viernes, 29 de agosto de 2008

Justicia a medias... y sigue la fiesta subversiva

Como era previsible, Antonio Domingo Bussi y Luciano Benjamín Menéndez fueron condenados a cadena perpetua en Tribunal Oral en lo Criminal Federal (integrado por Carlos Jiménez Montilla, Gabriel Casas y Josefina Curi) de San Miguel del Tucumán por haber estado implicados en el secuestro, tortura y asesinato del Senador Guillermo Vargas Aignasse, ocurrido en 1976.

Era previsible el resultado de este nuevo juicio porque es escandalosamente evidente que el accionar de la Justicia Argentina está tremendamente condicionado por el poder político de turno. Es dañino para la democracia que personajes que ocupan cargos en el Poder Ejecutivo Nacional se hagan presentes en las Salas en donde los ex militares son juzgados ejerciendo una inaceptable presión hacia los magistrados.

Corroborando la presión del Ejecutivo Nacional sobre el Poder Judicial, el (impresentable)Ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, declaró a Radio 10 su satisfacción por el resultado de la sentencia dictaminada por el mencionado Tribunal.

Los juicios a estos militares son cuanto menos irregulares en el sentido de que se presentan testigos que hablan de hechos ocurridos hacen más de 20 años sin aportar pruebas que puedan ser científicamente consideradas como contundentes. Solo basta la sumatoria de declaraciones de diferentes manifestantes como para sumar acusaciones contra los ex militares en cuestión. En este juicio puntual, ni siquiera se pudo demostrar que tanto Bussi como Menéndez hayan conocido al legislador desaparecido, la sentencia es la implicancia mediata en la desaparición de Vargas Aignasse que ambos ex militares habrían tenido.

En sus alegatos, tanto Bussi como Menéndez tuvieron duras palabras para con los fiscales y jueces que los sentaron en los banquillos. El ex Gobernador de Tucumán dijo "Me considero un perseguido por los derrotados de ayer en la guerra; Se actúa con rencor y con venganza en los más altos cargos del gobierno nacional y provincial", mientras que Menéndez lamentó que "Ostentamos el mérito de ser el primer país del mundo que juzga a sus soldados victoriosos que pelearon por y para sus compatriotas. Es falso lo que vienen sosteniendo los subversivos marxistas desde entonces, ya que llaman represión ilegal a las operaciones defensivas de las Fuerzas Armadas".

Es innegable la existencia de centros clandestinos de detención que dirigieron almas perversas enroladas en las Fuerzas Armadas de aquellos difíciles años. Es innegable que los hombres que ejercieron el Gobierno entre 1976 y 1983 no brindaron la oportunidad de recurrir a juicios a aquellos que detenían. Quienes cometieron esos excesos deben ser juzgados y quienes los acusen deben presentar pruebas consistentes para dar seriedad a la Justicia.

Pero también es cierto que hubieron terroristas que solo querían imponer por la fuerza un regimen comunista en este país, detestando toda forma democrática. Sin ir más lejos, Horacio Vertbisky, hoy Director del periódico (oficialista) Página/12 y Asesor Presidencial, organizó con Rodolfo Walsh la voladura del Comedor de la Superintendencia de la Policía Federal que costó la vida a 24 personas y quedaron heridas, mutiladas y ciegas otras 70... hoy camina entre nosotros como todo un señor.

Está visto que el comunismo es totalmente incompatible con la democracia: sus métodos están muy lejos de respetar la voluntad popular, de respetar la soberanía de los ciudadanos para renovar autoridades estatales periódicamente, de respetar la diversidad de ideologías políticas. Está a la vista que cada vez que partidos de índole comunista se han presentado a elecciones en todo el país han obtenido pobrísimos resultados, dando la idea de como están instalados en la consideración popular.

Hoy en día, es triste ver a los Duhalde, a los Bonasso, a los Kunkel, a los Taiana, a los Garré, a los Tumini lucrar con esto del resentimiento por haber sido derrotados en aquellos años. Al igual que las organizaciones de ¿¿derechos humanos?? como Abuelas y Madres de Plaza de Mayo e H.I.J.O.S. sacan jugosos subsidios gracias a su discurso cargado de odio y deseos de revanchas.

Es poco serio de un país que las Juntas Militares fueron ya sometidas a Juicio durante la presidencia de Raúl Ricardo Alfonsín, varios fueron indultados por Carlos Saúl Menem y ahora la Justicia da marcha atrás volviendo a enjuiciar y condenar. Esto habla de una grave inseguridad jurídica.

Lo otro que me parece poco serio es que, según la Justicia Argentina títere del poder político juzga como crímenes cometidos desde el Estado a los que incurridos entre 1976 y 1983, como sí antes de ese periodo no hubiera existido la terrorífica Triple A, como si Juan Domingo Perón nunca hubiera perseguido a opositores y como si en los años de democracia no han existido desaparecidos.

Hasta que la Justicia no sea equitativa para todos no habrá paz social en la Argentina.

4 comentarios:

miguel gómez davy dijo...

jajaja como me alegra verles rabiosos atajo de fascistas cobardes, nunca habrá castigo suficiente para estos repugnantes hijos de perra, ojalá que se pudrán en la cárcel y sean pasto de sus congéneres las ratas.

mario dijo...

Hola Miguel

Ya que te tomaste un tiempo para escribir un comentario en este blog, te pediría que, en vez de insultar, contestés a mis afirmaciones sobre el accionar subversivo y su venganza en estos días.

Tanto vos como yo tenemos derecho a expresar libremente nuestros pareceres en un marco de respeto. Estamos en democracia, ¿no?

Te mando un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola...los militares dicen que fuè una guerra, entonces deberìan ser juzgados por crimenes de guerra, pues si matar prisioneros, violar mujeres, secuestrar niños, perseguir judios...y robar como lo hicieron no es un delito..¡como califica?...en 1982 se enfrentaron a otros soldados profesionales (a los cuales por supuesto no podian secuestrar, violar ò asesinar) y (salvo acciones heroicas de la tropa) salieron huyendo ò rindiendose...¡no deberìan ser juzgados por cobardìa?...ante una mujer desnuda, enmarrocada, encapuchada y torturada, tofos son valientes.
Ah...me llamo Gino (no tengo cuenta en google)

mario dijo...

Hola Gino

Si vos leés cada uno de los post, no defiendo a los militares. Es innegable que varios de ellos han cometido excesos y es innegable que deben pagar por eso.

Lo que yo siempre recalco es que los subversivos tampocos eran "bebés de pecho" ni "jóvenes idealistas" que querían democracia. Ellos querían instaurar un regimen totalitario igual o peor que las mismas dictaduras militares. EL COMUNISMO ES INCOMPATIBLE CON LA DEMOCRACIA.

Me da bronca que cuando un milico mató opositores se le diga "genocida" y a un comunista que mató opositores se le diga "idealista" (ejemplo patético: el Che Guevara). AMBOS SON ASESINOS POR IGUAL, así seas de derecha, de izquierda, de arriba o de abajo, ¿me explico?

Te mando un abrazo

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina