viernes, 8 de mayo de 2009

A río revuelto

Nuevamente, sin importarle en absoluto perjudicar a los demás, el tristemente célebre Luis Ángel D'Elia movilizó a su tropa de patoteros por las calles de Buenos Aires para presionar a Néstor Kirchner y Cristina Fernández para integrar la lista de candidatos a diputados que proponga el Frente para la Victoria en la Provincia de Buenos Aires.

Así como Hugo Moyano a través de la Confederación General del Trabajo organizó una multitudinaria marcha el pasado 30 de abril para mostrar poderío de convocatoria y así exigir puestos claves en el Gobierno Nacional, la muchachada de la Central de Movimientos Populares (¿?) que aglutina piqueteros kirchneristas hizo también su demostración de fuerza.

La manifestación ocupó casi siete cuadros de largo y finalizó en la puerta de la Casa Rosada en donde, una vez más, D'Elia proclamó su fidelidad al proyecto oficialista pero se dio un momento para advertir asus jefes políticos de que "No se abusen de nuestra nobleza, de nuestra generosidad. No queremos listas blancas y marketineras. Queremos pueblo, trabajadores, morochos en nuestras listas que nos representen y nos llenen de orgullo", en clara alusión a sus pretensiones personales de ingresar al Congreso de la Nación.

Como era de esperarse, D'Elia volvió a reafirmar su postura llena de odio, xenofobia e intolerancia ideológica al amenazar que "Si la derecha conspiradora llegara a imponer a Cobos, el pueblo va a hacer tronar el escarmiento y vamos a ser protagonistas en las calles, en los pueblos y en las ciudades de Argentina."

Luis D'Elia está jugado por el todo y empeñado en acaparar poder para si mismo
. Y no duda en utilizar a decenas de compatriotas desorientados a quienes extorsiona para que apoyen su propia estructura de poder.

Cabe preguntarse hasta qué punto le conviene al kirchnerismo sumar a este siniestro personaje a su propuesta electoral. Porque este dirigente tiene muy bien ganado un lugar en el podio de los personajes más detestados en toda la Argentina y es muy probable que sean más los votos que le reste al oficialismo, más que los que pueda aportar. Ya de por si, Néstor Kircner no está en su mejor momento de popularidad, lo de las listas "testimoniales" que constituyen toda una estafa al electorado que complica más aún las aspiraciones kirchneristas de mantener su hegemonía en ambas cámaras del Congreso de la Nación.

Al igual que Néstor Kirchner y la Sra. Presidente, D'Elia también apuesta a enardecer más los odios y resentimientos sociales entre los mismos argentinos para sacar su rédito político personal. A esta gente poco y nada le interesa en auténtico crecimiento de la Patria, solo la consolidación de sus macabros espacios de poder. Todo vale para ellos.

2 comentarios:

Cenicienta dijo...

Pregunto:
Si en las listas figura Nacha Guevara, los que la voten votarán a un ser inexistente ya que el nombre que figura en su DNI es Clotilde Aguilar. Cosas de la política trucha que no entiendo

mario dijo...

Hola Cenicienta

Los bonaerenses verán en las boletas "nacha Guevara", en lugar de Clotilde Acosta.

Todo puede ser en la política argentina. No hay límite alguno ni ética.

Besoss.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina