viernes, 28 de noviembre de 2008

El día que apagaron la luz

A pocas horas de que el inefable Ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, había anunciado que el suministro de energía estaba garantizado gran parte de la Argentina sufrió una importante secuela de la falta de energía. En el día de ayer, en nuestro país, tuvimos un día muy caluroso que le dio tema de conversación a tantísimos argentinos que su tema preferido de conversación es quejarse continuamente del clima: la particular costumbre de protestar por el calor en pleno verano y el frío en el invierno...

El agravante para la agobiante jornada de ayer es que se dieron cortes de luz en las Ciudades de Córdoba, Rosario y Buenos Aires y sus alrededores perjudicando a miles de familia y empresas. Los comerciantes no pudieron usar sus cajas registradoras, sus computadoras, sus sistema de pago con tarjetas de crédito y débito, sus heladeras y freezers. Hay que tener en cuenta que el no poder utilizar aparatos electrónicos como ventiladores y equipos de aire acondicionado influyó notablemente en el malestar de la gente. En las ciudades dejaron de funcionar los semáforos generando un gran caos de tránsito.

En la Ciudad de Córdoba, el corte perjudicó a unas 100.000 personas y la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (E.P.E.C.) anunció que le demandará varias horas de trabajo el poder normalizar el servicio.

En Buenos Aires, dada su gran densidad de población, provocó airadas protestas de cientos de vecinos que salieron a hacer sonar sus cacerolas hasta la sede administrativa de EDESUR y EDENOR.

Parece que los "malo agoreros" contra los que tantas veces arremetió la Sra. Presidente tenían razón: el sistema energético de la Argentina, o al menos de sus principales ciudades, está al borde del colapso. Por un lado podrán decir que en estos últimos años aumentó la demanda de equipos de aire acondicionado, los cuales han dejado de ser un artículo exclusivo para las clases sociales más pudientes. Pero también es cierto que en estos últimos meses ha bajado sensiblemente la actividad industrial y comercial en la Argentina.

Se registraron también cortes de luz en las Ciudades de Posadas y de San Juan. Acá en San Juan, le echan la culpa a la lluvia que cayó ayer: de todas maneras, una lluvia o un viento ya implica cortes del servicio de energía eléctrica pero nadie se anima a criticar a Energía San Juan.. claro, esa empresa tiene pautas publicitarias en la mayoría de los medios de prensa de la Provincia.

¿Y dónde está el Gobierno?

Julio de Vido habló esta mañana de "sanciones a las empresas que no cumplan" pero insiste con el mismo discurso que tiene desde el año 2003 en cuanto a materia energética del país se trata: "estamos trabajando para mejorar".

Lejos de poner en práctica algún plan a través de los entes reguladores provinciales y aplicar multas a las empresas que no mantengan sus equipamientos y maquinarias como corresponde, ¿cómo se entiende que un país tenga como política energética el repartir lamparitas de bajo consumo y pretender adelantar la hora?

¿Qué harán? ¿Dirán que estos cortes de luz son "intentos desestabilizadores de la derecha"?, ¿en pocos días anunciarán las estatizaciones de todas las empresas prestatarias del servicio de energía eléctrica de la Argentina?

Mientras tanto, la Presidente vino de una gira por África y ahora planea nuevos viajes al exterior (Chile, Rusia y Brasil) para el próximo mes...

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina