martes, 7 de julio de 2009

Algo no cierra: ¿por qué la mayoría del pueblo hondureño avala la destitución de Zelaya?

Alguien dijo alguna vez que a cualquier presidente del primer mundo le encantaría gobernar como gobiernan los presidentes de los países subdesarrollados, especialmente los de los países sudamericanos, donde hacen lo que se les ocurre cuando quieren y como quieren, violan la constitución sistemáticamente y cuando se aburren, la modifican, especialmente para intentar perpetuarse en el poder.

Basándonos en estos hechos, al mejor estilo del dictador Fidel Castro y de su aspirante a sucesor, Hugo Chávez, algunos dicen que en Honduras no hubo un golpe de Estado, sino que se evitó el golpe de Estado que estaba ejecutando el presidente Zelaya al estilo Castro, Chávez, Correa y Morales y la democracia hondureña se acaba de salvar de poner en el poder a un monarca, además de argumentar que el actual gobierno es legítimo ya que el Presidente del congreso es ahora el Presidente provisorio e incluso la corte suprema decretó la inconstitucionalidad de las reformas que pretendía imponer Zelaya.

De hecho las aspiraciones de Zelaya eran convertir a Honduras en un Estado marxista, y para cuyo fin estaba organizando un supuesto "referendum" para disolver el Congreso y modificar la Constitución.

Es claro que ese "referendum", también al estilo chavista, sería de varias maneras fraudulento, como lo son todos los comicios realizados bajo un gobierno marxista. Luego no sería democrático ya que cualquier alumno del colegio primario sabe que la democracia consiste en un gobierno basado en el voto auténtico del pueblo.

Y como ocurre sistemáticamente con la metodología marxista, en primer lugar tarde o temprano el fracaso es inevitable, y la única manera de mantenerse en el poder es a través de imponer el criterio por la fuerza.

Lo segundo es que jamás reconocen y mucho menos aceptan sus errores, y como no puede ser de otra manera, culpan a un tercero de su ineptitud, que curiosamente va acompañada, en el cien por ciento de los casos, de corrupción.

Hagamos pues, un breve repaso de los actos de gobierno de Zelaya.

Manuel Zelaya llegó al Gobierno el 21 de Enero de 2005 después de haber obtenido solo el 20% de los votos.

Desde ese mismo día, y hasta el domingo 28 de junio de 2009, cometió una serie de errores políticos que le fueron preparando, gradualmente, el terreno para generar un gran descontento en la mayoría de la población, ya que su acciones de gobierno, nada tenían que ver con lo que prometía.

El primero de esos errores, fue rodearse de asesores, ministros y colaboradores extraídos de los sectores más recalcitrantes de la izquierda marxista tradicional, como Marcelo Chimirri, sobrino político de Zelaya, y ex Gerente de la Empresa Nacional de Telefonía, la cual desfalcó en menos de un año.

Otro personaje siniestro que formó parte de su gobierno es Rafael Alegría, colaborador estrecho de Daniel Ortega y del FMLN en el Salvador.

También se rodeó de personas como Patricia Rodas (Ex Canciller) Residente en Cuba y Nicaragua, durante los procesos “Revolucionarios” de esos países en los años sesenta y ochenta, Enrique Flores, miembro del FUR (Frente Universitario Revolucionario) graduado de Abogado después de 11 años de estudios en la Universidad Nacional de Honduras, Milton Jiménez Puerto, ex diplomático, alcohólico, expulsado de EEUU en Octubre de 2008 siendo Cónsul en Miami por desacato a la autoridad, escándalo en vía publica y conducir en estado de embriaguez, Cesar Ham, Diputado, traficante de eximiciones de Impuestos para la compra de vehículos, Rixie Moncada, Freddys Cerrato, Ricardo Seaman, Lucio Izaguirre, entre otros trasnochados izquierdistas, y vividores de las dadivas del poder.

Todos, absolutamente todos, después de tres años de gobierno de Zelaya lograron aumentar sus arcas personales y constituirse en una elite de poder inseparables de Zelaya, al mejor estilo chapista.

Tal es la afinidad con Hugo Chávez, que firma el tratado del ALBA y Rechazó los acuerdos del ALCA con EEUU, echo que demuestra el giro político que Zelaya deseaba instaurar en el país.

Pero el parecido con el aspirante a dictador venezolano recién comenzaba, ya que a poco de estar en el poder, comenzaron los viajes internacionales de placer con toda su familia y seguidores, pagados, obviamente, por el Estado Hondureño.

A todo esto, y como no podía ser de otra manera, comenzaros las compras suntuosas, como motos Harley Davinson, Caballos Pura Sangre portugueses, Hummer’s, estancias, casas lujosas, y propiedades dentro y Fuera de Honduras, EEUU y Costa Rica.

Otro gran error político fue el conflicto por el domino de plataforma marítima con Nicaragua, que lo llevó a un enfrentamiento directo con Fidel Castro, quien escribió un editorial condenándolo por su enfrentamiento con Ortega.

Error político que Zelaya enmendó pidiendo disculpas públicas a Ortega y a Castro.

También fue un error la reubicación del aeropuerto de Tegucigalpa, medida rechazada por la Población en General y que quiso imponer a su mejor estilo dictatorial, pero rechazada por el Tribunal Supremo de Justicia.

Otra medida de su gobierno que causó gran rechazo en la población, fue la ley llamada “Hoy No Circula” para control del tránsito en las Principales Ciudades de Honduras. Como no podía ser de otra manera, y al mejor estilo propagandístico demagógico, no faltaron los permanentes shows publicitarios, como buceo en el archipiélago de Islas de la Bahía, el pilotaje de un Avión de Guerra F-5, participar del concierto con el grupo musical mexicano “Los Tigres del Norte”, comer melones con salmonela ante las Cámaras de CNN, todos imitando a su mentor, Hugo Chávez.

Incluso, demoró el reconocimiento de las cartas credenciales del Embajador de EEUU en Honduras, Hugo Llorens, como antesala a la firma del ALBA.

Por supuesto, Chávez lo recompensó, regalándole 100 tractores Veniran “regalados” con la lógica cobertura publicitaria.

Como consecuencia de su manipulación sobre los "Poderes Constituidos", como el Electoral, Judicial, Legislativo y Ministerio Publico, violentó la Constitución lo que constituye un delito de Traición a la Patria, según Articulo No. 4 de la Constitución.

Su permanente enfrentamiento con la empresa privada, las religiones Católica, Evangélica y Metodista, calificándolos como “Grupos de Poder” tiene que ver con su improvisada forma de gobernar, como no entregar el Presupuesto de la Nación en el tiempo y forma indicados por las leyes, que debería haber sido septiembre de 2008.

Tal es así, que insólitamente el país aun esta sin presupuesto General de Ingresos y Gastos en todo lo que va de 2009.

La epidemia A-H1N1, que también padecen los hondureños, se mantuvo oculta desde su inicio, fines de mayo de 2009, hasta el 15 de Junio solo para disfrazar hacer ver ante el mundo y la Asamblea General de la OEA que se realizó en San Pedro Sula el pasado 4 de Junio de 2009, que el país tenia controles sanitarios eficientes, cosa que es totalmente falsa.

Así como en nuestro país, uno de los temas más preocupantes de la población es la inseguridad, con el agravante de la aparición y proliferación de las “Maras”, además de los secuestros y asesinatos de empresarios, sin que haya una autoridad que detenga dicho Flagelo.

La terquedad de Zelaya por hacer la tarea “sugerida” por su Jefe venezolano de reformar la Constitución y erigirse como el salvador de la Patria, lo llevaron por el camino equivocado de una “Consulta Popular”, pero esta consulta popular tiene dos fines, el primero, como dijimos, perpetuarse en el poder, y el segundo evitar el juicio político, que había comenzado la semana anterior a su destitución luego de que éste desatara una crisis institucional al incurrir en reiteradas violaciones de la Constitución, las leyes y sentencias judiciales, según lo definiera el Congreso hondureño.

Si Zelaya es restituido en el cargo, cosa que es muy improbable, ya que la inmensa mayoría de la población avala su destitución, debe culminar su mandato en sana paz con la nación, trabajando en la solución de los urgentes problemas del país y alejado de esos cantos de sirena pseudos izquierdistas suramericanas, que no solamente están Obsoletos y fuera de toda vigencia mundial, sino que en general, no es lo que el pueblo Hondureño aspira y espera para su futuro.

Pablo Dócimo
(http://www.periodicotribuna.com.ar/Articulo.asp?Articulo=5470)

4 comentarios:

Mr. Sopen o Sergio Rios dijo...

sin ser marxista, ni capitalistas, ni comunista, ni explotador...cambia algo que es estado este en manos de cualquiera de ellos? cambia algo "elegir" a alguien?...no importa si es marxista, capitalista, de derecha o de izquierda...el problema de raiz es otro...

mario dijo...

Hola Sergio:

Los problemas de Honduras son mucho más graves que determinar quien debe ser el legítimo Presidente de ese país.

Honduras atraviesa una delicadísima situación socioeconómica y, desde mi punto de vista, deben ser ellos mismos en ejercicio de su soberanía quienes solucionen sus problemas.

Saludos.

Anónimo dijo...

La Constitución de Honduras, sancionada en 1982, sostiene en su artículo 239 que la reelección presidencial está prohibida:

“El que quebrante esta disposición o proponga su reforma –dice–, así como aquellos que lo apoyen directa o indirectamente, cesarán de inmediato en sus respectivos cargos y quedarán inhabilitados por diez años para el ejercicio de toda función pública”.

La destitución de Zelaya fue totalmente legal. Basta de hablar de golpistas.

Anónimo dijo...

Grave denuncia en Honduras

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - A pesar de la anmistía prometida por Roberto Micheletti para Manuel Zelaya en Honduras, los diarios hondureños publicaron un dato sugerente desde el domingo: dejó de llover cocaína del cielo en Honduras luego del golpe de estado que desplazó a Manuel Zelaya del gobierno.

En los primeros seis meses del 2009, un total de 14 avionetas (la mayoría con matrícula venezolana) ingresaron a Honduras con drogas y paquetes llenos de dólares, según informa El Heraldo.

Algunas de ellas fueron incineradas después de retirar miles de kilos de cocaína o, según sospechas de investigaciones, paquetes de dólares.

Después de los hechos del 28 de junio, cuando el presidente Manuel Zelaya fue depuesto por el Congreso Nacional de Honduras y expulsado a Costa Rica, no ha ingresado ninguna avioneta con droga ni con dólares.

Algunos políticos nacionales, analistas internacionales, incluso políticos estadounidenses exponen una relación entre capos de la droga con ex funcionarios del gobierno anterior.

Hasta un congresista de USA ha pedido a Barack Obama que los cuerpos de investigación deben poner claro las redes del narcotráfico en Honduras y los posibles vínculos con políticos nacionales.

Sólo entre el 28 de enero y el 15 de junio de este año, la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) registró que en Honduras aterrizaron 14 “narcoavionetas”, en su mayoría con matrícula venezolana.

El paso de estos aparatos cargados de droga iba en incremento a medida que el depuesto presidente enfocaba su trabajo en el montaje de una encuesta para derogar la Constitución y así poder reelegirse. Solo en junio cayeron cinco aparatos.

Nada más en cinco de las 14 “narcoavionetas” encontradas este año, la DLCN ha logrado confiscar 3.988 kilos de cocaína. El resto de las aeronaves, unas fueron encontradas vacías y otras completamente incineradas.

Las avionetas habían estado aterrizando en el litoral atlántico del país, en los departamentos de Atlántida, Colón, Gracias a Dios e Islas de la Bahía. Otras avionetas también aterrizaban en el departamento de Olancho.

Las aeronaves aterrizaban en pistas clandestinas o en plena carretera, para lo cual sus contactos en Honduras colocaban iluminación portátil para guiar a los pilotos.

Fuentes consultadas por El Heraldo revelan que una de las zonas donde más control tienen los narcotraficantes es en el departamento de Gracias a Dios, donde prácticamente ha sido imposible luchar contra este flagelo.

Los narcotraficantes se dedicaban a lanzar desde el cielo la droga y abajo era recogida por sus contactos, quienes de inmediato la escondían. Luego seguía todo el proceso de transporte interno de la droga en su camino hacia USA.

Se estima que en la zona selvática hay toneladas de droga que están en manos de capos de la región o de la misma población. Esta situación podría generar un conflicto en la zona, por el pleito de apropiarse de este producto ilegal. El problema también es que estas bandas tienen mejor logística que las autoridades de la zona.

Los cuerpos de investigación ven con suspicacia que en los últimos días, luego de la expulsión de Zelaya, no hayan caído más de estos aparatos en el territorio hondureño.

Sobre este aspecto Arístides González, director de la DLCN expresó: “no me quisiera referir a eso, porque es como una acción muy precipitada. Efectivamente, pues eso es lo que se ha observado, no ha habido muchos vuelos. Vamos a analizar eso y sacar conclusiones”.

Recientemente, el ex canciller de Honduras Enrique Ortez Colíndres, dejó entrever públicamente que había evidencia de que el gobierno de Zelaya estaba involucrado en el tráfico de drogas...

(leer màs en http://www.urgente24.com/index.php?id=ver&tx_ttnews[tt_news]=125667&cHash=ebf808d55e)

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina