martes, 15 de julio de 2008

La vigilia

Otra vez los argentinos fuimos testigos de dos actos casi en simultáneo, en donde se ve un país tristemente dividido por una controversia de carácter impositivo. A decir verdad, no es culpa de la implementación o no de las retenciones móviles a las exportaciones agropecuarias: este nuevo atropello kirchnerista fue lo que hizo estallar la paciencia popular.

Kirchner tuvo su propia barricada en la puerta del Congreso de la Nación en donde tuvo un discurso confrontativo, cargado de agresividad para con sus opositores. Fue impresionante la cantidad de colectivos que habían trasladado simpatizantes kirchneristas en las inmediaciones de la Plaza. No se entendió bien si se trató de un acto partidario o de un acto oficial; como se mueve el Tirano, no se puede saber a ciencia cierta porque muchas veces Néstor Kirchner dice hablar como Presidente del PJ y por momentos dice hablar en nombre de la Sra. Presidente. Kirchner se dejó ver con algunos Gobernadores como es el caso de Scioli, Uribarri y Gioja, y miembros del Gabinete de Cristina Fernández; mientras que en el palco VIP ¿? estaban las Abuelas de Plaza de Mayo, el Padre Luis Farinello y el boxeador Jorge "Locomotora" Castro.

Por otro lado, los ruralistas tuvieron su acto en Palermo. Los dirigentes de la Mesa de Enlace volvieron a mostrar altura a la hora de expresarse, evitando términos violentos y manejándose con respeto hacia la investidura presidencial, más allá de no compartir el proceder de Cristina Fernández. Sean cuales sean las estimaciones de la asistencia de público a ambos actos, el acto del campo fue mucho más convocante que el organizado por los alcahuetes oficialistas. En la calle, el campo volvió a ganar "por goleada" pero en donde estará la verdad es en la Cámara Alta, que es en donde se vislumbra un ajustado triunfo oficialista.

Solo queda esperar.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina