sábado, 7 de febrero de 2009

Argentinidad al palo

En este bendito país muchos nos quejamos y nos quejamos de los males propios. Eso sí, está inscripto a fuego en nuestra "identidad nacional" el echarle la culpa a los demás de lo que a uno mismo le sucede... eso sí, el "argentino promedio" (¿?) nunca se hacer cargo de lo que le toca...

Uno de los blancos predilectos de los lamentos populares es hablar mal de nuestros políticos y gobernantes. Es muy común escuchar que "la política es muy sucia", que "son todos ladrones" y, culpa de ellos, la situación socioeconómica de cada argentino dista bastante de ser la que sea que anhela. Por esas cosas del "ser nacional", es más fácil quedarse mediocremente criticando desde afuera y no hacer nada en concreto para que la situación se revierta... y más aún cuando llega la hora de votar para elegir a nuestros representantes.

Por mis cuestiones de trabajo, día a día puedo constatar la vigencia del dicho que sabiamente reza "los pueblos tienen los gobiernos que se merecen".

Una pequeña muestra

A mediados del año pasado, una mujer de 28 años de edad, casada (su marido trabaja) y madre de dos niños residente en el Departamento Chimbas de la Provincia de San Juan no dudó en concurrir a los periodistas del Canal 5 para denunciar que, según ella, en un Centro de Salud Pública situado en ese Departamento se estarían repartiendo remedios "vencidos".

Sin ningún tipo de seriedad, como acostumbran muchos periodistas sanjuaninos, en el programa "La Otra Cara" emitido por dicho canal televisivo se difundió la noticia sin dar el nombre de la mujer ni siquiera concurrir al establecimiento público en cuestión para corroborar la veracidad de los dichos de esa mujer. Lo que les importa a esos mercaderes de la realidad es el impacto. Lo que les importa a esos adictos a la pauta publicitaria oficial es estar demagógicamente "del lado de la gente".

Me preocupé en investigar el caso y me encontré que en ese Centro de Salud no estaban repartiendo medicamentos vencidos y que era muy probable que esa señora haya presentado cajas de remedios que habían sido entregados tiempo atrás. Aún así, de persistir la duda, me parece que cualquier periodista, antes de publicar una información tan comprometedora debería procurar investigar a fondo para realizar su labor con la responsabilidad social.

Tiempo después, a principios del corriente año, esa misma mujer protagonizó otro escándalo. Como tantos sanjuaninos, se dirigió a la Municipalidad de Chimbas para exigir que le entreguen una bolsa de mercadería, dada su situación económica. Golpeó varias puertas hasta que obtuvo lo que pedía prepotentemente: le firmaron un vale para que pueda retirar la mercadería que tanto necesita.

Pero eso no fue suficiente para esa señora.

Luego, esta señora quiso ser privilegiada por encima de tanta otra gente y empezó a exigir que la mercadería le sea entregada en su propia casa porque "no tiene dinero para llegar en colectivo" hasta el correspondiente Centro Integrador Comunitario en donde se entrega mercadería. Increíblemente, autoridades de Salud Pública de la Provincia accedieron a sus reclamos y le llevaron la bolsa de mercadería a domicilio.

Se dice por ahí que "Hay de todo en la Viña del Señor" pero lo cierto es que quienes tienen la responsabilidad social de educar y poner a cada uno en su lugar no lo hacen. Hablo del Estado Provincial, cuando obra demagógicamente con asistencialismos exagerados que no hacen más que promover la vagancia y no se cultiva la cultura del trabajo. Hablo del periodismo que, irresponsablemente, le da micrófono a cualquiera que pueda decir cualquier barbaridad sin prueba alguna; muchas veces, los mismos comunicadores sociales utilizan ese tipo de informaciones para extorsionar a los gobernantes de turno.

Nada más argentino... mal que nos pese.

1 comentario:

Enzo Troiano dijo...

Hola mario, espero que estés lo mejor posible, ya que bien del todo en esta situación sería medio utópico.
Como futuro periodista ese estilo de "sensacionalismo" me parece algo totalmente repugnate, y me quedo corto.
Cada vez es más común ver en la TV a periodistas que buscan eso, y se ponen el cartel de programas de investigación, y justamente investigar es lo que menos hacen.
Espero que sea un mal pasajero y no tener que convivir con eso una vez que ya este dentro del medio, seguramente saldré perdedor.

Nos leemos, pronto voy a volver a escribir en mi blog.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina