jueves, 25 de junio de 2009

Caro... pero el peor

Entre las típicas fanfarroneadas porteñas está el decir que, además del tango, el dulce de leche, la birome y colectivo, tienen el río más ancho del mundo, las mujeres más hermosas del mundo, la avenida más ancha del mundo y el mejor futbolista de todos los tiempos. Desde ayer, pueden decir que tienen el charlatán más caro del mundo...

En el día de hoy, se supo que Diego Armando Maradona firmó contrato con la Asociación del Fútbol Argentino para ser Director Técnico del Seleccionado Mayor a cambio de la suma de U$S 1.200.000 anuales netos; es decir, el que alguna vez dijo que dirigiría gratis al equipo nacional (¿a eso también lo habrá jurado por Dalma y Gianinna?)recibirá unos U$S 100.000 mensuales.

Para poder juntar ese dinero, la A.F.A. decidió pasar la gorra entre todos sus sponsors, a los que se sumó Aerolíneas Argentinas que, desde que fue estatizada, verá más incrementado su pasivo mensual ayudando a pagar el sueldo de Diegote... es decir, al kirchnerismo le interesa mucho que Diegote siga dándonos más pan y circo.

La cifra que percibirá el ex capitán de la selección nacional de fútbol supera largamente lo que percibían sus antecesores Daniel Alberto Passarella, Marcelo Bielsa, José Néstor Pekerman y Alfio Basile quienes ganaban entre U$S 50.000 y U$S 60.000 mensuales.

Hay que decir que, tal vez, Diego Armando no esté conforme con lo que ganará como (pseudo) entrenador ya que él pretendía ganar nada menos que U$S 2.000.000; quizás sea su "amor a la camiseta albiceleste" y la influencia de sus admirados Fidel Castro, Che Guevara y Hugo Chávez, lo que le hizo reconsiderar sus pretensiones económicas propias de un acérrimo capitalista y cobrar menos...

Es increíble como Julio "Todo Pasa" Grondona haya aceptado pagar semejante cifra a una persona que no solo no tiene título habilitante sino que ya ha dado sobradas pruebas de su ineptitud para ser director técnico.

Desde que Maradona se hizo cargo de la conducción del seleccionado argentino, decayó notablemente el nivel de juego del equipo que se reflejó en los resultados obtenidos en los partidos por las Eliminatorias rumbo a Sudáfrica 2010 que han dejado a la Argentina en una posición incómoda.

Con Diego Armando en el banco, la prensa adicta le festeja todo y, mal que nos pese, hemos dejado de hablar de fútbol para estar más pendientes de los cruces mediáticos producto del egocentrismo del actual D.T. de la Selección que sufre de una insoportable incontinencia verbal. Gracias a Maradona, la A.F.A. se volvió un cabaret ya que, con él se suman escandaletes más propios de un programa chimentero: Maradona versus Grondona hijo, Maradona versus Bilardo, Maradona versus Batista, Maradona versus Gorosito, Maradona versus Riquelme, Maradona versus Boca Juniors, Maradona versus River Plate y, debido al desmesurado ego de Diegote, la lista de "dimes y diretes" seguirá.

En las últimas dos décadas, pueden resultar escandalosos el nivel de los haberes que perciben los futbolistas profesionales de primer nivel. Así está el mundo: hoy en día se remunera mucho mejor a los actores principales del entretenimiento (deportistas y artistas), dejando relegados a quienes aportan al desarrollo de los pueblos con sus profesiones, como docentes, médicos y otros científicos. Ahí podemos entender porqué hay tantos niños y adolescentes que les interesa más imitar a alguna estrellita de televisión, a un futbolista europeo o a un cantante de rock más que dedicarse a los libros.

Diego Maradona no puede ser más argentino. Sin preparación ni disciplina alguna, hizo su carrera armado nada menos que con su talento natural. Increíblemente endiosado hasta el extremo, él estuvo y está siempre dispuesto a llevarse el mundo por delante con toda una parafernalia desatada por aquellos que les conviene que se agigante más la devoción por este dios pagano. Y como si todo ésto fuera poco, está muy bien pago.

3 comentarios:

pablopolo dijo...

Discúlpame Mario, pero lo de talento natural... yo diría por la marihuana en su estado natural.
Ja.Ja.Jaaa.!
Muy buena la nota.!
Saludos.-

mario dijo...

Hola Pablo

Personalmente, en este espacio omito hablar de las miserias ajenas y trato de cuestionar únicamente la conducta pública.

Siguiendo con lo del libre albedrío del otro post, Diego Armando eligió enredarse en ese infierno y es un tema que él y nadie más que él debe resolver. A lo sumo, que su familia le pida una rendición de cuentas.

Lo admiré mucho como futbolista pero el episodio de su doping positivo en el Mundial de Estados Unidos '94 me colmó la paciencia.

Creo que Diego Armando tiene un don especialísimo para jugar al fútbol y una salud privilegiada. Sin haber entrenado nunca seriamente y sin llevar una conducta disciplinada, pudo salir airoso de situaciones límites que casi terminaron con su vida.

No creo que lo de él sea pura marihuana. Te aseguro que por más porros que vos y yo nos podamos fumanchear, no podremos jugar como él.

Saludos.

pablopolo dijo...

Tenes razón Mario lo mío fue solo una expresión, no una burla y menos con un tema sobre adicción, personalmente creo que es una persona muy errada en su vida y muy altiva. Aunque también la droga lo descalifica como el mejor jugador y deportista.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina