Carlos, Senador Nacional y Diputado Nacional, respctivamente y ambos presidentes de las Comisiones de Minería en el Congreso de la Nación.

Para los restantes dos años de gestión legislativa que le quedan, César Gioja tiene en su mira dirigir la Comisión de Ciencia y Tecnología, la cual puede ser una nueve fuente de negociados para los hermanitos Gioja con lo de las "energías alternativas" que este gobierno provincial quiere impulsar.

Recuerdo que César Gioja gano su banca en el Senado realizando una pobre campaña electoral (cuando no...), refugiándose en la popularidad de su hermano gobernador. El eslogan de su campaña proselitista fue simplemente "César es Gioja" y con eso le bastó para vencer a Roberto Gustavo Basualdo, su principal oponente. Y sí, César siguió con la línea de su hermano José Luis, es decir, en nombre de San Juan, beneficiándose y facilitando negocios de empresarios afines.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina