martes, 23 de diciembre de 2008

Buscamos a Sofía Yasmín Herrera

El día 28 de septiembre pasado, desapareció la niña Sofía Yasmín Herrera, de tan solo tres años de edad. La menor se encontraba en compañía de su papá y de su mamá en un Camping ubicado a 60 kms. de la Ciudad de Río Grande, Provincia de Tierra del Fuego.

Edgar Herrera, papá de Sofía, había organizado una salida al Camping "John Goodall" en compañía de su esposa, María Elena, con un embarazo de cinco meses de gestación, la pequeña Sofía y la familia de un amigo. Llegaron sobre las 11:30 de aquel día, estacionaron los automóviles en la puerta de dicho camping, que estaba vacío, y bajaron Edgar con su amigo y Sofía; 15 minutos después, Edgar retornó con su amigo pero sin Sofía. Edgar no se percató de la repentina ausencia de Sofía pensando que se había vuelto con su madre.

De ahí en más fue todo desesperación: buscaron a la nena por todos lados pero no había rastro alguno de su paradero. Avisaron a la Policía de Tierra del Fuego e iniciaron allanamientos en el Camping, tanto en todas sus hectáreas como en la vivienda del casero. Todo fue muy raro porque una niña tan chiquita no se podía alejar tan rápidamente.

El caso tomó trascendencia pública y los habitantes de Río grande se solidarizaron con el reclamo de la familia de Sofía. El Gobierno de esa Provincia apeló a lo peor del ser humano ofreciendo $ 30.000 por su rescato o algún dato certero de la niña; por su parte, el Gobierno Nacional ofreció $ 70.000.

Uno de los hijos del amigo de Edgar Herrera aseguró haber visto a un hombre de pelo largo, vestido de negro y en compañía de un perro boxer llevándose en sus brazos a Sofía hasta un automóvil gris marca Volkswagen.

Hasta el día de hoy, pese a los muchos allanamientos realizados tanto por los agentes de seguridad en Argentina como en Chile, nada se sabe de Sofía Herrera.



Si tenés alguna información para ayudar a encontrar a Sofía, por favor, comunicate a los teléfonos 02964-445020 y 02964-445535.

El drama de los chicos perdidos

Les voy a contar un caso real que me tocó de cerca acá en San Juan, solo cambiaré los nombres de los protagonistas. Juan, uno de mis amigos está casado y es papá de dos niños; tanto él como su esposa trabajan durante la mañana, por lo que dejaban a sus hijos en su casa al cuidado de Mariana, su empleada doméstica.

Una mañana, Mariana notó como Martín, el hijo mayor de entonces 5 años de edad, hablaba por teléfono por un largo rato; cuando el niño colgó, la chica le preguntó "¿con quien hablabas?", a lo que el niño respondió con naturalidad e inocencia "no sé, pero me estuvo preguntando como me llamo y otras cosas". Sobre el mediodía, un hombre se bajó de un automóvil en la puerta de la casa de mi amigo, tocó la puerta y le dijo a Mariana que buscaba al pequeño Martín para llevarlo al la escuela porque Juan, su papá, no podía porque estaba trabajando en ese momento. Gracias a Dios, la chica notó algo extraño en ese hombre y, aprovechando que no le había abierto la puerta de la casa, se tomó un momento para llamar inmediatamente por teléfono a Juan para corroborar los dichos de ese hombre. Obviamente, Juan le dijo que él no había mandado a nadie a buscar a su hijito y le dijo que lo despida inmediatamente; al notarse delatado, ese misterioso hombre desapareció rápidamente en su automóvil.

Juan hizo la correspondiente denuncia en la Policía de San Juan. Los uniformados interrogaron a la empleada doméstica y le pidieron la descripción física de ese hombre, la cual comprobaron después que coincidía con la que tenía un hombre con pedido de captura en la Provincia de San Luis.

Los casos de sustracción de menores son bien reales en la Argentina, y San Juan no es la excepción del caso. Las motivaciones de esa gente perversa son varios: apropiárselos o venderlos, para abusar sexualmente de ellos o para el tráfico de órganos.

Hacen casi dos años, tomó gran repercusión en el mundo el caso de Madeleine Mc Cann, una niña de tres años de nacionalidad inglesa que desapareció en Portugal cuando se encontraba de vacaciones con sus padres, Kate y Gerry.

Missing Children es una organización sin fines de lucro que combate contra el gran flagelo que es la desaparición de niños. Según sus estadísticas, desde Enero del año 2000 hasta el 31 de octubre de 2008 se registraron 3526 casos de niños perdidos en la República Argentina, de los cuales 2159 (el 61%) son chicos de entre 13 y 17 años de edad; 1312 casos se trataron de varones y 2214, de niñas. Afortunadamente, 3280 chicos fueron encontrados.

El Diario Tiempo Fueguino informó que "Si no aparecen en las primeras 72 horas, después es más difícil", dice Adriana Sellán, colaboradora de la ONG. Mientras tanto Lidia Grichener, presidente, trata de explicar el caso de Sofía de manera optimista: "A veces lo que pasa es que alguien levanta al chiquito, lo cuida y luego se da cuenta de que tiene que devolverlo". Pero a pesar de que Grichener mantiene "la esperanza intacta", en el país hay actualmente 232 chicos desaparecidos.






Consejos útiles sobre cómo actuar cuando un chico se pierde

■ Apenas sospecha que su hijo está perdido, comience a llamar a los amigos y compañeros de colegio para averiguar cuando lo vieron por última vez y que información le pueden brindar.

■ Llame a todos los familiares contándoles la situación y viendo si ellos tienen alguna información.

■ Haga la denuncia en la comisaría más cercana:
- Si se negaran a tomársela con la excusa que hay que esperar 24 o 48 horas, diga que sabe que su hijo está en "situación de riesgo" e insista en que se la tomen.
- Solicite copia de la denuncia.
- Averigüe en la comisaría qué Juzgado de Menores le corresponde, incluyendo el nombre del juez y/o secretario y domicilio del juzgado.

■ Vaya al Juzgado y, aunque la causa no haya llegado de la comisaría, solicite realizar la exposición del hecho denunciado, brindándole todos los detalles y aportando una foto del menor, lo más actualizada posible.

■ Para poder informarlos de los pasos a seguir una vez realizadas las etapas anteriores, comuníquese a los teléfonos: 011-4797-9006; e-mail: info@missingchildren.org.ar


(fuente: http://www.sofiaherrera.surio.com/; http://www.missingchildren.org.ar/)

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina