sábado, 26 de julio de 2008

¿Quién pagará por Aerolíneas Argentinas?

El Gobierno de Cristina Fernández anunció como bombos y platillos la reestatización de Aerolíneas Argentinas, tradicional empresa que brinda el servicio de transporte aéreo y que, en otras décadas, supo ser orgullo de nuestro país.

Las huestes kirchneristas festejaron esta iniciativa oficialista de comprarle el total del paquete accionario a Marsans, la empresa española que controlaba a Aerolíneas.

Es difícil de entender que el Estado Nacional vaya a adquirir Aerolíneas Argentinas, no solo por el calamitoso estado patrimonial de esta empresa, sino porque es una realidad que el negocio de los vuelos comerciales en el mundo están en una crisis sin precedentes. La rentabilidades de las firmas líderes en el mercado aéreo han caído estrepitosamente; ante este cuadro, cualquier inversor con un mínimo conocimiento de economía y finanzas lo pensaría más de una vez si entraría o no en este rubro... pero, bueno, el kirchnerismo funciona de otra forma.

En el acto en donde se hizo el anuncio oficial de la estatización, la Sra. Presidente volvió a mostrar una versión "unplugged" ¿? en su dialéctica. Lejos de su habitual prédica agresiva y ególatra, Cristina Fernández empezó diciendo que "Uno de los principales problemas que tenemos los argentinos es no hacernos cargo de las cosas" (¿y por casa como andamos, Sra. Presidente?) y confirmó el envío de la iniciativa al Congreso Nacional el cual, en un plazo máximo de 60 días, debe analizar el alicaído estado patrimonial de la empresa e iniciar un nuevo proceso privatizador (¿serán capitalistas "amigos" de los Kirchner quienes terminarán adueñándose de Aerolíneas?, ¿Rudy Ulloa se estará ya frotando las manos?).

La Sra. Presidente admitió que "Aerolíneas Argentinas está hoy concursada, es decir, casi en la quiebra". A su vez, el inefable Ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, declaró que "La deuda actual es de 890 millones de dólares, los destinos internacionales son 20".

Hay varios puntos grises (casi negros) acerca de esta re-estatización:

¿Quiénes son los responsables del escandaloso vaciamiento de Aerolíneas Argentinas?, ¿por qué no se los lleva a juicio?, ¿qué responsabilidad tienen quienes representaron al Estado en el Directorio de Aerolíneas mientras la empresa se estaba arruinando?

¿Por qué no se informa del detalle del pasivo de esta empresa: tipo de deudas, plazos de exigibilidad, acreedores y posibles consecuencias jurídicas que asumiría ahora el Estado Nacional?

Si Cristina Fernández aboga por la garantización de la prestación de "servicios mínimos", ¿cómo hará el Estado para poner la flota de aviones en condiciones aceptables y recuperar las rutas de vuelo?

¿Cuándo el Estado podrá garantizar una mínima seguridad para los vuelos poniendo a funcionar los radares como corresponde?, ¿por qué Nilda Garré, la inepta Ministro de Defensa, no es interpelada por el Congreso Nacional como corresponde?

Ya que el kirchnerismo habló tanto de su necesidad de recaudar más dinero para "redistribuir mejor la riqueza", ¿cuál es el sentido de endeudarse más adquiriendo una empresa prácticamente en la bancarrota?,

¿por qué volvemos a caer en eso de estatizar deuda privada?, ¿quién se beneficia con este nuevo despilfarro de fondos públicos?.

Concretamente, ¿qué gana la República Argentina comprando una empresa quebrada?

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina