sábado, 17 de enero de 2009

La salud de la Sra. Presidente

"Soy hipotensa crónica. Lo que pasó es que por un cuadro de deshidratación no me pudieron levantar la tensión por unos días y tuve que mantener reposo”, declaró la Presidente en su primera aparición pública en lo que va de este 2009.

Después agregó acerca de su reposo, expresó: ”Quiero contarles que cuando uno es Presidente, lo es los 365 días del año y las 24 horas. Eso del descanso o de ‘ desenchufarme’ me resulta imposible. Yo no puedo, estoy muy enchufada" (¿?).

Mucho se ha dicho acerca del real estado de salud de Cristina Elisabet Fernández y no se tienen grandes certezas acerca de lo que le pasa. Esta vez, la primera mandataria argentina alegó lipotimia, pero se habló de anemia, de una depresión y, recurrentemente, que padecería trastorno bipolar. Asimismo, también es casi un misterio el estado de salud de Néstor Kirchner, por lo cual no habría apostado a la reelección como Presidente de la Nación y nos dejó a su esposa; escuché que durante su última visita a la Provincia de San Juan como titular del Ejecutivo Nacional se dispuso un servicio de emergencia especial en el Sanatorio Mayo debido a posibles desmayos que el santacruceño sufre.

El Diario Perfil se aventura en afirmar que lo de la Sra. Presidente es, en realidad, un cuadro depresivo que viene sufriendo desde hacen varios meses y que se habría acentuado por lo difícil que le resultó el año 2008.

Lo cierto es que la Sra. Fernández suspendió un viaje a Cuba en donde tenía previsto entrevistarse con el Presidente Raúl Castro. El viaje lo efectuará en el día de mañana, permanecerá en ese país caribeño por tres días y luego partirá para Venezuela adonde visitará a Hugo Chávez, Presidente de ese país y amigo/socio/acreedor de los Kirchner.

Párrafo aparte para un detalle no menor respecto a la gira de la Presidente y la pésima política exterior kirchnerista. Cristina Fernández estará entre Cuba y Venezuela mientras Barack Obama esté asumiendo como Presidente de los Estados Unidos, lo cual no es para nada conveniente para la Argentina. Está más que claro que ni América Latina ni, mucho menos la República Argentina, figuran entre las prioridades del futuro presidente norteamericano (en realidad, nunca estuvimos entre sus prioridades) pero este nuevo desplante diplomático de nuestra primera mandataria puede tener sus secuelas a futuro.

Tanto Néstor Kirchner como Cristina Fernández hacen escenas patéticas propias de adolescentes ante cámaras de televisión renegando de los Estados Unidos y el "imperialismo"... pero, por otro lado, se sabe que en más de una oportunidad recurren a organismos financieros vinculados con ese país del norte de este continente. Estados Unidos es aún el país más poderoso del Planeta, es la primera potencia mundial... guste reconocerlo, o no. Y como tantísimos otros países, la Argentina tiene una gran dependencia comercial y financiera del país del Tío Sam: la Presidente debería poner los intereses de la Argentina por encima de sus supuestas convicciones ideológicas.

Si bien esta Presidente no es de mi agrado, no es para alegrarse de su padecimiento. Lo que deseo es que pueda tratarse como corresponde como para estar a la altura de la circunstancias; de no ser posible, debería dar un paso al costado porque no es conveniente para la Argentina tener a una persona como Presidente que no esté a pleno en sus facultades físicas y mentales.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Importante tu comentario de la salud de nuestra presidenta, no es un detalle menor como lo diria ella, es que de su estado de salud y sus facultades mentales dependemos todos.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina