lunes, 26 de mayo de 2008

Un Cabildo Abierto para el 2008

Haciendo una comparación entre la situación política que vivimos por estos días y los agitados días que precedieron a la Revolución de Mayo de 1810, pienso en lo sano que sería para nuestro querido país que se convocara a un Cabildo Abierto para que se discuta el rumbo socioeconómico de la Argentina.

Qué bueno sería que con humildad y patriotismo se escucharan diferentes voces, diferentes puntos de vista que vengan de diversas vertientes ideológicas para que, entre todos, rearmemos nuestro presente y podamos proyectar un futuro mejor para nosotros y las generaciones que vengan.

Ahora bien, tratando de que no hay un abismo entre esta realidad y este anhelo, habría que analizar los actores que protagonizan este actual andar de nuestra nación.

Para este 25 de mayo, a pesar de haber movilizado todo su "aparato" con fondos públicos, el Gobierno de Cristina Fernández no ha podido lograr realizar un acto que eclipse la impresionante convocatoria de las cuatro entidades del campo tuvieron ayer en la Ciudad de Rosario. La Presidente se hizo rodear de sus Ministros, Gobernadores sometidos a los caprichos de su chequera (entre los que estaba nuestro Gobernador Gioja) y demás dirigentes. La maldita soberbia kirchnerista está apoyada en un marco macroeconómico favorable que le da suficientes espaldas para resistir por un buen tiempo más los embates de las entidades agropecuarias, por lo que ha apostado al desgaste mismo de esta movida opositora. A la Sra. Presidente, tal vez presa de su ira y de su arrogancia, nunca le interesó dialogar personalmente con los representantes del campo y fue por eso que mandó a su impresentable Jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien tuvo a su cargo seguir extendiendo más y más el "diálogo" sin llegar a nada concreto.

Como dije en otro post anterior, si se tiene en cuenta el modo de hacer política que Néstor Kirchner y Cristina Fernández tienen, no hay que ser muy optimistas para esperar una actitud humilde del Ejecutivo Nacional como para rever su desacertada medida de la aplicación de las retenciones móviles para los productores agropecuarios.

El modo de dirigir que tiene el Sr. Néstor Kirchner es tremendamente vertical: no admite ni el más mínimo discenso ni siquiera entre los suyos. Tal es así que desprecia todo contacto abierto con la prensa, como así también la diplomacia. Su forma de actuar lo hace un ser tremendamente totalitario y ególatra.

Del otro lado, las entidades del campo lograron convocar a unas 300.000 personas para su acto al pie del Monumento a la Bandera en Rosario. A diferencia del organizado por el kirchnerismo, éste fue un acto simple, despojado de movilizaciones de punteros, sin matones y solo con el deseo de ser respetados.

Le diría a nuestros gobernantes que no esperen a que la situación caiga en un caos social para recién ahí tomar medidas. Estamos a tiempo. Todavía se puede cambiar para bien. Se han estado tomando medidas de política económica para la coyuntura, pero no se ha ido hasta la raíz de nuestros problemas. Todavía se puede reformular el rumbo de nuestro país.
Sí, es cierto que la situación de Argentina no es aún caótica, no hemos tocado fondo... pero, ¿acaso hay que esperar a que algo de eso suceda para que podamos reaccionar como sociedad? ¡Cabildo Abierto ya!

2 comentarios:

Carlos dijo...

Excelente tu blog, Mario; me alegro de haberlo conocido gracias a tu comentario en BlogBis.

Laura dijo...

Cabildo abierto?? pero para éso habria que escuchar y dejar hablar a los demás! Nonono los k no darán chance para éso. Increible tanta tozudez, soberbia y autoritarismo que precisamente taaanto critican en los demas.

Por pedir un cabildo abierto capaz que te acusan de golpista... en fin...

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina