viernes, 15 de agosto de 2008

Sobre crímenes, mafias y política

Personalmente, confieso que no soy muy aficionado a las noticias policiales, más teniendo en cuenta el tratamiento que se le da desde la prensa en general. Detesto que tantos medios de comunicación incentiven el morbo de ver gente ensangrentada, moribunda o, directamente, muerta por accidentes o crímenes de la más variada índole. Más perverso es cuando se tejen las hipótesis sobre las causales de los infortunios, las cuales muchas veces exceden los límites del respeto a la persona que ha sufrido.

Aunque, sin ahondar en detalles macabros que reservo para la prensa amarilla, prefiero detenerme en este triste suceso por las implicancias un tanto impredecibles que puede tener para nuestra sociedad.

Por estos días, ha causado gran conmoción en la opinión pública el secuestro y asesinato de tres jóvenes empresarios en General Rodríguez en la Provincia de Buenos Aires, el cual tiene signos de ser mafioso.

Las víctimas de este aberrante crimen fueron Sebastián Forza (34 años de edad), Damián Ferrón (37 años) y Leopoldo Bina (35 años), quienes fueron encontrados en un zanjón con las manos atadas y con balazos certeros en sus cabezas. Forza estaba casado y era papá de un niño de 3 años; estaba vinculado a la industria farmacéutica argentina y, según se supo por estas horas, fue uno de los tantos empresarios que aportaron dinero a la campaña electoral que coronó a Cristina Fernández como Presidente de la Nación.

Christian Sanz, Director de Tribuna de Periodistas, entrevistó a Forza en mayo pasado y escribió al respecto que el joven empresario "empezó a contar una serie de ilícitos que involucraban a la industria farmacéutica, entre ellos algunos organismos del Estado, clínicas privadas y laboratorios medicinales muy importante".

De la entrevista obtenida por Sanz quedaron los siguientes definiciones:

■ Hay un fraude descomunal con medicamentos para hemofílicos, especialmente uno llamado Novoseven, es un factor siete (proteína de coagulación). Son medicamentos carísimos que encima son sobrefacturados por los mismos laboratorios (...) Hay que investigar a un tal Javier Gauna, gerente de laboratorios Novo Nordisk".

■ "Otra de las jodas era la de truchar recetas y prescribir de más medicamentos caros, como los oncológicos, contra el SIDA y los propios factores hemofílicos, a ciertos pacientes. Es decir, si una persona necesitaba tres dosis de un remedio, se le prescribían 20. Los 17 restantes eran revendidos en el mercado. (...) En esto estaban prendidos los mismos laboratorios, ciertos funcionarios del Estado y nosotros, los intermediarios".

■ "Grandes negociados se han hecho en la delegación 6º del PAMI, en Mitre y Junín".

■ "Te mentiría si te dijera que no estoy involucrado en esto, pero yo me quiero abrir. El problema es que conocer todo esto pone en riesgo mi vida. Acá no sólo estamos hablando de negociados y sobreprecios, también de adulteración de drogas y manejo de químicos".

■ "Un fraude interesante se ha dado entre el Ministerio de Salud y laboratorios Abbott en la provisión de remedios contra el SIDA. Muchos de esos remedios eran revendidos, a sabiendas de los funcionarios".

■ "Laboratorios Roche solía rellenar un remedio para el cáncer de mama llamado Mabthera. Con lo que le ponían, lo dejaban totalmente inocuo".

■ "¿Quiénes me amenazan? buscá la solicitada en la que aparecemos todos los aportantes de la campaña de Cristina Kirchner y allí encontrarás los nombres".

■ "Si querés entender cómo es posible todo esto, investigá a algunos funcionarios del ANMAT y empresarios de una empresa fantasma llamada Profarma".

Christian Sanz consigna que Forza se inició en el negocio de los fármacos como visitador médico —su padre es gerente de laboratorios Gador— y se lanzó con una pequeña distribuidora de medicamentos a metros del hospital Italiano gracias a la plata que su familia le dio, más la que le sacó a la madre de su entonces novia —y hoy viuda— Solange.

La distribuidora —Seacam SA— se dedicaba a intermediar en la venta de medicamentos a obras sociales —en el marco de este negocio aparecen sospechosos contratos con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires—, geriátricos y hospitales. Como solía recibir cheques en forma de pago por sus servicios, solía cambiarlos ante diversas empresas financieras.

Su patrimonio creció vertiginosamente y comenzó a darse lujos como vacaciones en lugares como Punta del Este o EuroDisney, camionetas 4x4, ropa exclusiva, etc. Su progreso económico le trajo una gran intranquilidad, ya que denunció haber sido amenazado de muerte más de una vez y era por eso que portaba un arma permanentemente.

Forza desapareció de su hogar y no volvió. Su viuda, Solange, denunció ante las autoridades, quienes sospechosamente demoraron la investigación dando tiempo a los criminales para tomar distancia del delito. Al respecto, la viuda de Forza acusó a la fiscal porteña Ana Yacobucci de restarle importancia a la denuncia de desaparición de su marido y aseguró que la funcionaria le decía que él "se había ido de vacaciones".

Las víctimas de este crimen fueron vistas por última vez el Jueves en un bar de Pilar (Buenos Aires). El Diario Perfil informa que el mismo jueves, a las 20, la camioneta de Ferrón, una Suzuki Vitara, apareció incendiada en la calle Galicia al 2700, y tres horas después hallaron el Peugeot 206 de Forza, estacionado, con las llaves puestas, en Solís al 1000, en Constitución. En la Vitara se encontró un arma descargada perteneciente a Forza y los DNI de éste y de Ferrón.


Mafias y Política

A pesar de todo lo que podamos criticarle, considero que la democracia es el mejor sistema de gobierno de los que actualmente existen en el mundo.

Uno de los puntos flacos de la democracia moderna es que, quien desee acceder a un cargo electivo alto (sea Intendente, Gobernador, Diputado, Senador o Presidente) necesita de mucho dinero para hacer su campaña electoral. Mucho dinero, realmente.

Entonces,
quienes están dispuestos a aportar ese dinero "necesario" para una campaña electoral no lo hacen por una causa altruista. Al contrario. Esperará su respectiva compensación ni bien su "auspiciado" acceda al cargo electivo. Es ahí cuando los políticos traban peligrosos lazos con mafias con tal de llegar al poder.
A ningún político consagrado le conviene que esta olla se destape porque todos quedarán salpicados, de una u otra forma.

Como ciudadano, me sentí indignado cuando leí declaraciones de Daniel Scioli, Gobernador de Buenos Aires y el corrupto Ministro de Justicia Aníbal Fernández (¡qué país generoso!) que gritaban a los cuatro vientos que este crimen, por ser mafioso, excede a la acuciate inseguridad que nos asola a todos los argentinos. ¡Por Dios!, ¡déjense de pavadas y pónganse a la altura de las circunstancias, señores! ¡Háganse cargo! ¿por qué será que día a día escuchamos de crímenes relacionados con las drogas y demás mafias y nunca se sabe nada?.

Mientras estas mafias operen impúnemente mientras el Estado mira para otro lado, todos nuestros derechos estarán desnudos ante la delincuencia. Necesitamos de dirigentes políticos capaces y, fundamentalmente, honestos y valientes... ¿habrá alguno?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina