martes, 28 de octubre de 2008

El "sí-dieguismo" al poder

Como futbolero, tras la renuncia de Alfio Basile, me sorprendió que se mencionara a Diego Armando Maradona como "serio" candidato al cargo de Director Técnico de la Selección Argentina de Fútbol.

Desde su estelar aparición cuando empezó a jugar profesionalmente en Argentinos Juniors, Maradona fue aceitando una relación de amor y odio con la prensa argentina. De todas maneras, Diegote gozó siempre de la protección de los principales medios de Buenos Aires, quienes muchas veces se ocuparon de agigantar sus méritos y ocultar sus miserias humanas. Por más que sus actuales aduladores digan lo contrario, Maradona siempre supo vender su imagen y obtener buenos réditos por ello.

Desde los principales medios, se instaló un increíble miedo a contradecir los caprichos del (ex) "10", el cual fue creciendo con el correr de los años. Así fue que, como si se tratara de la máxima deidad bajada desde el Olimpo, en la Argentina parece que Diego puede hacer y decir lo que se le ocurra que "todo estará bien".

A decir verdad, Maradona siempre se dio permiso para hablar de quien sea, de lo que sea y como se le ocurriera con total impunidad. Eso sí, nadie puede tener la osadía de criticarlo. Parece que la conmovedora historia del muchacho pobre de la Villa Fiorito es más que suficiente para justificar cualquier exabrupto y exceso de Diegote; y parece que, al menos en la Argentina, ninguno de los mortales tenemos derecho a decirle nada de nada.

Mientras se mencionaron como otros postulantes a ese cargo a Carlos Bianchi, Miguel Ángel Russo y Sergio Batista, la posibilidad del arribo del ex capitán de la Selección Argentina fue acrecentando gracias a lobbies y presiones mediáticas, en especial desde la monopólica Torneos y Competencias y el siempre influyente Grupo Clarín. Guste o no, Maradona es un rentable producto de mercado y atrae multitudes fácilmente influenciables por buenas campañas periodísticas; aunque en estos últimos años se haya estado autoproclamando como rabioso comunista, Maradona ha usufructuado hasta el hartazgo el campeonato mundial obtenido en México '86. Hoy en día pululan periodistas alcahuetes de Maradona, sobre todo en los medios más grandes: el "sí-dieguista" mayor es Martín Liberman, el caso más patético por tratarse de un pésimo periodista que el único mérito que parece tener es ser servil al poder.

Si uno repasa la escasa experiencia como entrenador que ostenta Diego Maradona, se observa que cuenta con dos experiencias tan cortas como negativas, las cuales compartió con Carlos Fren, quien fuera su compañero en los años en que militó en Argentinos Juniors. En el año 1994, Maradona fue director técnico de Mandiyú de Corrientes a lo largo de 12 partidos, en donde su equipo obtuvo cinco derrotas, seis empates y tan solo un triunfo; finalmente renunció y, al finalizar esa temporada, el equipo correntino perdió la categoría. En 1995, asumió la dirección técnica del (siempre sufrido) Racing Club de Avellaneda, club en el que duró tan solo 11 partidos en el que obtuvo dos triunfos, seis empates y tres derrotas.

En clara desventaja con Bianchi y Russo (y cientos de técnicos más), Diegote apeló al fanatismo que tantos disgustos le generó pero que siempre supo capitalizar. Así fue que Maradona anduvo buscando micrófonos para dejar sus frases histéricas como que ser técnico del equipo nacional sería "como tocar el cielo con las manos" apuntando a estremecer el sentimentalismo del hincha argentino. Desde hacen varios días anduvo anunciando quienes serían sus probables jugadores convocados, además de los nombres de sus colaboradores. Los medios de comunicación complacientes buscaron también las opiniones de "especialistas" y algunos futbolistas que den sus opiniones favorables acerca de la probable llegada del (ex) 10. Vi distintas encuestas en diversos periódicos digitales y Maradona figuró siempre muy lejos de Carlos Bianchi, el predilecto de la afición argentina.

Otro detalle no menor (al menos para mí que no pertenezco a la Iglesia Maradoniana) es que en la Argentina, toda persona que quiera sentarse en un banco de suplentes a dirigir cualquier equipo de fútbol debe previamente acreditar el título habilitante avalado por la Asociación del Fútbol Argentino. Maradona no tiene ese título habilitante, por eso no podía sentarse en el banco cuando dirigía a Mandiyú y pudo hacerlo en Racing porque obtubo un "permiso especial" de la mismísima A.F.A. Como sucede en otros órdenes de la vida, la Ley cae con todo su peso solo para los que no tenemos contactos con el poder...

Se espera solo el anuncio oficial de parte de Julio "Todo Pasa" Grondona que rubrique el inicio de la Era Maradona en el Seleccionado Argentino de Fútbol. Basándome en su escasa y magra experiencia previa, más su insoportable egocentrismo, tengo mis grandes dudas acerca de la capacidad de Maradona para dirigir al Seleccionado Argentino. Ojalá los hechos no me den la razón.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy completamente de acuerdo con vos...Maradona...no puede dirigir su vida y va a dirigir a un equipo...Me parece una rotunda Estupides para este país que un tipo asi...que solo crea fanatismo en Bs As...sea el DT de la Selección Argentina. En ninguna Escuesta que se realizó a nivel nacional estuvo en los primeros puestos..La gente no lo quieres xq sabe que es un desastre de persona...y las estadísticas...tampoco lo acompañan..Hundio a Mandiyú...y con Racing lo tiró abajo... dejandolo cerca de la promoción.. Saludos.
Sergio L (San Juan,Argentina)

PD: Grondona...andate de la AFA..Hacenos ese favor..

Anónimo dijo...

No comparto solo una parte de la nota, donde pones "Sentimiento de hincha argentino" mas bien Hincha Porteño ellos son los unico que lo quieren, en el interior como los llaman los porteños nadie quiere a Diego sera que somos los unicos que tenemos dos dedos de frente? (los del interior)
Por otro lado en todos los ambitos deportista y politico no tenemos opinion la presidente hace lo que quiere tipos como grondona hacen lo que quieren que impotentes que somos.

Germán dijo...

Lo que serán las concentraciones de la Selección Argentina de la mano de Diegote: partuza a full... jaja
Saludos!

mario dijo...

Patético el operativo del Diario Olé para apoyar a Diegote; ver en http://www.cumpledeldiez.com/

Anónimo dijo...

La verdadera razón de la designación de Maradona

No es ninguna novedad que el Gobierno nacional efectúa, mediante distintos organismos, especialmente la Secretaría de Inteligencia —ex SIDE— y TELAM, diversas campañas de distracción.
Podríamos comenzar con aquella noticia sobre la muerte de Diego Maradona el mismo día y hora en que el ex Jefe de Ministros, Alberto Fernández, debía ser interpelado en el Congreso, pasando por el anuncio de la supuesta candidatura de Néstor Kirchner a Diputado Nacional para las elecciones de 2009, como la noticia de la creación del AMERO hasta, según declarara el Intendente Gustavo Posse, que es llamativo que ocurran tantos hechos de inseguridad en un distrito como San Isidro, justo cuando se realiza el anuncio de la estatización de las AFJP.
Y la designación de Diego Armando Maradona tiene que ver también con esta operación de distracción pública.
Según fuentes confiables, Don Julio Grondona, ya se había decidido por el sucesor de Alfio Basile, quien era, como ya sabían todos los medios, Carlos Bianchi. Era lo lógico.
Sorpresivamente, más allá de las especulaciones con Sergio Batista, de pronto aparece el diez designado como técnico de nuestro seleccionado. ¿Qué pasó? Es simple... Don Julio recibió un llamado desde arriba —léase por parte de NK— “sugiriéndole” que el técnico tenía que ser Maradona.... y así fue.
Y el motivo no es muy difícil de entender, ya que no es que NK piense que Diego es mejor técnico que Bianchi, es que Diego es muchísimo más mediático que el virrey. Y los resultados están a la vista.
Ya, desde la mismísima designación de Diego como técnico, los medios dedican muchísimo más espacio al tema que si hubiese sido Bianchi el elegido, de perfil mucho más bajo.


Como si fuese del Estado

Tal como si el seleccionado de fútbol fuese un ente estatal, Diego, no bien nombrado, comenzó a llamar a sus amigos, y como no podía ser de otra manera, el primero fue Carlos Bilardo. En primer lugar sería interesante saber, cual será la función de Bilardo, ¿alguien lo sabe a ciencia cierta?
Luego, siguiendo con las designaciones, pasamos al “ayudante de campo”, otro puesto que todavía no podemos descifrar en cuanto a sus funciones, y que en este caso en particular, tentativamente, sería ocupado por dos personas, y ahí comenzaron a dar vueltas casi una decena de nombres, que Batista, que Brown, que Garré, que Leeme, que Troglio, que Brindisi, que Enrique... hasta que apareció el nombre de Ruggeri, y ahí se produjo el primer corto circuito.
Es que entre Oscar Ruggeri y el Presidente de la AFA existen diferencias insalvables.
¿Se entiende ahora por qué Grondona quería que Bianchi fuese el técnico del seleccionado y NK “sugirió” a Diego? Las pruebas están a la vista, de hecho nos estamos ocupando del tema, y eso es lo que quiere el gobierno, que se hable de banalidades, de Showmatch, de lo que pasa en Intrusos y no de la inseguridad, la desocupación, la inflación o de los hechos de corrupción del gobierno.
Por eso, más allá de que en el seleccionado existan cuatro personas para ocupar un puesto, como Bilardo, Maradona, el ayudante de campo y el ayudante del ayudante, existe otra similitud, y es a la que debió de sucumbir Don Julio, la presión de NK, como lo hacen los Intendentes y Gobernadores obsecuentes que deseen recibir favores de la teta del Estado.
No tenga dudas, el “modelo K”, el de la década infame III, ya se instaló en el fútbol, y quien mejor que Diego para llevarlo a cabo.

Pablo Dócimo

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina