jueves, 5 de febrero de 2009

Cuando el fin no justifica los medios

Me apena saber del nuevo ataque de Hamas contra Israel, más allá de que, por esta vez, no se hayan lamentado vidas humanas.

Me apena saber que haya tanta gente que queda en el medio de una disputa que parece no tener fin. Los puntos de vista de uno y otro lado son antagónicos y, prácticamente, irreconciliables.

Tanto israelíes como palestinos justifican la propia violencia y condenan la ejercida por su rival. Como que cada uno quiere tener todo el derecho de justificar cualquier tipo de exceso de su parte, cualquier tipo de matanza: aniquilar una, diez, mil o cien mil vidas da lo mismo en nombre de la causa que los lleva a combatir.

Hacen unos días critiqué lo que consideré como excesivo y despiadado de parte del Ejército de Israel para con el pobre pueblo de Palestina. Sigo sosteniéndolo y lamentándolo. Me parece inaceptable de cualquier forma que se someta a gente inocente en nombre de cualquier causa.

Ahora bien, Hamas, agrupación paramilitar que lidera Plaestina, parece que quiere lanzar otra ofensiva contra Israel, a pesar de haber sido advertido de las dolorosas consecuencias. Del lado palestino, no hay intención alguna de arribar a alguna solución pacífica y civilizada; es irresponsable seguir enardeciendo a Israel con esos ataques porque, se sabe, las consecuencias las pagarán indefectiblemente muchos humildes pobladores.

Motivados por su propia Jihad ("guerra santa"), en nombre de Alá, la sed de muerte es tremenda y llega inclusive a la propia autodestrucción. En nombre de la causa islámica, han habido muchas personas que han sido capaces de autoinmolarse con bombas y proyectiles matando a sus semejantes. Seguramente, esos suicidas murieron convencidos de que Alá los iba a recibir con todos los honores en la Otra Vida...

Cuando se trata de leer textos sagrados, no solo hay que contextualizarlos en el momento en que fueron escritos, sino que también es necesario tener fe para poder ser inspirados por Dios y obtener la adecuada interpretación. Es por eso que los cristianos se hayan separado entre algunas creencias religiosas y muchísimas sectas: cada cual traduce el mensaje divino como le parece, en vez de preguntarse humildemente sobre lo que Dios quiere decirnos.

Tomando el Corán, libro fundamental de la religión islámica, hay ciertas citas que puede ser malinterpretadas hasta descontextualizadas para justificar la violencia. En ese libro sagrado, encontramos la cita que expresa: "Combatid en el camino de Dios a quienes os combaten, pero no seáis los agresores. Dios no ama a los agresores. Matadlos donde los encontréis, expulsadlos de donde os expulsaron. la persecución de los creyentes es peor que el homicidio: no los combatáis junto a la mezquita sagrada hasta que os hayan combatido en ella. Si os combaten, matadlos: ésa es la recompensa de los infieles. Si dejan de atacaros, Dios será indulgente, misericordioso." [Corán, 2, 186-188]

No soy un estudioso del Corán, pero me cuesta creer que se diga que Alá propicie una cruel matanza. Personalmente, como católico, creo que "Dios es Amor", tal como escribe el Apóstol San Juan en una de sus cartas incluidas en la Santa Biblia; por ende, el odio y la venganza es incompatible con el ser de Nuestro Señor.

Ruego a Dios que los hombres israelíes y palestinos tengan la grandeza y la humildad de ir más allá de la violencia y puedan encontrar una solución pacífica, y que no haya que seguir llorando la muerte de tantos pobres inocentes.

Nada se puede construir desde el odio y la venganza, no hay vuelta que darle.

4 comentarios:

JOSE SEGUNDO dijo...

aunque no lo se y disculpa el lugar donde te contacto
mi idea es invitarte a
www.sonico.com/miguelmateos
desde ya un gusto en comaprtir esta pasion
nos vemos
jose segundo

Laura dijo...

Hola Mario! creeme que es un placer leerte, además de que escribís muy bien siempre me hacés pensar. Aunque no comente seguido, te leo siempre por bloglines.

A veces no me explico bien, pero perdoname si insisto mucho en frases que te leo y que me chocan. Espero que no lo sientas como que quiero corregirte sino todo lo contrario, sólo es para manifestar sobre lo que no comparto. Además siempre vos aportás algún dato o razonamiento que enriquece. A continuación entre comillas tus frase y luego algún comentario mio:

"Tanto israelíes como palestinos justifican la propia violencia y condenan la ejercida por su rival."
-No creo que se deba generalizar. Que el actual gobierno de Israel haya tenido consenso entre sus habitantes en su incursión a Gaza no significa que sean violentos ni que todos aprueben las "formas". Por lo que he leido y charlado con algunos, la aprobación popular se debe a que se ven abandonados por todos, es decir, nadie soluciona ni trabaja para que cesen las hostilidades de los grupos terroristas (en esta oportunidad Hamas) contra Israel.
Y sobre los palestinos, no todos apoyan la guerra suicida de Hamas. Es más, algunos hablan de que el pueblo palestino es rehén de Hamas y su locura. A modo de ejemplo hay que ver cómo llegó Hamas al poder (ganó las elecciones al matar a los palestinos adversarios)

"Hamas, agrupación paramilitar que lidera Plaestina, parece que quiere lanzar otra ofensiva contra Israel"
-Hamas nunca cesó, simplemente continua con su misma actitud de siempre, cohetes, bombas, cascotes, lo que tengan a mano. Mientras no tengamos presente que el único objetivo de Hamas es aniquilar a Israel no habrá una verdadera condena a Hamas ni se compartirá la necesidad de parar a estos terroristas.

Laura dijo...

"Personalmente, como católico, creo que "Dios es Amor"

También soy católica pero no podés obviar que a lo largo de la historia los católicos en nombre de Dios hicieron barbaridades (guerras santa, inquisición, "conquista" de américa, etc.)
Me quedó pendiente contestarte en el otro post sobre este tema.
Una cosa es rezar por el bien del otro, más cuando no profesa tu fe. Otra cosa muy distinta es rezar para que el otro se convierta a tu fe. Eso es lo insultante tanto para un judio como para cualquier otro culto.
Por eso todo lo que viene haciendo Benedicto se considera una contramarcha a lo que impulsó tanto Juan Pablo II: el ecumenismo.

Y no te aburro más.

Buen fin de semana!!

Anónimo dijo...

El Rabino Irwin Kula, presidente del National Jewish Center for Learning and Leadership de Nueva York, ha denunciado la desproporcionada reacción de otros líderes judíos ante la revocación de la excomunión al obispo Richard Williamson, de la FSSPX. Kula asegura que las ridículas y ofensivas declaraciones de Williamson no pueden empañar la inequívoca postura de la Iglesia Católica sobre el Holocausto. El rabino se pregunta si no serán turbias las razones de aquellos que pretenden usar este caso para deshacer el camino andado en las relaciones entre judíos y católicos desde el Concilio Vaticano II.

Irwin Kula es la octava generación seguida de rabinos en su familia, muchos de cuyos miembros perdió durante el Holocausto. En un artículo publicado en diversos medios estadounidenses se pregunta cómo es posible que tantos judíos estén dedicando toda su atención a la remisión de la excomunión de un obispo desconocido, y pregunta a las principales organizaciones judías si esa es la respuesta que se quiere dar tras las décadas de exitoso diálogo interreligioso que ha llevado a mejorar las relaciones entre judíos y católicos.

"¿Cómo es posible que el punto de vista de un obispo excéntrico sin poder alguno sea capaz de poner en crisis las relaciones entre judíos y cristianos a pesar del cambio revolucionario que trajo el Concilio Vaticano II?", se pregunta Kula, quien añade "¿dónde está la proporcionalidad en la respuesta, dónde el beneficio de la duda -que es un principio espiritual imperativo-, dónde el sentido común en dar más importancia a este asunto trivial que a la histórica visita del Papa a Auschwitz, donde no sólo denunció sin ambages el mal causado a los judíos durante el Holocausto sino que mostró su pesar por la posible contribución de algunas enseñanzas distorsionadas de la Iglesia a la aparición de semejante mal?

El presidente del National Jewish Center for Learning and Leadership afirma que es posible que las organizaciones de defensa de judíos, aun estando formadas por personas con la mejor de las motivaciones, están tan obsesionadas con su papel como monitoras del antisemitismo que se han demostrado incapaces de distinguir entre las ridículas y desacreditadas opiniones de Williamson y la clara postura de condena del Holocausto por parte de la Iglesia Católica y del Papa, el cual ha hecho repetidos llamamientos a no olvidar aquella infamia.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina