miércoles, 10 de junio de 2009

Francisco Montes justifica lo injustificable

La familia Montes, propietaria del Diario de Cuyo y de otros medios de comunicación sanjuaninos, habrá pensado que censurar la última edición de la Revista Rumbos pasaría casi desapercibida en esta tranquila Provincia.

Pero no.

Gracias a Internet, la situación se les fue definitivamente de las manos al punto de quedar en ridículo ante la sociedad sanjuanina, con su credibilidad más jaqueada.

La increíble censura de Diario de Cuyo a una nota que habla de las consecuencias nocivas de la actividad minera para el medio ambiente de San Juan tuvo repercusión nacional y dejó en evidencia la escandalosa prostitución del medio de comunicación más influyente de San Juan.

El lunes pasado muchas personas llamaron al Diario de Cuyo preguntando porqué no se había repartido la Revista Rumbos y recibieron como respuesta de los empleados de dicho periódico que se debía a "razones contractuales"... Pero hoy, el mismo Diario desnudó sus verdaderos motivos.

Francisco B. Montes, mandamás del multimedio sanjuanino, firmó una nota editorial que fue publicada en la edición de hoy de Diario de Cuyo en donde en vano intenta maquillar la repudiable actitud de no distribuir la Revista Rumbos. Más que aclarar, don Montes oscureció...

La mencionada editorial que firma Montes empieza diciendo: "Desde su nacimiento hace más de 60 años, DIARIO DE CUYO enarbola dos banderas: la del pluralismo de voces y la de su pasión por San Juan". Quienes llevamos años viviendo en San Juan sabemos que Diario de Cuyo ha sido siempre oficialista, es decir, ha sido siempre operador periodístico para el poder de turno ya sea militar, bloquista, peronista, radical...

Saben muy bien las personas que han trabajado en este medio, que siempre han sido presionados para nunca escribir algo que moleste al gobernador de turno, como así tampoco, por expresas órdenes de Don Montes, nunca se publican cartas de lectores que puedan "incomodar" a los poderosos.

Sobre la cobarde censura a la Revista Rumbos, Montes expresa que "DIARIO DE CUYO decidió no dar a circulación la publicación de la revista Rumbos que integra desde hace años su edición dominical. Lo hizo ante la aparición de una extenso artículo referido a la minería en general que no se ajusta a los parámetros profesionales con los que nos desempeñamos los periodistas: consulta de fuentes, pluralismo, o una mínima visita al terreno de los hechos para extraer una conclusión."

En otras palabras, Montes reconoce que Diario de Curro tiene puesta la camiseta de Barrick Gold y nada más le importa. Parece que Montes y su gente solo escuchan las voces de científicos que le sirvan para llevar agua a su molino.

Aunque nieguen "parámetros profesionales" de la Revista Rumbos, en la nota en cuestión que firmó Jackie Isola se cita como fuente la opinión de un científico como el geólogo Dr. Isidoro B. Shalamuk, Director del Instituto de Recursos Minerales de la Plata, como así también la opinión de Graciela Tejada, médica pediatra, que en el año 2005 informó en Diario La Nación sobre el aumento de casos de cáncer en el Departamento Jáchal que estaría en relación directa con la contaminación del agua. En dicha nota se resalta que la contaminación del agua fue confirmada por un estudio que encargó INTI-Chuté al Grupo de Asesoría Técnica S.R.L.

En su editorial, Don Montes se pone el papel de salvador de San Juan al aseverar que "la publicación que DIARIO DE CUYO decidió no dar a circulación incluye conclusiones temerarias que hubieran generado gran alarma social, pero sin haber consultado a todas las fuentes involucradas." Este pasquín es capaz de difundir notas ridículas como que anda un coche negro secuestrando niños en San Juan (¿?) o que un perro ladró mucho durante un desfile patrio, como así también gusta enardecer polémicas en todo orden... pero calla toda noticia que puede servir para una mayor concientización y hasta mayor compromiso de la sociedad sanjuanina.

Francisco Montes fue mucho más allá cuando temerariamente se arriesga a decir que "la minería ocasiona una fuerte contaminación en las aguas del río Jáchal que hace que la población esté sufriendo casos crecientes de cáncer por el boro y el arsénico en el agua. Reproduce la nota el mismo espíritu del envío televisivo del programa La Liga, que llegó hasta el lugar y contó a todo el país cómo supuestamente se mueren los jachalleros por culpa de la minería. Y hasta cayó en el mismo déficit periodístico: el de no consultar a todas las fuentes involucradas para un caso de tal magnitud y gravedad, en el caso que ocurra. Hay allí una cuestión lógica y otra de ligereza: la primera es que no se puede exigir a medios nacionales un conocimiento de la actividad local, pero lo segundo es que sí les es exigible una investigación a fondo para chequear o desechar lo que les llega".

Según su particular visión (sesgada por sus intereses mezquinos, claro) es que si hay un científico que contradiga lo que José Luis Gioja y Barrick Gold nos imponen día día es porque no investigan a fondo... Parece que los únicos que estudian en serio la cuestión de la minería son únicamente los que avalan que Veladero y Pascua Lama son inofensivas para la naturaleza San Juan.

Parece que Montes es quien nos dice lo que los sanjuaninos debemos pensar, ya que solo él se arroga la potestad de evaluar la certeza, o no, de cada información que se dé sobre la minería. Lo afirma cuando expresa (mintiendo descaradamente, claro) "DIARIO DE CUYO publicó, publica y publicará las preocupaciones y las denuncias de ciudadanos por estos temas. Lo hizo con las Madres Autoconvocadas de Jáchal hace años cuando tuvo su pico la preocupación, con las organizaciones ambientalistas y con los grupos políticos. Pero no publicará información errónea y no chequeada sobre temas de tanto interés como la salud de nuestra gente." Montes pensará que los sanjuaninos no sabemos que en su diario no se publicaron las represiones que sufrieron organizaciones ambientalistas cuando se manifestaron pacíficamente en distintos actos oficialistas. En esas ocasiones, Gioja dio la orden a la Policía de San Juan para que disuadiera toda manifestación opositora.

Es llamativa la debilidad de la posición ideológica de Diario de Cuyo. Y esa debilidad se transformó en violencia al censurar. Si tan seguro están de que las empresas mineras no están envenenando a la Provincia, si es verdaderamente cierto que el Gobierno de San Juan está controlando debidamente y si tan científicamente contundentes son sus argumentos... ¿por qué tanto miedo a que se conozca lo que otros opinen?. En el caso de la nota de la Revista Rumbos, ¿tanto costaba aclarar que el Diario no comparte la opinión de la periodista?, ¿o se quiere impedir que los sanjuaninos tomen contacto con otra realidad que dista de Giojalandia?

Finaliza su increíble nota diciendo que "No hubo presiones gubernamentales, ni empresarias: hubiese sido DIARIO DE CUYO el primero en denunciarlo." Ésto último resulta hasta gracioso viniendo de un experto en desinformación como Don Francisco Montes; es probable que no haya habido una bajada directamente desde la Gobernación de la Provincia, pero la censura de la revista se adelantó a un seguro disgusto de José Luis Gioja. Don Montes miente porque a sus empleados los condiciona siempre a escribir a favor del oficialismo de turno.

Las contradicciones de Montes no terminan aquí. Además de ser Director de Diario de Curro, Francisco Montes es uno de los principales directivos de ADEPA (Asociación de Entidades Periodísticas de Argentina). Desde ese cargo, en marzo de este año, Montes firmó un comunicado en nombre de ADEPA quejándose de que la Presidente Cristina Fernández "regresó al estilo anterior caracterizado por las réplicas constantes y la sistemática descalificación de informaciones, editoriales o investigaciones periodísticas", se solidarizó con las presiones que sufre el Grupo Clarín y, entre otras cosas, pidió por el pronto esclarecimiento del crimen del periodista jujeño Carlos Zambrano, asesinado en extrañas circunstancias.

En Diario de Cuyo se informa muy poco y nada acerca de los casos de corrupción en los que se involucrado allegados a la Presidente Fernández y a su marido, como así también fue siempre servil al poder local (¿o alguien podía esperar otra cosa de esa gente?) en casos policiales como la desapariciones de la psicóloga María Rosa Pacheco y Raúl Tellechea. En esos casos en que se podía comprometer a ciertos políticos sanjuaninos, Diario de Curro fue el primero en embarrar la cancha... ¿o acaso no fue así, Don Montes?

Muchas veces (por no decir siempre) el Diario de Cuyo es el Diario de Yrigoyen. En estos tiempos, vive regalando estruendosos titulares que hablan bondades de la gestión de José Luis Gioja como Gobernador de San Juan y nos quiere hacer creer que tiene grandes chances de ser candidato a Presidente de la Nación en el 2011. Este Diario es el principal agente de prensa de Gioja, llegando al punto de tapar la vinculación de Gioja (aún no aclarada) en el escándalo de las Coimas en el Senado, en donde varios testigos lo señalan como uno de los que cobró una importante suma de dinero para votar a favor de la ley de flexiblidad laboral que exigía el F.M.I.. Y su Director es el máximo responsable de la desinformación con la que nos contamina. Es por eso que me indigna leerlo pontificar sobre "libertad de prensa" y "pasión por San Juan".

Este episodio es una muestra más de la pésima calidad del enfoque editorial de Diario de Cuyo. Por supuesto que Don Montes puede tener su posición respecto a la realidad en la que vivimos, pero no tiene ningún derecho a desacreditar y censurar a todo aquel que no piense como él.

Evidentemente, los directivos de Diario de Cuyo subestiman la inteligencia de los sanjuaninos...

3 comentarios:

Agustín dijo...

Lo que no dice este sujeto es porqué cobraron más cara la edición del domingo y porqué la revista no se encontró en ningún puesto de canillitas. No me parece que simplemente no hayan estado de acuerdo con la visión de Rumbos, porque esta última ni siquiera apareció en los puestos de canillitas ni tampoco con el diario mendocino Los Andes.
Creo que es un verdadero PAPELON indisimulable

Agustín dijo...

Perdón mi redacción fue pésima...no lo revise previamente y salió mal.
Espero que la idea haya quedado clara

mario dijo...

Hola Agustín

Creo entender la idea de tu comentario.

Coincido en que el papelón es indisimulable y dejó en evidencia el siniestro manejo de la información de parte del principal medio de comunicación de San Juan. Ojalá los sanjuaninos despertemos de la siesta y sepamos reaccionar.

Saludos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina