jueves, 18 de septiembre de 2008

Incógnitas en la sucesión de José Luis Gioja

Colaboración de Horacio B. Videla

El gobernador quiere a su hermano en el
Sillón de Sarmiento, pero en las segundas líneas
del PJ se levantan tenues voces de oposición


En este blogs ya nos hemos referido a las apetencias presidencialistas del hoy gobernador de San Juan, ingeniero José Luis Gioja. En procura de ese objetivo ha iniciado una intensa campaña mediática y con hechos concretos, a los fines de instalar su figura en la población de todo el territorio nacional. Ya ha gastado cuantiosas sumas de dinero para participar en los principales programas televisivos y radiales de la Argentina. Del mismo modo, aprovecha de los funcionarios del PJ sanjuanino encumbrados en puestos o lugares claves del gobierno nacional, para vincularse con el mundo, particularmente con los países de América.

El diputado nacional Ruperto Godoy, titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, es una de las principales espadas de Gioja en esta lucha contra el tiempo. Así hubo un desfile nutrido de embajadores extranjeros en el país, que llegaron a San Juan. Esto se incrementará en poco tiempo más, tal como se anuncia desde la Casa de Gobierno, en Desamparados, donde se prepara una cumbre de titulares de embajadas de gran número de naciones destinados en la Argentina.

El frente interno

El gobernador sanjuanino sabe que para llegar a presidente debe consolidarse en el orden nacional, porque descuenta que tiene cautivo al electorado de la provincia, como lo marcan con elocuencia las encuestas.

Sin embargo, José Luis Gioja, que no quiere dejar ningún flanco débil en su estrategia de cara al 2011, tiene especial preocupación para determinar quién será su sucesor en el sillón de Sarmiento. Y esto no es para nada fácil ni una cuestión menor. Porque depende de quién sea el nominado, el modo como se encolumnará el resto de los referentes. En este apunto aparecen los nubarrones para el campechano mandatario. Para no dejar dudas, y siguiendo con sus principios nepotistas, ha dejado entrever que su hermano, César Ambrosio, será el agraciado con el dedo del líder pejotista de San Juan.

Desde luego, no bien tomó cuerpo ese trascendido, entre bambalinas han comenzado a surgir otros políticos locales del peronismo que se sienten con pergaminos militantes y de gestión, para colocarse la banda de gobernador. Entonces, lentamente se han iniciado las conversaciones entre ellos buscando puntos de coincidencia para hacer frente al gobernador, si la decisión arriba comentada fuera la que tomará en definitiva. En primera fila se advierte que el intendente de la Municipalidad de la Ciudad de San Juan, Marcelo Lima, no ve con buenos ojos que lo desplacen como futuro candidato. Hasta conjetura que José Luis Gioja ya no le apoya con la decisión de antes y eso habría determinado que la gestión en la comuna capitalina deje mucho que desear o. al menos, no haya colmado las expectativas que despertó el sucesor de Enrique Conti. Lima también comenzó a jugar su partido en todos los medios locales, acrecentando la publicidad institucional como un modo de reacomodar su figura, aunque en los hechos sus rimbombantes anuncios, sean pura pirotecnia.

Mario Tello, el jefe municipal de Chimbas, se dice que tampoco está muy contento con la eventual llegada del César a la Casa de Gobierno, y se habría sumado a Lima y al rawsino Mauricio Ibarra, que también –en forma más acentuada- pretende ser el candidato del PJ. A decir verdad, todos ellos mantienen por ahora un total acatamiento al gobernador y nadie “saca los pies del plato…”. Pero la tan mentada verticalidad justicialista podría llegar a quebrarse a medida que se aproxime el 2011, y eso, por supuesto, es valorado debidamente por José Luis Gioja, aunque no resigna la nominación de su hermano.

César Gioja es objetado por distintas razones, y hasta lo pintan como “piantavotos” por su carácter altanero, a quien acusan de pretender llegar por los méritos del gobernador y no por los propios. Tanto se especula que, a pesar de que no es una figura convocante por sí sola, el gobernador apuesta a que en las próximas elecciones generales él podría “arrastrar” al actual senador nacional en el carro de su prestigio.

Lo cierto es que, si bien nadie quiere hablar abiertamente de candidaturas, el hecho de que José Luis Gioja haya admitido sus intenciones de postularse para la presidencia del país, ha motivado que las aguas comiencen a transitar por un cauce de turbulencias en el que será difícil navegar sin un buen piloto de tormentas.

El enfrentamiento del campo con el gobierno nacional, “dejó malos ejemplos” para el PJ, ya que muchos políticos ultraverticalistas se dieron cuenta que tienen capacidad para volar solos y tomar decisiones fuera de las órdenes de “obediencia debida” emanadas” de la cúpula partidaria tanto n el orden nacional como en el provincial. Y eso es bueno, porque el pueblo no necesita amanuenses, sino representantes pensantes que pongan al bien común como objetivo supremo.


Así la democracia podrá llegar a la mayoría de edad en la argentina, sin que ello signifique rencillas ni el quiebre ideológico y programático de cada entidad partidaria.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina