sábado, 14 de junio de 2008

Ay, Patria Mía

“No sé quién dio la orden de detenerme, pero me andaban buscando. Quiero que haya paz, aunque vamos a seguir con la protesta" Fueron una de las primeras declaraciones de Alfredo De Ángeli, líder de de la Federación Agraria de Gualeguaychú.

La bestialidad kirchnerista está cada vez más insoportable para la sociedad argentina. Hoy el Matrimonio Kirchner dispuso reprimir a los manifestantes que estaban pacíficamente protestando en Gualeguaychú. Así fue que Gendarmería decidió detener a unos veinte manifestantes agropecuarios, entre los que estaba Alfredo De Ángeli. La orden bajó a través de Aníbal Fernández, Ministro de Justicia.

De repente, por un día, los piquetes pasaron a ser ilegales e intolerables para el Gobierno Nacional. Nunca ante ninguno de los delincuentes como D'Elia, Pérsico o Alderete parece que cometieron delito alguno cuando extorsionaron a empresarios, funcionarios de Justicia o a distintos gobiernos democráticos. Parece que tampoco son delincuentes los impresentables Asambleístas de Gauleguaychú que cortaron una ruta internacional que nos une con el Uruguay.

Horas después los manifestantes fueron liberados después de haber enardecido al pueblo entrerriano que se volcó masivamente a las rutas y calles. También hubieron compatriotas que mostraron su descontento con el Gobierno de Cristina Fernández en diversos puntos de las Provincias de Córdoba, Chaco, Corrientes, Buenos Aires y San Luis.

Una vez en libertad, el líder ruralista tuvo la gran sensatez de no arengar a la violencia ni a la venganza; al respecto, declaró "Lo único que le pido al pueblo argentino es que mantengamos la paz, hay sectores del Gobierno que sin duda querían esto, que fuéramos presos. Lo lograron, pero nosotros no tenemos que ser los culpables de que no haya paz en el pueblo", sostuvo De Angeli, quien lanzó: "No contestemos con agresiones, la historia ya las va a juzgar a ellos".

En la emblemática Plaza de Mayo de la Ciudad de Buenos Aires, volvieron a sonar las cacerolas en contra al Ejecutivo Nacional. Ahí que los patoteros a sueldo dirigidos por Luis Ángel D'Elia, principal enemigo de la democracia argentina, irrumpieron para "recuperar" la Plaza; entre los manifestantes kirchneristas se dejaron ver Hebe Pastor de Bonafini, Guillermo Moreno (dueño del INDEC) y Nilda Garré.

El Gobierno de Cristina Fernández nunca se ha mostrado dispuesto a rever las polémicas retenciones a a las exportaciones agropecuarias. Nunca estuvo dispuesto al diálogo porque la medida nunca fue consultada previamente con los sectores involucrados, como así también nunca se les escucharon los reclamos de los dirigentes del campo.

Alberto y Aníbal Fernández, Ministros de Justicia y Jefe de Gabinete respectivamente, salieron a defender públicamente la postura oficialista. Lo que hicieron con tanta repulsividad no se puede llamar conferencia de prensa porque se sabe que tanto al Matrimonio Kirchner y todos sus partidarios detestan el diálogo abierto con el periodismo.
Según las palabras de Alberto Fernández, Jefe de Gabinete, mintió descaradamente diciendo que "El Gobierno nunca avaló cortes de ruta"; dijo además que "Los cortes que hubieron antes no entorpecieron el tránsito como lo hacen éstos de ahora". Justificó la detención de los manifestantes interpretando peculiarmente la Constitución Nacional, a quienes culpó de todo el desabastecimiento que nos afecta a todos los argentinos.

En las afueras de la Quinta Presidencial de Olivos, una patota afín al kirchnerismo desalojó violentamente a los manifestantes que espontáneamente se acercaron a hacer sonar sus cacerolas. Esa manada de fascista llegaron movilizados en colectivos ¿¿quién pagó eso??. La Policía solo se limitó a mirar sin defender a los que protestaban pacíficamente.

Vivimos horas de máxima tensión en la República Argentina, estamos muy preocupados por lo que pueda ocurrir y por lo que pueda venir porque estamos gobernados por una casta de ineptos y corruptos. Lo único que le puede molestar a la Sra. Presidente es que tal vez no se pueda hacerse una de sus habituales escapaditas a El Calafate.

(fuentes: www.perfil.com; www.26noticias.com.ar)

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina