viernes, 24 de abril de 2009

Todos miran a su 2011 pero nadie mira el presente de San Juan

Se avecinan las elecciones del 28 de junio y, en la Provincia de San Juan, ya se van perfilando los candidatos que pugnarán por las tres bancas en la Cámara de Diputados de la Nación que se ponen en juego.

Del lado de la oposición, después de varias idas y vueltas y promesas y traiciones, se van formando distintos frentes con la difícil misión de mellar el hasta ahora sólido poder del Gobernador José Luis Gioja que está sostenido por la muy buena imagen que tiene en la población y, claro está, la inmensa mayoría de los medios de prensa que le cubren las espaldas.

Gioja tiene el muy difícil objetivo de repetir el apabullante triunfo que el Frente para la Victoria tuvo en el 2007 cuando se alzó con las tres bancas de la Cámara Baja, configurando un resultado inédito en la historia de San Juan. Desde el giojismo, no sería un buen resultado perder una banca.

Aunque ellos lo nieguen, todos sabemos que estas alianzas con fines electorales tiene fecha de vencimiento a muy corto plazo, más aún se se consuma una derrota.

Quien tendría chances de hacer frente al oficialismo es Eduardo Mauricio Ibarra, actual Intendente de la Municipalidad de Rawson y aún afiliado al Partido Justicialista. A partir de este año, Ibarra se ha constituído en parte del maldito "peronismo disidente": son los hijos de Perón que borrachos de ambición de poder no toleran un revés en el seno de su partido y salen a competir electoralmente por fuera de la estructura partidaria, sembrando más confusión en la ciudadanía. Este dirigente rawsino ha impulsado recientemente su propia agrupación, "Convicción Federal", que, al igual que otros armados provinciales que hoy languidecen (Producción y Trabajo, Desarrollo y Justicia, Unidad y Progreso) tiene como único y exclusivo objetivo ser el medio por el cual Ibarra pueda acceder a la Gobernación de San Juan en el 2011. Nada más importa.

Otro que asoma es (el eterno candidato) Rodolfo Colombo, vende-humo por excelencia en San Juan y líder de ACTUAR quien, selló su alianza con la Unión Cívica Radical y la Coalición Cívica. A pesar de su alarmante vacío discursivo, la tosudez de Colombo es lo que lo ha depositado nuevamente en carrera por algún cargo electivo que, tal como se deja presagiar, será un nuevo fracaso ya que poca gente le cree su prédica mesiánica de sr "lo nuevo en política", "sus ganas y su juventud" y negando la evidente circunstancialidad de su alianza electoralista jurando que es "a largo plazo"...

El último que ha llamado curiosamente la atención es Daniel "Chango" Illanes, Profesor en la Universidad Nacional de San Juan, identificado con el comunismo. Desde su Diario El Chango y lleno de soberbia, Illanes se autoproclamó como el único referente de la izquierda que tiene la capacidad y popularidad para "combatir contra el giojismo" (¿?). Es coherente con los modos de la izquierda en el sentido de que apuesta constantemente a los antagonismos sociales para acaparar votos y, claro está, la insoportable e inofensiva histeria adolescente contra el imperialismo. Su discurso está cargado de odio contra la clase media y la "oligarquía"; ahora bien, si se supone que él quiere ser Diputado por San Juan, debería pensar en el conjunto de la sociedad y no en sus aduladores... en fin, nada más comunista. Desde su espacio, ha convocado a todos los simpatizantes del comunismo para reunirse con la única condición de que él será el candidato en primer término (como buen zurdo, nada de debate, nada de democracia) con la obsesión personal de llegar a ser candidato a Gobernador de San Juan en el 2011.

Lo penoso de todo ésto, es que acá en ningún momento nadie se ha puesto a pensar qué ideas puede llevar al Congreso de la Nación. Nadie ha mostrado algún bosquejo de proyecto de ley para San Juan. Todos se valen del 28 de junio para encaminar sus ambiciones personales para el 2011, ya sea para la Gobernación de la Provincia como a la Presidencia de la Nación, sueño dorado de Don José Luis Gioja (y todo su séquito de alcahuetes).

En definitiva, estos candidatos nos usarán a todos para testear sus posibilidades de hacerse de más poder en el corto plazo.

Mientras tanto, ¿a quién le importa San Juan?, ¿a quién le importa la Argentina?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bien con el análisis, pero todo conduce a que la única salida es el voto en blanco??? creo que hay que jugarse por alguien, no sirve de nada despotricar contra todos, dejando ver que en el fondo un se las sabe todas, porque es la típica postura rgentina, critico a todos, todos son choros, todos son inútiles, etc. Después, claro, uno tenía razón porque lo advirtió... pero se trata de encontrar soluciones. Viejo, por alguno de todos esos candidatos te vas a tener que jugar, son las reglas del juego... por lo menos mientras la clase media trabajadora y criticona no se ponga en movimiento, serán siempre los mismos los que esten en la vidriera.

mario dijo...

No estoy proponiendo votar en blanco. Como ciudadano, estoiy pidiendo más altura a los que quieren que yo los vote.

Nunca voté en blanco y, seguramente, alguno elegiré.

Saludos!

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina