jueves, 21 de mayo de 2009

Michetti vive solamente en una Ciudad

Desde siempre, dada su privilegiada ubicación, el Puerto de la Ciudad de Buenos Aires es, por lejos, el principal de la República Argentina.

Desde los primeros años de la Patria, todo el comercio exterior del país debía pasar por el puerto de la llamada "Reina del Plata" para llegar a los principales mercados del mundo. Sin lugar a dudas, ésto favoreció notablemente al centralismo porteño no solo en el aspecto económico sino también en los aspectos político y social, lo en detrimento del resto de las provincias que conforman la Argentina.

En 1871, el Gobierno Nacional empezó a negociar con el de Buenos Aires para obtener tierras en el puerto para realizar importantes obras de infraestructura que mejoraran las condiciones para la llegada y salida de embarcaciones. Recién 1880 cuando la Ciudad de Buenos Aires pasó oficialmente a estar bajo la jurisdicción del Gobierno de la Nación Argentina, el puerto pasó a ser propiedad del Estado Nacional.

En las primeras décadas del Siglo XX, gracias a las obras realizadas y al intenso tráfico comercial, el Puerto de Buenos Aires era el mayor de Latinoamérica y el de todo el hemisferio austral.

Con el tiempo, disminuyó notablemente el transporte de pasajeros por el Puerto de Buenos Aires aunque es aún intenso el transporte comercial. Día a día, cientos de camiones arriban a la Ciudad provenientes de distintos puntos del país.

El 03 de junio de 1992, por la Ley Nº 24.093 se determinó que, salvo el Puerto de Buenos Aires, todos los puertos de las Argentina pasarían a las jurisdicciones de las provincias que los contienen. Así, el Puerto de Rosario pasó a ser administrado por el Gobierno de la Provincia de Santa Fe y el Puerto de Bahía Blanca quedó bajo la órbita del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. El Puerto emblemático del país siguió siendo regenteado por el Gobierno Nacional porque la Ciudad de Buenos Aires no era autónoma.

Desde que Mauricio Macri apareció en la escena política nacional con PRO (Propuesta Republicana), Buenos Aires intentó a gestionar el traspaso del Puerto a la órbita de la Ciudad. En el 2006, siendo Diputado Nacional, Macri presentó dos proyectos de Ley en el Congreso de la Nación con este propósito. Dada la mayoría kirchnerista, las iniciativas del ex Presidente del Club Atlético Boca Juniors nunca fueron tratadas.

Se vienen las elecciones legislativas y Gabriela Michetti, ex Vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y ahora candidata a Diputada Nacional, vuelve a poner sobre el tapete la discusión sobre la administración del Puerto. Junto a otros candidatos del PRO, la popular dirigente tuvo la curiosa iniciativa de convocar a una conferencia de prensa en la Costa Salguero en donde manifestó que “Somos porteños, nuestro escudo tiene un barco que viaja por el Río y lo increíble es que el puerto no nos pertenece”. Después de animarse a cantar la canción "Yo vivo en una ciudad", Michetti estimó que, por la Administración del Puerto, el Estado Nacional está quedándose con unos 150 millones de dólares anuales que deberían pertenecer a la Ciudad de Buenos Aires.

La gente del PRO fue más lejos al quejarse de que los cientos de camiones que llegan desde el interior del país (nunca entendí la expresión "interior" para referirse a toda la Argentina que no sea Ciudad de Buenos Aires... si a los provincianos nos dicen que somos del interior, ¿será porque ellos son del exterior?) hasta el Puerto generan un caos en el tránsito vehicular de la Ciudad de Buenos Aires, con el agregado de que arruinan el pavimento de sus calles (¿?).

Michetti sostiene la necesidad de debatir porque "Este tema merece un debate serio por cuestiones reales y no jurídicas, porque hay recursos que están en juego y pueden mejorarle la vida a los vecinos, y porque creemos que no hay derecho a que el Gobierno Nacional siga teniendo de rehenes a los porteños". La gente de Macri sostiene esta iniciativa con argumentos similares a los que usaba la Presidente Cristina Fernández cuando quiso imponer las retenciones a las exportaciones de la soja al afirmar que "su manejo permitirá obtener suficientes recursos para construir mayor cantidad de escuelas y seguir mejorando el sistema de salud porteño".

Personalmente, como ciudadano argentino, considero injustificado el reclamo del PRO. Tal como lo fue desde los primeros años de nuestro país, el Puerto ubicado en Buenos Aires es el Puerto de Argentina. Durante décadas, Buenos Aires aprovechó su ubicación privilegiada para sacar ventaja del resto de las provincias argentinas y construyó así un centralismo que no es sano para toda la Nación. Además, gran parte de la riqueza que ostenta la Ciudad y el conurbano es gracias a que concentra la industrialización de las riquezas de las provincias.

Me parece un tanto infantil decir que los camiones provenientes del resto del país complican el tránsito de la Ciudad de Buenos Aires y que les arruinan las calles. El caos vehicular porteño tiene causales más complejas que le compete a sus propias autoridades solucionar.

Una medida como la que ahora impulsa el PRO atentaría contra el siempre endeble federalismo, tan necesario para un armónico desarrollo de toda la Argentina. Seguramente, si el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires recibe ingresos por la administración del puerto podría destinarlo a "salud y educación" (¡qué fácil nos endulzan los oídos!), pero si el Estado Nacional obtiene esos fondos y los coparticipa como debería y no hace, se beneficiaría a regiones de nuestro país muchísimo más pobres.

Michetti debería tener en cuenta que ella será Diputada Nacional, es decir, de toda la Nación Argentina y no solo de la "nación porteña" (¿?). Esto está mucho más allá de una mera disputa entre kirchnerismo y macrismo. Considero que los macristas deberían pensar más en el conjunto de la Nación, más que en intereses sectoriales.

Sra. Gabriela Michetti: la República Argentina no termina en la Avenida General Paz.

7 comentarios:

Detrásdelumbral dijo...

Desde que esta porción de tierra se llamó Argentina, Buenos Aires fue la niña mimada.
Es hora de que se empiecen a dar cuenta de que hay más mundo en "el interior"...
Muy buen blog.

Anónimo dijo...

No critiques tanto al Pro mira que propone una idea; no como todos los candidatos principalmente los de San Juan que lo unico que dicen es que votemos al Gobernador.
Por otra parte el centralismo portenño no se hace solo por el puerto es importante que se re vea la ley de coparticipacion y eso lo hacen los diputados que votaremos.

mario dijo...

Releé bien y verás que no critico al PRO en su totalidad, sino que me refiero a una iniciativa puntual de la gente de Macri.

Claro que el federalismo argentino no pende de que el Puerto de Buenos Aires sea administrado por el Estado Nacional o el Gobierno de la Ciudad. Hacen falta muchas medidas más pero, sobre todo, un importante cambio cultural en los que habitamos en este país.

Reformaular la coparticipación de los impuestos reduciendo el manejo discrecional de fondos sería una medida importante.

Saludos.

Pablo de Córdoba dijo...

Una buena medida sería sacar el gobierno nacional de Buenos Aires, dejar la casa Rosada de museo, y trasladar todo a alguna otra provincia. Al menos obligaría a los políticos y dirigentes a pasar sus días conociendo otros lugares.

Una idea loca: cada diez años se mueve la capital, por cada censo, a distintas regiones. Una vez a Cuyo, otra al Noreste, otra al Noroeste, otra a la patagonia, y de vuelta a la región pampeana (Viedma, como quería Alfonsín, por ejemplo).


Saludos

Edukator dijo...

¿EL PRO propone ideas? ¿Que ideas? ¿la de un tipo que dice "ayudame ayudate?

Pablo de Córdoba dijo...

Otra explicación por qué hay un desfile de opositores con pocas ideas, y por qué se obvian las cosas positivas del gobierno nacional y se concentran en desgastarlo

Ley de Radiodifusión

http://www.youtube.com/watch?v=W41MWx3hZeQ

mario dijo...

Hola Pablo

Coincido con vos respecto a lo que decís de la Ley de Radiodifusión. Vi el video que me pasaste. Al respecto escribí algo en este blog que lo podés ver en http://cerromercedario.blogspot.com/2009/04/mas-alla-del-bien-y-del-mal.html

No se trata de ser antikirchnerista, ni "anti-nada", necesitamos proponer algo. No soy kirchnerista (y me repugnan los modos de Cristina Fernández y Néstor Kirchner) pero esta Ley no me parece mala.

Saludos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina