lunes, 13 de abril de 2009

Festival de Bonos 2009 (la nueva estafa...)

En el Boletín Oficial de la República Argentina, en su edición de hoy, publica las Disposiciones 21/2009 y 22/2009 en donde se anuncia que el Gobierno Nacional emitirá una una Letra del Tesoro por 500 millones de pesos, a una tasa de interés de 14,5951% nominal anual, y amortización íntegra al vencimiento previsto para el 28 de septiembre próximo. A su vez, a través de la Disposición 22/09, la Tesorería General de la Nación dispuso la emisión de una Letra del Tesoro con vencimiento el 28 de diciembre de 2009 con la misma tasa de interés que la anterior, por un importe de 1000 millones de pesos. Ambas serán negociables en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y en Bolsas y Mercados de Valores del país.

Pasando en limpio, se ha decidido aumentar el pasivo del Estado Nacional por la friolera suma de 1.500 millones de pesos, que es dinero que se le debe a la Administradora Nacional de la Seguridad Social (A.N.Se.S.), quien a su vez tomó de lo que las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones el año pasado.

Según informa el Diario La Nación, esta no es la primera vez que el Gobierno publica emisiones durante este año. En sólo tres meses del año, el Gobierno publicó en el Boletín Oficial emisiones de deuda por $ 9278,7 millones, un 1,63% más que en todo 2008.

El descalabro de fondos del Gobierno de la Presidente Cristina Fernández es tal que recure a cuanto lugar haya con algún dinero y poder satisfacer su avaricia de dinero (público) para sostener su esquema de poder hasta el 28 de junio próximo.

Ante la imposibilidad de tomar créditos en el exterior por no ofrecer garantías, la ecuación es perversa y dramática para las arcas públicas: tomar dinero del Banco Central de la República Argentina y de la A.N.Se.S. que no se devolverá en el corto plazo. Ante la escasez de circulante, el B.C.R.A. termina emitiendo moneda lo que, inevitablemente, provocará inflación, subida del dólar y caída del poder adquisitivo. En definitiva, la voracidad de la caja kirchnerista terminará dejando más pobres en la Argentina.

Para paliar el déficit, la Presidente Fernández terminará cayendo en el lugar común de sus antecesores: emisión de bonos de títulos públicos con vencimiento a largo plazo que algunos ingenuos inversores comprarán en mercados internacionales.

Hay que recordar que el proyecto de "estatización" de fondos de las A.F.J.P. fue mayoritariamente apoyado en ambas Cámaras del Congreso de la Nación. En el caso de San Juan, todos los legisladores que responden al Gobernador Gioja (los Diputados Juan Carlos Gioja, Ruperto Godoy, Graciela Caselles, Margarita Ferrá y Ernesto López, más los Senadores César Gioja y Marina Riofrío) están entre los que avalaron este robo al pueblo levantando irresponsablemente su mano.

Haciendo repaso de la historia del sistema previsional de este país, recordemos cuando el entonces Presidente de la Nación Carlos Saúl Menem impulsó la creación de las AFJP, proponiendo la elección de sistema de jubilación pero no permitiendo que un trabajador, en caso de arrepentirse, pueda posteriormente volver al sistema estatal. Y fue positiva la medida de Néstor Kirchner, cuando era Presidente de la Nación de devolver la facultad de elegir libremente entre ambos sistemas. Pero, ante la desconfianza generalizada en la política económica kirchnernista, no se dio el masivo traspaso al sistema de reparto que Kirchner anhelaba; es por eso que se dispuso la medida dsctatorial de pasarnos a todos al sistema estatal con el verso de que lo hacían "para cuidar los ahorros de la gente".

Un detalle no menor es la tasa de 14,5951% nominal anual que ofrece el Estado Nacional para devolver ese dinero a quienes compren (pobres...) esos títulos públicos: es notablemente superior a la inflación que determina Guillermo "Patota" Moreno, Subsecretario de Comercio Interior y amo y señor del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (I.N.D.E.C.). Sabido es que los títulos públicos ajustan su valor según el índice inflacionario del país, por lo que esta tasa de interés con la que buscan seducir a inversores deja desnuda una gran contradicción con lo que nos quiere hacer creer el bueno de "Patota".

Y, sí... "la mentira tiene patas cortas", Sra. Presidente...

Como dije en un post anterior, a la Presidente Cristina Elisabet Fernández no le interesa en absoluto cuidar el patrimonio del Estado Nacional. Con su marido comparten la maldita obsesión de llenarse de dinero de todo el pueblo en nombre de la "distribución de la riqueza", todo un eufemismo para la gilada...

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina