miércoles, 24 de junio de 2009

Para imitar: la UNC no es cómplice de la depredación minera

La Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba ha comunicado el rechazo una millonaria donación que le quería efectivizar Alumbrera Copper, Goldcorp Inc. y Yamana Gold, empresas mineras que actualmente están trabajando en Bajo La Alumbrera (Provincia de Catamarca).

Para congraciarse con la sociedad argentina, entre los años 2008 y 2009, esas empresas mineras han dispuesto donar la suma de $ 86,8 millones para que el Concejo Interuniversitario Nacional distribuya entre las universidades públicas del país.

El mencionado Concejo comunicó que "La Universidad Nacional de Córdoba y en general las otras universidades públicas de la Nación no deberían recibir dinero de empresas cuyos directivos enfrentan causas penales y que ignoran además los derechos que tienen las futuras generaciones de argentinos."

Para llegar a esta valiente decisión, el Concejo Directivo de la Facultad de Psicología de la U.N.C. se basó en la investigación que realizara Dr. Prof. Raúl Montenegro, docente titular de la cátedra de Biología Evolutiva Humana de dicha Facultad.

Mediante la Resolución 166/09 que consta en el Expediente EXP-UNC:0019882/2009, la U.N.C. lamenta que en la Argentina se han dado prerrogativas a los inversores extranjeros para que exploten recursos no renovables como lo son los minerales. En dicha Resolución se resaltan los siguientes beneficios para las empresas mineras, según se oprdena en la Ley Nº 24.196 de Inversiones Mineras y sus modificatorias 24.296, 25.161 y 25.429:

las empresas pueden deducir el 100% de sus gastos de exploración del cálculo del impuesto a las ganancias;

se les devuelve el IVA a la exploración, así como el IVA en importación o compra de bienes e inversiones de infraestructura;

no pagan derechos de importación;

no pagan el impuesto al cheque;

pueden deducir el 100% del Impuesto a los combustibles líquidos;

están autorizadas a no ingresar al país el 100% de las divisas obtenidas por sus exportaciones (decretos 417/03 y 753/04);

no pagan ninguna carga o impuesto para transferir capitales al exterior del país;

→ como si todo lo anterior fuera poco, dicha Ley establece que estos beneficios no se les podrán ser retirados por un periodo de treinta años a partir de su instalación.

en contraparte de todos esos beneficios, las empresas mineras tienen que pagar regalías a las provincias, pero la ley 24.196 fija como tope el 3% del valor del mineral extraído en boca de mina, que en ciertos casos ese monto termina siendo menor a todos los reintegros hechos a la empresas mineras.

De esta manera, el Estado Nacional y las provincias pagan a las empresas mineras para que se lleven los recursos minerales afuera del país. Para las empresas mineras, la Argentina es un carnaval gracias a los legisladores capitaneados por los hermanos Gioja que le dejaron todo servido en bandeja.

La U.N.C. protesta porque las empresas mineras se aprovechan de la vulnerabilidad de las comunidades para hacer sus negocios envenenando aires, suelo y, fundamentalmente, el agua del lugar, debdio a su desproporcionado y descontrolado consumo de millones de litros en detrimento tanto de los seres humanos como de la flora y la fauna.

En otras palabras, para esa emblemática casa de altos estudios, el dinero que le ofrecieron era dinero sucio. Es sabido de las acuciantes necesidades de recursos de todo tipo que tienen las universidades públicas de nuestro país, pero las autoridades de la Universidad Nacional de Córdoba tuvieron el coraje de no ensuciarse sus manos tomando esos fondos provenientes de una actividad que no es debidamente controlado y que, seguramente, perjudicará a futuras generaciones de argentinos.

Es lamentable que cuando se conocen noticias como ésta, los que están asociados a las empresas mineras dicen que uno está en contra de la minería. Me molesta de sobremanera que el Gobernador José Luis Gioja diga que quienes no apoyamos la minería que él impulsa junto a sus socios somos personas que no queremos el progreso de San Juan y de Argentina. Nada más errado.

Personalmente, estoy a favor de la minería. Pero aborresco la manera como se la encarado en estos últimos años en la Argentina que se caracteriza por:

excesivas ventajas impositivas para los capitales extranjeros,

nulos controles ambientales

represión de manifestaciones opositoras.

Es hora de que nuestros representantes se pongan del lado de nuestro país y dejen de seguir haciendo sus negocios a espaldas del pueblo. Nos pongamos a trabajar en pos del progreso, desarrollemos la minería... pero cuidando nuestra tierra y nuestras vidas.

(Gracias a Pablo de Córdoba por el aporte para este post)

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina