miércoles, 12 de noviembre de 2008

Por siempre, el Enzo

El 12 de noviembre de 1961 nacía en la Montevideo, Ciudad Capital de la República Oriental del Uruguay, Enzo Francescoli Uriarte, acaso el mejor futbolista uruguayo de los últimos treinta años.

Inició su carrera profesional en Montevideo Wanderers Fútbol Club, equipo "chico" del fútbol uruguayo, en el que debutó en el año 1980. Desde el primer momento empezó a mostrar su clase y deslumbró al público de su país.

En 1982 cruzó el Río de la Plata para incorporarse a River Plate, club que estaba sumido en una profunda crisis futbolística debido a un gran éxodo de figuras de renombre como Norberto Alonso, Mario Kempes, Daniel Passarella, Ramón Díaz, entre otros.

Luego de un poco más de dos años difíciles en el fútbol argentino, fue 1985 el comienzo de la definitiva consagración de Enzo. Con Héctor Rodolfo Veira como Director Técnico, River en Francescoli al líder natural de un gran equipo que se consagró campeón de la temporada 85-86.

Antes del Mundial de México 86, Francescoli fue transferido al Racing Matra de París un club sin relevancia alguna en el fútbol francés; en 1989 fue transferido al Olympique de Marsella para después pasar al fútbol italiano, en donde militó en el Cagliari y, posteriormente, en el Torino. El periplo europeo del Príncipe no fue muy trascendente, acaso el título obtenido con el Olympique fue lo único rescatable de aquellos años; como anécdota de su paso por Francia, el gran Zinedine Zidane fue uno de sus más fervientes admiradores al punto de que uno de sus hijos se llama Enzo.

Durante las décadas del 80 y 90 fue el máximo referente de la selección uruguaya de fútbol, con la que obtuvo tres Copas América (1983, 1987 y 1995) y participó en el Mundial México 86.

Regresó a River en el año 1994 para inaugurar su segundo ciclo en el club de la banda roja que, sin dudas, fue mejor que el primero. Fue capitán y símbolo del River que se alzó con varios campeonatos nacionales (Torneos Apertura 94, 96 y 97, Clausura 96), más la Copa Libertadores del año 1996 y la Supercopa del 1997.

Se retiró de la práctica profesional del fútbol en el año 1998 en un partido amistoso contra Peñarol de Uruguay (club del cual es hincha) en el que recibió un merecido y emotivo homenaje en el Estadio Monumental de River Plate.

Si bien es uno de los máximos ídolos de River Plate, Enzo ha gozado siempre del respeto y la admiración de todas las hinchadas, inclusive la de Boca Juniors, gracias a su talento y humildad.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina