domingo, 23 de noviembre de 2008

40 años de una excelsa Obra de Arte

Ayer, 22 de noviembre (Día de la Música en honor a Santa Cecilia), se cumplieron 40 años de la publicación del Álbum Blanco de The Beatles, un sublime trabajo discográfico de 30 canciones con los que los genios de Liverpool sorprendieron nuevamente al mundo.

Por aquellos días, cada uno de los Beatles atravesaban momentos difíciles en cuanto a lo personal y en lo grupal. Los Fab Four venían del gran éxito con Sgt. Pepper Lonely Hearts Club Band y de la desilusión de la producción de Magical Mystery Tour. Con la tremenda fama alcanzada, los egos estaban sobredimensionándose al punto de hacer cada vez más difícil la convivencia a la hora de hacer música. Otro aliciente que había mellado profundamente en el ánimo de la banda fue la muerte de Brian Epstein, el manager, a causa sobredosis de drogas.

En medio de tanta desorientación, los Beatles conocen al Maharishi Mahesh Yogi en Gales y quedan cautivados con la prédica de ese personaje pintoresco. Seducidos por la idea de ganar un poco de paz para sus vidas, los cuatro deciden seguir al Maharishi a la India, en donde se recluyen para practicar Meditación Trascendental.

Durante ese tiempo, cada uno por separado se dedica a componer. Finalmente, la experiencia mística que fueron a buscar resultó ser un fiasco, se sintieron estafados y usados por el Maharishi, que vio la oportunidad de ganar popularidad a costa de los Beatles. Uno a a uno fueron regresando a Inglaterra, en donde se pusieron a trabajar en las canciones que crearon en la India.

Lejos de repetir fórmulas exitosas de sus discos anteriores, se dedicaron simplemente a crear dejando fluir su genialidad. Con la asistencia de George Martin en la producción artística, los Beatles estuvieron grabando entre mayo y octubre de 1968, en medio de excesos con drogas, desencuentros, peleas y separaciones, más la omnipresencia de Yoko Ono, pareja de Lennon. El resultado de la creación fue fantástico: 30 canciones de estilos variados y, varios de esos, vanguavardistas.

Las canciones son bien personales y relatan diversas vivencias que tenían por aquellos tiempos. Este álbum doble impacto notablemente en movimiento cultural de aquel tiempo y, al día de hoy, sigue influyendo a artistas en todo el mundo. Como sucedió con otros discos que editaron, los Beatles regalaron canciones formidables que resisten al paso del tiempo y las (malditas) modas. Canciones como "Dear Prudence", "Blackbird", "Helter Skelter", "Revolution", "Happiness is a warm gun", "I will", "Julia", "Yer blues" y "Honey pie" son magníficas piezas que quedaron en la historia de la música popular.


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina