viernes, 10 de octubre de 2008

Boca Sucia

Mientras el país se debate entre los coletazos inevitables de la crisis financiera mundial, la inflación y la inacción kirchnerista, una buena porción de la población de los argentinos está pendiente del conflicto surgido en el seno del plantel del Club Atlético Boca Juniors.

Todo se originó con la "misteriosa" (¡!) marginación de la formación titular del arquero Mauricio Caranta, la cual no fue adecuadamente explicada (¿?) por Carlos Ischia, Director Técnico, al periodismo deportivo bonaerense siempre ávido de chusmeríos de todo tipo.
Ahí surgieron (malintencionadas) hipótesis acerca de la separación de Caranta: que el arquero no estaría "motivado" para jugar en Boca, que tendría problemas familiares y, por último, "la bomba": tendría serias diferencias con Juan Román Riquelme, máximo ídolo de la parcialidad boquense. Si bien, Riquelme es amado por la hinchada boquense por haber liderado el equipo hacia resonantes títulos nacionales e internacionales, es cierto también que ha sido siempre foco de conflictos tanto en Boca como en Barcelona y en Villarreal, equipos españoles en los que militó y de los que fue echado por sus dirigentes.

Como si esto fuera poco, desde Paraguay donde entrena con su selección, Julio César Cáceres, defensor boquense cuestionó ácidamente a Riquelme por su conducta dentro del plantel.

Y desde ahí, el tema se hace recurrente hasta el hartazgo en noticieros como si se tratara casa de un "tema de Estado", como si el país se debería parar hasta que se calmen las aguas en Boca Juniors. Todo el mundo opina, más que nada los ¿periodistas? "especialistas en nada" y "tira-bombas" que sobreabundan en las señales televisivas TyC Sports y Fox Sports.

Esta claro que vivimos en un país futbolero, en donde todo lo que pasa alrededor de este deporte repercute notablemente. Y Boca Juniors, guste o no reconocerlo, es el club más popular de la Argentina. En estos últimos años, han proliferado los canales televisivos, periódicos y sitios de internet dedicados al deporte, en donde repiten una y otra vez la información y compiten entre si en la generación de "primicias". Muchas veces se dan debates son de pésimo nivel, con personajes que simulan ser periodistas, periodistas que hipócritamente se quejan de la violencia pero que la generan con sus comentarios, periodistas y medios que le son serviles a los oscuros intereses de Julio "Todo Pasa" Grondona (Diario Olé, Diario Clarín y TyC son escandalosos alcahuetes de Don Julio).

En fin, más pan y circo para la gilada. Esperemos que Juan Román se abuene con sus compañeritos así la Argentina puede dedicarse a resolver cuestiones como la seguridad, la inflación y las secuelas de la crisis mundial que ya las tenemos encima.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es verdad que este tema capta la atencion de muchos noticieros de Argentina, y que si se trata de Boca mas vende mas se habla, pero creo que es una exageracion el pensar que esto para el pais y se deja de lado otros temas. Uno tiene la opcion de cambiar de canal o de emisora de radio o leer otra pagina del diario .

mario dijo...

Es verdad, uno tiene todo el derecho de elegir. Personalmente, no me detengo en este tema porque no me interesa (además no soy hincha de Boca, je), pero me pareció oportuno escribir un poco de la estupidez del "periodismo" deportivo argentino.

Saludos!

compartilo

La Hora en Argentina