lunes, 20 de octubre de 2008

Docentes Indecentes

Desde la época colonial hasta esta parte, todo lo que sucede en la Ciudad de Buenos Aires, para bien o para mal, repercute en el resto de la Argentina, en lo que los porteños llaman "el interior" (¿nos dirán que somos el interior porque ellos son del exterior?).

Por estos días, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires afronta un conflicto con los docentes en torno al nivel de salarios que ellos perciben. Y sí, la única forma para que los maestros se "levanten" es para que les aumenten el sueldo... nunca se los escucha hablar o proponer mejoras en la alicaída calidad educativa del país de la que ellos tienen una buena parte de responsabilidad.
Lo cierto es que el tono del reclamo por mejoras salariales de parte del sector docente iba levantando temperatura. Macri se justificó diciendo que el Gobierno no dispone de fondos para hacer frente al aumento exigido por los gremios docentes. El gremio que los aglutina había anunciado que montaría una carpa sobre la misma Avenida de Mayo al 500, enfrente de la Casa de Gobierno porteña para realizar una vigilia de "100 horas" hasta que la Administración Macri dé el brazo a torcer. Ante lo inapropiado de la medida, Mauricio Macri solicitó la intervención policial para impedir que esos docentes cumplan con su propósito.

En horas de esta mañana, como los maestros no pudieron levantar su carpa, se abalanzaron sobre los efectivos policiales iniciando un vergonzoso espectáculo en donde quienes deben dar el ejemplo a nuestros niños y adolescentes se comportaron como seres básicos. De la gresca salieron unas cinco personas supuestamente golpeadas por las fuerzas de seguridad que debieron ser atendidas. Por la tarde, los docentes volvieron a atacar y, esta vez, intervino Gendarmería Nacional quien lanzó "gases pimienta" que causaron algunas molestias sobre los manifestantes.

Ante los hechos, Mariano Narodowski, Ministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires solicitó una audiencia con Juan Carlos Tedesco, Ministro de Educación de la Nación quien llamó públicamente al diálogo entre las partes.

"Ante la brutal represión recibida en la puerta de la jefatura de Gobierno al inicio de la vigilia de 100 horas, todos los sindicatos docentes de la Ciudad de Buenos Aires convocamos a un paro de actividades de 24 horas en todos los niveles y modalidades para el día de mañana", anunció el titular de UTE, Francisco Nenna. Con total liviandad, el dirigente gremial deslindó toda responsabilidad de los desmanes y habló de una "brutal represión" para victimizar a sus compañeros, buscando generar antagonismos en la sociedad.

Por su parte, Mauricio Macri declaró "Lo que vimos hoy me llena de tristeza. Forzar una carpa absurda para justificar robarle un día de clases a los chicos es lamentable. Ellos saben que para instalar la carpa debían pedirla con 10 días de anticipación. Como no lo hicieron le ofrecimos y logramos que se aprobara la instalación de la carpa a 30 metros de distancia para evitar que cortaran el tránsito. Todos tenemos que convivir. Pero no fue así. Usaron la fuerza sin respetar la educación, ni la ley, ni nada. Y la carpa la instalaron igual. Por este camino no va. Podría contestarle a cada uno de estos dirigentes pero tengo la obligación de mantener la calma y la tranquilidad. Levanten el paro, no pongan más en peligro el futuro de los chicos".

Olor a KK

Es curioso ver como este (nuevo) conflicto se está politizando casi hasta el extremo y se deja ver un nuevo embate del kirchnerismo al macrismo. El conflicto tiende ahora a nacionalizarse y pareciera ser que "el malo de la política" es Mauricio Macri.

Hay dos detalles no menores a tener en cuenta. En los desmanes, del lado del Estado Porteño, intervinieron la Policía Federal Argentina y Gendarmería Nacional, fuerzas de seguridad que, hay que recalcar, no dependen de Macri sino directamente de la Presidente de la Nación... sospechoso, ¿no?

Es sospechoso también que cuando se instalaron las (lujosas) carpas kirchneristas frente al Congreso de la Nación en contra de los dirigentes del campo ni la Policía Federal ni Gendarmería actuaron para impedirlo.

Y tras este conflicto emergen una vez más las históricas antinomias que incentivan los Kirchner (al mejor estilo Juan Domingo Perón, claro): derecha versus izquierda, rentas extraordinarias versus redistribución de la riqueza (obvio que la riqueza de los Kirchner no se toca para repartir entre los pobres), ricos versus pobres, oligarquía versus trabajadores, blancos versus negros... capitalismo versus comunismo. Es decir, es el discurso de barricada que no pocos compran y repiten enarbolando la bandera del Che Guevara (¿?).

El daño ya está hecho

Es sabido que los gremios docentes son muy poderosos en cada provincia argentina y en la Ciudad de Buenos Aires: tienen una buena cantidad de afiliados que les aportan mensualmente una nada despreciable suma de dinero para sus arcas.

Se supo por estas horas que la Central de Trabajadores Argentinos se "solidarizó" con "la lucha" de los porteños y también llamó a sumarse al paro convocado por 24 horas para el día de mañana. Acá en San Juan, todos los gremios docentes con la Unión Docentes Agremiados Provinciales a la cabeza se decretaron también "de paro" perjudicando a miles de niños y adolescentes.

Es patético la enseñanza que dejan los docentes a sus alumnos:

■ ¿Qué ejemplo de civismo dan los docentes cuando atacan edificios públicos y no respetan autoridades elegidas por el pueblo?

■ ¿llamarán "lucha popular" y/o "compromiso social" a esa impresentable gresca que protagonizaron con las fuerzas de seguridad (kirchneristas)?

■ ¿Es necesario hacer piquetes molestando a los demás para reclamar?

■ ¿El kirchnerismo dará clases de tolerancia social cuando está fresco como apaleaban manifestantes en la puerta de la Quinta de Olivos cuando se debatían las retenciones móviles? Recordemos como Kirchner mandaba a apalear manifestaciones opositoras en Santa Cruz cuando era Gobernador de esa provincia.

■ Cuando los gremios docentes convocan a "paro y movilización", ¿por qué no asiste a esas marchas ni la quinta parte del total de los docentes que no concurren a sus trabajos?


Es curioso el modo de lucha que lleva adelante U.D.A.P. en San Juan. Las verdaderas (y egoístas) intenciones políticas de sus dirigentes permanecen siempre solapadas ante los ojos de la opinión pública.

Ana María López, su secretaria general por varios periodos consecutivos, saltó a la fama local por los numerosos paros que convocó desde ese gremio "combativo". La Sra. López pudo transar con José Luis Gioja: por un lado, al pueblo le vendía un discurso supuestamente opositor pero en las últimas elecciones se candidateó a Intendente de Rivadavia desde el Frente para la Victoria con un pésimo resultado electoral; como no ganó, accedió a un carguito dentro de la Administración Gioja como la responsable del órgano de Defensa al Consumidor. A la par de que la Sr. López se lanzaba a la arena política sin éxito alguno, su hermana (¿?), Graciela, fue "electa" en el cargo de Secretaria General de U.D.A.P.

Si bien la educación es responsabilidad de los padres, escuela y Estado, una vez más, queda al desnudo el casi nulo compromiso de los docentes para con su vocación, para con la educación argentina.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo lo primero que me pregunto todos esos "Docentes" trabajan como tales? Es que yo me preguntaba si yo veia la maestra de mí hijo no lo mando mas a esa escuela es impresentable lo que paso y todo por mostrar una imagen de Macri como un nene rico que no le importa los supuesto pobres. Pero la verdad es que ni a docente ni ha gobernantes le importa los pobres es que la mayoria de las escuelas que hacen paro son publicas por lo que solo aquellos padres que pueden mandar a sus hijos a colegios privados son los que le garantizan una mejor educacion.
Comparto tu opinion en que nunca se presentan los docentes a proponer mejor educacion

mario dijo...

Los docentes argentinos hablan de "la educación" únicamente a la hora de hablar de sus salarios.

Saludos!

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina