jueves, 21 de agosto de 2008

Causa Grassi: crímenes y pecados

Esta semana, en el Tribunal Nº 1 de la Ciudad de Morón (Provincia de Buenos Aires) ha empezado el Juicio en donde se determinará la inocencia o la culpabilidad del sacerdote católico Julio César Grassi, el cual está imputado por presunto abuso de menores dentro de la Fundación Felices Los Niños.

La causa explotó mediáticamente cuando el programa televisivo "Telenoche Investiga", emitido por Canal 13, pusiera al aire un informe en donde se acusaba al Padre Grassi de haber abusado de, al menos, unos tres muchachos.

Hasta ese entonces, Julio César Grassi gozaba de un muy buena reputación en la sociedad argentina debido a la gran acción solidaria que estuvo llevando adelante junto a la gente que trabajaba en su Fundación. En el año 2002, la noticia de los vejámenes que habría cometido el sacerdote cayeron muy mal en la opinión pública, dando lugar a arduos debates en defensa y en contra de Grassi.

Grassi se ordenó sacerdote en 1987 y desde ahí, empezó a trabajar socialmente en el conurbano bonaerense. Durante la Década del 90, la Fundación Felices Los Niños creció gracias a millonarios subsidios que le prodigó el entonces Presidente Carlos Menem (en 1993, el Estado Nacional aportó U$S 5 millones a la Fundación Felices Los Niños). Asimismo, empresarios que eran socios del menemismo se "solidarizaron" con la obra de este cura dándole más que generosos aportes para que pueda seguir desarrollando su obra social.

Uno de las empresas que hacían aportes para la obra benéfica de Grassi era Hard Comunications, la cual era regenteada por Sergio "Corcho" Rodríguez, entonces novio de la mediática (e insoportable) Susana Giménez. Julio Grassi se animó a ir al programa de la ¿diva? para presentarle sus reclamos porque Hard Comunications no había pagado un dinero comprometido que resultaba de un porcentaje de lo recaudado por las llamadas telefónicas que recibía la Sra. Giménez en su programa televisivo.

Desde el Grupo Clarín, que maneja Todo Noticias y Diario Clarín, entre otros, se ha montado una guerra sin cuartel contra el sacerdote católico. Al margen de la veracidad de las acusaciones en contra del clérigo, resultan cuanto menos sospechosas las motivaciones que llevan al Grupo Clarín a empujar a Grassi hasta la cárcel. Basta con que uno ponga TN en su televisor y compruebe el tratamiento tendencioso que tiene esta causa: sea cual sea el periodista al que le toque hablar, TODOS están en contra de Grassi y hablan del caso como cosa juzgada, lisa y llanamente.

Tiempo después, el Obispo de Morón, Justo Laguna, decidió separar del cargo de la Presidencia de la Fundación Felices Los Niños al Padre Grassi hasta tanto no quedase esclarecida su situación con la Justicia Argentina.

En el sitio web Causa Grassi, armado para defender al sacerdote, se informa que de los siete chicos mal usados en la puesta en escena de Telenoche Investiga que supuestamente acusaban al sacerdote, cinco se apartaron inmediatamente o no sostuvieron la supuesta acusación; de los dos restantes, al año uno (“Ezequiel”) admitió que su denuncia era falsa y que la había efectuado porque gente de Canal 13 lo había inducido a ello a cambio de beneficios, y el segundo (“Gabriel”) con anterioridad a la audiencia preliminar le manifestó al fiscal que no quería presentarse como particular damnificado, y a continuación desistió por escrito. Es decir que no hay acusadores, pero la causa continúa y el juicio se hará.

La querella está liderada por el mediático abogado Juan Pablo Gallego, el cual muestra un perverso gusto por salir en las cámaras. Fue patético como anteayer salió corriendo de Tribunales para anunciar al Grupo Clarín que el Tribunal rechazó el pedido de nulidad del juicio que hizo la defensa de Grassi. El pedido de nulidad tiene su lógica, ya que está basado en los videos tomados del programa Telenoche Investiga, los cuales habrían regrabados y editados tendenciosamente.

La Justicia debe hacer Justicia

Muchos medios periodísticos ya han emitido su propio juicio sobre este penoso caso. Sobre todo los relacionados con el Grupo Clarín, lo cuales están encarnizados por defenestrar públicamente a Julio César Grassi.

No pongo las manos en el fuego por Grassi, tengo mis serias dudas sobre su proceder. Pero no dejo de ver las tendenciosas acciones de aquellos que están tan empecinados en la condena social y judicial de este sacerdote católico.

Más lamento que tanto la prensa como la sociedad de este país asuma el lugar que le corresponde a un Tribunal y ya emitimos un juicio antes de que un juicio se lleve adelante. Creo que como ciudadanos, debemos aguardar a que el Tribunal en cuestión dictamine lo que considere justo: no nos pongamos en jueces...

Lamentablemente, muchos argentinos que tienen fobia a la Iglesia Católica aprovechan este caso para "hacer leña del árbol caído" y cuestionar injustamente la honorabilidad de sacerdotes, religiosas y religiosos y laicos que a diario hacen una gran labor humanitaria en todo el mundo.

Como sucede en otros casos, hay que saber separar los tantos. Porque hayan sacerdotes y/o laicos que hagamos estupideces, no hay que ensuciar a la Iglesia como institución. Pasa que muchos más ruido hace un árbol que cae que todo un bosque que crece y nos dejamos llevar por la desagradable impresión que nos causa casos de abusos cometidos por hombres de la Iglesia. Al margen de que uno crea en Dios o no, no se puede negar el inmenso bien que, día a día y en silencio, hace la Iglesia Católica en todo el mundo con sus cientos de orfanatos, hospitales, colegios, escuelas de capacitación laboral, comedores y universidades... y bueno, son hechos que no salen en los noticieros...

Celibato en un mundo erotizado

Hay que admitir que vivimos en una sociedad cada vez más erotizada. Lo vemos en los medios masivos de comunicación, lo vemos en nuestras conversaciones diarias, lo vemos en como se están dando las relaciones humanas. Es por eso que hablar de celibato es algo que va "contra la corriente"...

Quienes hablan en contra del celibato ignoran que es una opción de vida que es milenaria. Sucede que en el mundo occidental, el celibato está identificado casi exclusivamente con la Iglesia Católica Apostólica Romana y no se conoce que es bien ponderado por el hinduismo y el budismo, como así también fue bien valorado en la Antigua Grecia.

Tal vez uno no esté hecho para llevar una vida célibe, pero eso no quita que haya que ser respetuosos de la opción que otras personas hayan hecho. Es triste que hoy en día el ceibato sea muchas veces ridicualizado, inclusive por aquellos autoproclamados "mentes abiertas"... a ellos yo les preguntaría: así como muchos dicen que hay que saber respetar las "opciones sexuales" que cada uno hace, ¿por qué no ser respetuosos de una opción de vida que tiene tradición milenaria?

Teniendo en cuenta los casos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes católicos en otras partes del mundo (como en los Estados Unidos, Australia y Chile), no faltan quienes atacan al celibato como opción de vida que asumen los religiosos.

Humildemente opino que quienes afirman que los crímenes que cometen algunos religiosos es producto de la "represión sexual" que se autoimpondrían, son hipócritas en el sentido que está comprobado por diversas estadísticas que en más de un 85% de los casos de abusos de menores, los victimarios son hombres que tienen una vida sexual activa.

No faltan quienes se rasgan las vestiduras cuando se conoce que un sacerdote tuvo algún "amorío" con una mujer sin hablar de los muchos hombres y mujeres que son infieles a sus parejas, es decir, a las familias a las que también deberían consagrar sus propias vidas. Sino, ¿cómo se explica que los hoteles alojamiento sean rentables en cualquier lugar en que se instalen?.

El celibato es una forma de desprendimiento (y no de desprecio) de la vida sexual para adquirir una libertad distinta para potenciar otras cualidades del ser humano. Claro que no es sencillo mantener el celibato (como tampoco es muy sencillo conservar la fidelidad en una pareja) y es por eso que una persona célibe necesita de contención psíquica y espiritual para llevar sanamente su vida afectiva.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Muy buen articulo Mario, tenes mucha razon en todas tus opiiniones pricipalmente en la que hablas de los que se autoproclaman mentes abiertas.

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina