lunes, 4 de mayo de 2009

Sensación de balazos, sensación de inseguridad

En la madrugada del ayer pasado, Florencia, hija de Cristina Fernández y Néstor Kirchner se encontraba en la casa de un amigo en la localidad bonaerense de Vicente López, mientras su custodia personal la esperaba en la puerta distribuida en un Peugeot 407 y en un Toyota Corolla (¡¡esos autos son para los oligarcas!!). Sorpresivamente, cuatro hombres se detuvieron frente al domicilio en cuestión a bordo de una camioneta Toyota Hilux y se dirigieron hacia el Peugeot, aparentemente, con el propósito de robarlo. Los encargados de la seguridad personal de la hija de la Presidente abrieron fuego contra los delincuentes y se desató un tiroteo: dos jóvenes de 19 años fueron detenidos (uno de ellos con heridas de bala en el tórax y en el cuello), mientras los otros dos pudieron escapar.

Florencia Kirchner no sufrió ninguna consecuencia de este violento incidente ya que permaneció a salvo en interior de la vivienda. Mientras sus padres despotrican contra la oligarquía, es curioso como esta adolescente (la PresidentA diría que es una adolescentA...) hace de la ostentación y la frivolidad su modo de vida, "superando" por lejos a Zulemita Menem en "nefasta" década de los 90...

Si hasta el año pasado la voz cantante del oficialismo para justificar lo injustificable tomándonos a todos de estúpidos era Alberto Fernández, la posta la tomó ahora Aníbal Fernández, el imprentable Ministro de Justicia de la Nación.

Luego de sucedidos los hechos, Aníbal Fernández se limitó a declarar a América Noticias "Es un hecho común, y no voy a dar más explicaciones porque estamos en plena investigación y cuando tengamos la información suficiente la daremos a conocer".

Eso sí, no seamos "desestabilizadores" ni "golpistas" y no critiquemos porque le podemos dar la razón a Don Aníbal: ¡¡es un hecho común!!... Sí, porque, gracias a la falta de acción de parte del Estado ante la marginalidad social, los delincuentes dictan su propia ley en las calles de todas las ciudades del país.

Este confuso episodio se produjo cuando no hace mucho el Ministro Justicia había declarado que la inseguridad que padece el país es "una sensación" y culpó a los medios de comunicación de difamar al Gobierno Nacional por la difusión de noticias policiales.

Al margen de que es cierto de que varios medios de prensa magnifican hechos negativos de la realidad para vender más, es innegable que la Argentina está padeciendo una alarmante inseguridad. Hoy en día cualquiera puede ser víctima de un acto delictivo. Mientras este Ministro (y, por ende, todo el Gobierno Nacional) tiene la sospechosa obsesión por despenalizar las drogas, nadie se salva: a la vista está que ni en los barrios privados que por más seguridad privada que ostenten pueden estar a salvo de esta locura.

Ahora yo me pregunto: ¿qué hará la Justicia Argentina con estos menores?, ¿los militantes de "organizaciones de derechos humanos" se quejarán por el gatillo fácil de la custodia de la infanta Florencia?, ¿los liberarán como hacen con los otros que delinquen contra gente común?... ¿o se trata de jóvenes que delinquen culpa del neoliberalismo de Menem?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina