martes, 17 de junio de 2008

¿La abanderada de los humildes?


El discurso que esta tarde dio la Sra. Presidente de la Nación fue más de lo mismo, con el detalle saliente de que, como debería haber sido en un principio, las retenciones a las exportaciones agropecuarias serán ahora tratadas por el Congreso de la Nación para que este, tal como se espera, las transforme en Ley.

Volvió a criticar a los dirigentes que lideran las federaciones agrarias que en casi cien días vienen protestando en contra del Gobierno Nacional. Tuvo un párrafo aparte para los ciudadanos argentinos que ayer hicimos sonar nuestras cacerolas y bocinas a los que nos lanzó el desafío de que armemos un partido político y que se presentemos en las próximas elecciones cuando dijo que "no se gobierna con cacerolas, bocinazos o cortes de ruta".

El gran ausente en ambos actos fue el impresentable Luis Ángel D'Elia quien, debido al gran rechazo popular que produce su figura, fue literalmente borrado de entre los laderos del Matrimonio Kirchner.

Sobre las polémicas retenciones, la Sra. Presidente declaró con marcada soberbia y prepotencia "La democracia se defiende con más democracia y las instituciones se defienden con más instituciones. Voy a enviar al Parlamento un proyecto de ley, por si no basta con esta PresidentA, que obtuvo el 46 por ciento de los votos".

El tibio anuncio de la primera mandataria fue festejado mesuradamente por algunos dirigentes ruralistas, como así también senadores de la oposición. Yo no celebraría tanto porque lo que hace el Matrimonio Kirchner es estirar más este conflicto intentando que se desgaste por si solo. Desde que Cristina Fernández asumió la Presidencia de la Nación, creo que el Congreso "duerme una larga siesta", dada su alarmante inactividad como lugar natural para el debate político. Considerando la abrumadora mayoría que el kirchnerismo cuenta en ambas Cámaras, habrá que esperar que lo que fuera un Decreto se transformará en Ley sin mayores sobresaltos.

Lo cierto es que, en nombre de los más humildes, los Kirchner justifican toda su prepotencia. Ellos consideran que "trabajar por los más necesitados" implica seguir teniendo más organizaciones clientelistas que respondan a sus cruzadas contra opositores. Pero, a decir verdad, este Gobierno dista de ser una gestión que favorezca los pobres porque no toma medidas urgentes que ataquen eficazmente a la inflación: es sabido que la inflación produce más pobres. Tal vez el conflicto con el campo se solucione a la brevedad (tengo mis serias dudas) pero, aún así, la inflación persistirá, la escasez de combustibles continuará y, muy probablemente, el desabastecimiento continúe.

2 comentarios:

El Sr. Pez dijo...

Hola Mario.
Mucho gusto. Muy bueno tu análisis. La Sra. PresidenTA es en realidad la abanderada de la escuela primaria K Nº 666, y el pueblo no se cree nada de su insignia.
Es cierto que con esto logran dilatar más la cuestión, para tapar todo el quilombo que no pudieron resolver, empezando por la inflación que va a andar arriba del 30%.
En fin, el pueblo está de pie, y no es tan pelotudo como esta tipa se empecina en hacernos parecer.
Un abrazo, éxitos!
El Sr. Pez

mario dijo...

Sr. Pez

Gracias por tus comentarios.

Por el bien de nuestra Patria, ojalá nuestra Presidente tenga la sabiduría de dar marcha atrás con su medida confiscatoria.

Saludos...

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina