martes, 17 de febrero de 2009

¿Vox populi?... ¿Vox Dei?

Ante la insistencia de Chávez, los venezolanos concurrieron a las urnas para emitir su voto acerca de la propuesta de reforma constitucional impulsada por el primer mandatario de aquel país. El resultado fue favorable al oficialismo con 6.003.594 votos, equivalentes al 54,36 por ciento del total de los votos.

En esta oportunidad, los venezolanos decidieron apoyar el intento reeleccionista de su Presidente, el "bolivariano" Hugo Chávez Frías, quien ya lleva más de diez años en el poder: Chávez ya tene la posibilidad de ir por una nueva reelección.

La enmienda impulsada por Chávez contempla la eliminación de las limitación de dos periodos para el Presidente. De no haber sido por ésto, Chávez se tenia que retirar del poder en el año 2012. Sin ningún estupor, antes de las votaciones, Chávez declaró “Ahora comienza la verdad: viene el tercer período de la revolución: 2009 a 2019. Y después 2019-2029, 2029-2039 y 2039-2049.”

Recientemente, el inefable Fidel Castro habría manifestado su apoyo a este intento de perpetuación en el poder escribiendo que el éxito de su ¿Revolución? Cubana está muy ligada al Gobierno encabezado por Chávez. Justo quien vive y dirigió un país en donde nunca se hicieron elecciones libres y democráticas, afirmó: "Nuestro futuro es inseparable de lo que ocurra el próximo domingo cuando se inicie el día de la aprobación de la Enmienda Constitucional. No existe otra alternativa que la victoria".

La victoria chavista es festejada también por el kirchnerismo, ya que Chávez ha comprado su adhesión con muchos dólares y préstamos a altísima tasa de interés. Es vergonzoso que junto al Che y Fidel, Castro es amado y aclamado por varios presidentes sudamericanos: los Kirchner, Evo Morales y Rafael Correa.

Claro que la soberanía popular de los ciudadanos de Venezuela debe ser respetada. Pero, aún así, no deja de sorprenderme como un pueblo se está manifestando en contra de la democracia de sus instituciones porque, desde que asumió como Presidente, Chávez no hizo más que acumular más y más poder en torno a su persona en detrimento de los demás poderes. Gracias al petróleo y la progresiva censura, toda Venezuela queda hecha a medida de Chávez.

La historia nos ha enseñado de lo peligroso hasta dañino que puede ser que toda una nación quede atada a una sola persona; es por eso que, más allá de sus falencias, la democracia es el mejor sistema, el cual propone un saludable equilibrio entre tres poderes.

Es inaceptable que quienes profesan el socialismo, tienen un desprecio por toda institución democrática, como así también mucho empecinamiento por censurar voces opositoras.

LA IZQUIERDA ES INCOMPATIBLE CON LA DEMOCRACIA. Cada vez es más evidente.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina