domingo, 1 de febrero de 2009

Lecciones de tenis y caballerosidad

Una vez más, los dos mejores tenistas del mundo se vieron las caras en un Grand Slam: Rafael Nadal y Roger Federer, se disputaron el Abierto de Australia en un maratónico y durísimo match que sirvió para dejar en claro porqué ambos marcan la diferencia sobre el resto.

El resultado fue favorable al español por 7-5, 3-6, 7-6(3), 3-6 y 6-2, luego de más de cuatro horas y media de partido.

Si bien no soy un profundo entendido de este deporte, puedo decir que fue un excelente partido, en el cual los dos pusieron lo mejor de si mismos mientras se iban turnando en el dominio del resultado. En un determinado momento, Federer lo llegó a tener a su merced pero pudo más la estupenda fortaleza anímica del español.

El suizo arribó a esta final con la esperanza de igualar el record de 14 títulos Grand Slams que aún posee el gran Pete Sampras. Mientras tanto, el actual Nº1 del mundo venía de una agotadora semifinal contra su compatriota Fernando Verdasco, lo cual hacía presagiar que se le complicaría la final. Pero no, Nadal dio una nueva muestra de su gran temperamento y peleó hasta el final para imponerse a Federer.

A la hora de la premiación, ambos demostrar una gran caballerosidad que debería ser imitada a lo largo y a lo ancho del Planeta, especialmente en Argentina. Como se acostumbra, el subcampeón del torneo es el primero en dirigir la palabra al público presente aunque, en este caso, Roger Federer se quebró emocionalmente no pudiendo contener sus lágrimas y no pudo hablar; Nadal no dudó en abrazarlo y animarlo. Cuando se pudo reponer, Federer elogió a su rival diciéndole "Felicitaciones, jugaste increíble, lo mereces, muchacho" y para la gente y la organización del Abierto tuvo palabras de agradecimiento.

Con gran humildad, Rafael Nadal expresó: "Antes que nada, lo siento por lo de hoy, pero eres un gran campeón, uno de los mejores de la historia. Vas a superar los 14 títulos de Sampras seguro. Felicitaciones por toda tu carrera, y te deseo la mejor de las suertes para el resto de la temporada".


Y si la final la hubieran jugado algún argentino...

Si el campeón del Abierto de Australia hubiera sido un compatriota nuestro, ya se estaría hablando de que "es el mejor del mundo", o bien de la renombrada "legión argentina". Por supuesto, que a nadie le importaría hablar de los Nadal o los Federer... "no existirían"...

Si el perdedor hubiera sido alguien nacido en este país, probablemente se habría mostrado de mal humor una vez consumado el partido, no hay certezas de que felicitaría públicamente a su vencedor, le pediría perdón a la afición argentina por no haber salido campeón (¿?). Por su parte, la prensa "especializada" de Argentina hablaría de fracaso basándose en la creencia de que "ser segundo no sirve", o que "nadie se acuerda después del subcampeón"; seguramente cuestionaría algún fallo polémico de los jueces y hasta "alguna mano negra" que impide que algún argentino llegue a la cima del tenis mundial.

¡Qué lejos estamos!, ¿no?

1 comentario:

Anónimo dijo...

Nunca vamos a poder saber que hubiera dicho un Argentino, lo que si estoy seguro que la prensa lo agrandaria como si fuera el numero 1 por años y simplemente se gano un titulo. yo tampoco soy un gran entendido pero creo que los que entienden mas de este deporte se dieron cuenta hace años que la mejor manera de saber quien es el numero uno era dando puntos por cada partido ganado o competencia en la que se participa, es por eso que llegar a ser el numero uno del mundo en tenis no es algo de un partido o un año bueno es de todos los dias y eso se logra teniendo suma consentracion entrenamientos todos los dias y sobre todo demostrar cada vez que se entra a la cancha que los puntos que uno tiene hay que defenderlos y tratar de ser mejor,en mí pobre opinion los tenistas Argentinos son muy talentosos pero no tienen conducta deportiva un ejemplo es Normandian una semana antes del Abierto de Australia estaba en el Carnaval participando de una comparsa ¿ Donde habra estado Federer y Nadal? Es una gran diferencia.
Felicidades a los dos mejores tenistas del mundo por mucho tiempo muchas gracias porque de sus maravillas en la cancha muchos otros aprenden cosas nuevas y tratan de superarlos, de esta forma el tenis nivela para arriba. Que buen oseria que en la Argentina se nivele para arriba en muchos casos y no para abajo.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina