jueves, 11 de septiembre de 2008

Sarmiento, el dios pagano de San Juan

Autodidacta. Irreverente. Maestro. Militar. Ávido lector. Masón. Senador Nacional. Intolerante. Progresista. Violento. Gobernador de San Juan. Minero. Escritor. Extranjerizante. Presidente de la Nación. Fervoroso impulsor de la educación pública y laica. Anticlerical. Visionario. Pasional. Periodista. Incisivo. Pluma exquisita. Xenófobo. Contradictorio como cualquier ser humano. Genial.

Por siempre polémico.

3 comentarios:

mario dijo...

Acá en San Juan, casi todo se llama "Sarmiento" en honor a este hombre que, paradójicamente, mucho no quiso a esta Provincia que lo acunó.

Acá se lo idolatra hasta límites insospechables: parece estar prohibido cuestionarlo, no se permite tampoco verlo como a un ser humano (esto es, con sus luces y sombras)... como sucede con otros próceres, parece que Sarmiento está más allá del bien y del mal.

No entiendo como acá en la Ciudad de San Juan, una de las principales avenidas se llame Paula Albarracín de Sarmiento ¿Qué hizo esta mujer por San Juan además de estar tejiendo en su telar?; hasta hay un barrio llamado "Clemente Sarmiento", en honor al padre de nuestro héroe ¿?... En fin...

Domingo Faustino Sarmiento dijo...

"En las provincias viven animales bípedos de tan perversa condición que no sé qué se obtenga con tratarlos mejor”.

(Informe enviado a Mitre en el año 1863)

Anónimo dijo...

Entonces cuando Sarmiento se refiere a los indios dice: “por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderla remediar. Esa canalla no son más que unos indios asquerosos a quienes mandaría a colgar ahora si reapareciesen. Incapaces de progreso, su exterminio es providencial, útil, sublime y grande. Se les debe exterminar”.


Luego de la batalla de Pavón, Sarmiento le escribe a Mitre: “No trate de economizar sangre de gauchos. Este es un abono que es preciso hacer útil al país. La sangre es lo único que tienen de humano. Debía acabarse con la masa popular, de modo drástico, inmediato”.


Entonces Pavón, es el triunfo de la civilización sobre la barbarie, en el pensamiento de Sarmiento y Mitre. “José María Rosa, pág. 372/3, tomo VI, de Historia Argentina”. Dice también: “Lamento que en 1806 (invasiones inglesas) no nos dejáramos dominar por los ingleses, pues está cierto que efectuado tal dominio nos hubiéramos beneficiado de la civilización inglesa, y las ventajas del comercio”.


En cuanto a las Malvinas, dice: “Inglaterra se estableció en Malvinas, seamos francos, esta invasión es útil a la civilización y al progreso”.


Discurso de Sarmiento en el SenadoCitado por A. J. Pérez Amuchástegui. Crónica Histórica Argentina. Editorial Codex. 1968.


"Si los pobres de los hospitales, de los asilos de mendigos y de las casas de huérfanos se han de morir, que se mueran: porque el Estado no tiene caridad, no tiene alma. El mendigo es un insecto, como la hormiga. Recoge los desperdicios". "De manera que es útil sin necesidad de que se le dé dinero. ¿Qué importa que el Estado deje morir al que no puede vivir por sus defectos? ¿Los huérfanos son los últimos seres de la sociedad, hijos de padres viciosos, no se les debe dar más que de comer". "La clase decente forma la democracia, ella gobierna y ella legisla. (...) Cuando decimos pueblo entendemos los notables, activos, inteligentes: clase gobernante. Somos gentes decentes. Patricios a cuya clase pertenecemos nosotros, pues, no ha de verse en nuestra Cámara, ni gauchos, ni negros, ni pobres. Somos la gente decente, es decir patriota. (...) Las masas populares cuando llegan al poder establecen la igualdad por las patas, el cordel nivelador se pone a la altura de la plebe y !ay de las que lo excedan de una línea! El ejercicio de la soberanía popular traería como consecuencia la elevación de un caudillo, que representa en todos sus instintos la mayoría numérica en despecho de la minoría ilustrada".(...)


Carta de Sarmiento a Mitre del 18 de noviembre de 1863 - Citas de Carlos Paz: "Poder, negocios y corrupción en la época de Rivadavia". Pag., 71. De Alejandría"


Ud., (a Mitre.) ha de tener la gloria de establecer en toda la República el predominio de la clase culta, anulando el levantamiento de las masas.(...) Puede declarar el plan definitivo, asegurar los principales puntos de la República con batallones de línea, o lo que es lo mismo, apoyar a las clases cultas con soldados contra el levantamiento del paisanaje.(...) Si mata gente, cállense la boca. Son animales bípedos de tan perversa condición que no sé qué se obtenga con tratarlos mejor.(...) He aplaudido la medida, precisamente por su forma. Sin cortarle la cabeza a aquel inveterado pícaro ( Se refiere al Chacho Peñaloza ) y ponerla a la expectación, las chusmas no se habrían aquietado en seis meses.(...) El derecho no rige sino con los que lo respetan, los demás están fuera de la ley."

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina