domingo, 8 de junio de 2008

Fútbol para pocos... Julio Grondona lo hizo

El fútbol es un negocio muy rentable, una maquinaria de hacer dinero cada vez más aceitada. Claro que los que se están llenando los bolsillos saben marcar su terreno para evitar que nuevos "socios" se sumen a esto de dividir los dividendos que se genera tras una pelotita de fútbol.

Julio Humberto Grondona, el "Don Corleone" y Presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, es quien se maneja hábilmente en esto de saber hacer negocios con esto de que el fútbol es "pasión de multitudes".

Luego del Mundial de Fútbol disputado en Alemania en el año 2006, Julio Grondona cerró un jugoso contrato con la empresa Gulgong para la televisación de los partidos amistosos que el seleccionado argentino de fútbol tenga que jugar en los próximos años. Según consignó el Diario Olé, la empresa Gulgong tiene domicilio legal en Road Town Tortola, British Virgin Islands (...) Es una sociedad afiliada a Renova Group. Igor Raulevich Akhemerov es su representante. Pero su dueño es Víktor Feliksovich Vekselberg, el tercer mayor multimillonario de la Rusia post soviética y que de fútbol sabe poco. Guillermo Tofoni, por su parte, además de haber sido arquero de Inferiores en Argentinos Juniors y muy amigo de Lalo Maradona, es el actual presidente de la firma World Eleven, que tiene sus oficinas en la Av. Las Camelias, en una zona muy bacana de la bonaerense Pilar.

El polémico contrato tiene vigencia hasta el 01 de agosto de 2011. Algunos de los puntos más salientes son:

18 millones de u$s: es el monto total del contrato entre la AFA y Gulgong. El vínculo se firmó por 24 partidos amistosos; la empresa ya puso la mitad al contado y el resto del dinero se pagará en cada partido; es decir, son U$S 375.000 por partido.

Por más que Alfio Basile, entrenador de la Selección Mayor se empeñe en negarlo, la empresa gerenciadora tiene injerencia en la formación del seleccionado argentino: se armó una lista con 30 jugadores; de ésos, como mínimo, siete tienen que jugar (esta habría sido la razón por la cual José Pekerman no aceptó seguir al frente del Seleccionado Mayor); al respecto y para despejar dudas sobre condicionamientos al técnico, Guillermo Tofoni, dueño de World Eleven, declaró: "A la AFA le pagamos la mitad del contrato. La otra será en cada partido. No habrá imposiciones al técnico. Lo que sí debíamos era asegurarnos que no pongan 11 jugadores de ascenso, por eso la cláusula de los 30 futbolistas".

Para cada partido, la empresa elige el hotel y el lugar de hospedaje.

A la conferencia de prensa de cada partido irá un jugador elegido por la AFA y otro elegido por ellos.

Se encargan de los traslados y las comidas: Gulgong pone 35 pasajes por amistoso. Y paga cuatro comidas diarias. ¿Elegirán también el menú?

Recaudación y TV de afuera, de ellos ¿Qué obtiene Gulgong? Maneja los derechos de la TV internacional y se queda con la recaudación.

La AFA recibirá unas 100 entradas (de ubicación preferencial) por cada partido.

Lo cierto es que será una rareza ver a la Selección Argentina de Fútbol cerca de su gente, es decir, disputando partidos en las canchas de nuestro país. Ni siquiera por televisión se pueden ver los partidos, salvo que un aficionado argentina sea abonado a un servicio de televisión satelital y que, además, pague un plus para poder seguir a sus ídolos jugando con la celeste y blanca en remotos lugares. Mientras tanto, Don Julio sigue llenando sus bolsillos...

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina