lunes, 18 de agosto de 2008

Pascua Lama se diluye

El proyecto minero binacional Pascua Lama está cerca de diluirse definitivamente debido a la demora excesiva del acuerdo entre los Gobiernos de Chile y Argentina en materia impositiva.

Barrick S.A., empresa minera de origen canadiense, necesita que ambos Estados se pongan de acuerdo en como se repartirán los impuestos que pagará por la explotación de esa gigantesca mina. En principio, dicha empresa había calculado que era necesaria una inversión inicial de U$S 1.500 millones pero, a esta altura, la misma estaría alrededor de los U$S 2.400 millones.

Por un lado, los trasandinos pretenden el 80% del total de la carga impositiva vaya a parar a sus arcas debido a que, en ese mismo porcentaje, los minerales se hallan del otro lado de la Cordillera de los Andes. De este lado, el Gobierno de Cristina Elisabet Fernández quiere que el reparto sea en partes iguales.

En junio de este año, el Gobierno de Michelle Bachelet hizo una nueva propuesta para solucionar las diferencia con la primera mandataria argentina por este tema. Pero, hasta el día de la fecha, la Presidente de Argentina no se ha pronunciado al respecto, generando un gran malestar en las autoridades trasandinas, Barrick y los proveedores mineros argentinos que se estaban frotando las manos con la posible puesta en marcha de Pascua Lama.

En estas últimas semanas trascendió que Barrick haría la explotación minera solo del lado chileno, debido a que la inestabilidad política y jurídica de la República Argentina hace crecer la desconfianza que despierta en los inversores. Según informa el Diario El Mercurio, el Ministro de Minería de Chile, Santiago González, afirmó que "Por el lado chileno están aprobados todos los estudios y permisos para que Pascua Lama se construya. Estamos en condiciones de iniciar el proyecto si la empresa así lo estima". Claro que los estudios de impacto ambiental deberán ser reformulados ya que los originales contemplaban la parte del territorio argentino que estaba involucrada.

Particularmente, en San Juan, el Gobernador Gioja está bastante inquieto por la indefinición de este proyecto y teme la posibilidad cierta de que Barrick trabaje solo del lado chileno. EL primer mandatario sanjuanino equivoca su análisis de la situación cuando, según el Diario El Zonda, afirma que "queremos avanzar, pero hay alguien que se encarga de hacer lobbie que repercute muy bien en la prensa chilena y que después lo toma alguna prensa nacional nuestra”.

Sr. Gobernador: las culpas de este retraso no habría que buscarlas en supuestas "manos negras", sino empiece buscándolas en la Casa Rosada porque, más allá de que la minería figura entre las prioridades de su gestión, no es prioridad para el Gobierno de Cristina Fernández.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina