miércoles, 13 de agosto de 2008

Hace un año, los sanjuaninos eligieron el totalitarismo

Hace un año, José Luis Gioja y su Frente para la Victoria obtenía un inusitado y contundente triunfo en las elecciones provinciales logrando su propia reelección como Gobernador de la Provincia de San Juan aventajando por más de 30 puntos a su principal opositor, más la obtención de 30 bancas sobre 34 en la Legislatura Provincial, la consagración de sus 19 candidatos a intendente.

Fue una victoria espectacular, sin precedentes en la historia sanjuanina. La prensa adicta se encargó de adular a Gioja en vez de advertir el peligro inminente para la institucionalidad en esta Provincia.

Hubieron tres intendentes opositores que gozaban de buena reputación en sus respectivos Departamentos y decidieron adelantar las elecciones para evitar el "efecto arrastre" de la figura de José Luis Gioja y decidieron adelantar las elecciones municipales sin saber qué haría el Gobernador.

Después de que sacaron las Respectivas Ordenanzas, con gran astucia, Gioja decidió adelantar las elecciones provinciales de manera tal de que sus opositores vieron diluirse sus pretensiones de despegarse de la ola giojista que se venía.

La oposición local se sumía en un mar de dudas y vanidades. El Senador Nacional Roberto Gustavo Basualdo logró sumar a sus filas a los impresentables Jorge Salvador Abelín y Rodolfo Colombo, quienes presumían de tener la predilección del electorado. Lo cierto es que el discurso opositor fue bastante vacío: solo eufemismos, que no lograron calar en la ciudadanía.

El tradicional Partido Bloquista, acaso la última esperanza para equilibrar el poder del Justicialismo, sucumbió y se entregó manso al giojismo cuando suscribió su adhesión al Frente para la Victoria. En realidad, los dirigentes del partido de la estrella que impulsaron esta alianza (Edgardo Sancassani, Alejandro y Leopoldo Bravo, Graciela Caselles) se vendieron por unos cargos de menor jerarquía.

Así fue que el Frente para la Victoria abrochó un triunfo épico, impensado hasta para el más optimista. Hubieron candidatos giojistas a intendentes que se vieron beneficiados por la gran movida de José Luis Gioja. Figuras como Elías Álvarez y Aníbal Fuentes pudieron acceder a los Ejecutivos Municipales de Rivadavia y Santa Lucía, respectivamente, gracias únicamente al haber estados amparados por Gioja.

El pueblo sanjuanino avaló la construcción de un feudo, ya que prácticamente la suma del poder quedó en manos del Gobernador de la Provincia. La Legislatura Provincial quedó como una mera escribanía de todo lo que dispusiera el titular del Ejecutivo Provincial, ya que no hay debates políticos ni tampoco los Ministros del Gobernador comparecen ante los legisladores.

Al día de hoy, el escenario político no ha cambiado mucho en San Juan. El poder que supo construir Gioja goza de buena salud, la oposición sigue totalmente desorientada (poco queda del Frente que armó Basualdo) contribuyendo a que la instuticonalidad sea seriamente amenazada.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina