lunes, 12 de mayo de 2008

Las graves contradicciones de Hebe de Bonafini (*)

Una de las principales características de la izquierda radicalizada es, sin dudas, su contradicción filosófica.

Un claro ejemplo de ello es, sin ir muy lejos, que en ninguna nación donde se implementó algún régimen de izquierda, concluyó exitosamente; otra característica que salta a la vista la podemos acreditar que en los países donde los asalariados tienen mejor estándard de vida son precisamente los que abrazaron políticas liberales, como, por citar sólo algunos casos, Australia, Francia, Japón, España, Italia y, por supuesto, el caso más gráfico: Alemania, donde después de la caída del Muro de Berlín no quedó ninguna duda de los frutos y/o diferencias entre ambos sistemas.

Lógicamente, estas contradicciones del “socialismo científico” se trasladan a sus defensores, quienes por carácter transitivo, pronuncian las mismas incoherencias.

No es ninguna novedad que la Sra. Hebe de Bonafini es una ferviente marxista, por consiguiente, no escapa a esta regla, y de su boca salieron frases como:

♦ “El 11 de septiembre sentí que la sangre de tantos caídos era vengada”. Sobre el atentado a las torres gemelas.
♦ Sobre el Papa Juan Pablo II a instancias de su agonía: “va a morir quemado en el infierno”.
♦ “... no pierdo las esperanzas, algún día un hijo, cualquier hijo, va a cruzar la plaza, para tomar la casa de Gobierno”.

No se asuste. O por lo menos relájese un poco. ¿No puede?... entonces tómese un respiro para poder seguir leyendo.

En 2007, las Madres de Plaza de Mayo y las Madres línea fundadora, festejaron por los 30 años de su primera manifestación pública en relación a los desaparecidos. En el acto central encabezado por Hebe de Bonafini, se leyeron diversos discursos y adhesiones entre las cuales se encontraban: la de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, enviada desde “las montañas colombianas” por la dirección de las mismas, FARC-EP, con la firma del comandante Raúl Reyes, como así también las de Fidel Castro, la Ministro de Defensa Nilda Garré, la representación diplomática en Argentina de la República Bolivariana de Venezuela. También las de Néstor Kirchner y su esposa Cristina Fernández.

Entretanto, también se escucharon proliferaciones revolucionarias como “compañeros, hasta la victoria siempre” (Pedro Lanteri, Director artístico de la AM 530, la radio propia de las Madres, o “Los sueños se hacen todos los días, y la revolución se construye poniendo el cuerpo” (Renato De Nicola, responsable del Grupo de Pescara, en Italia). Finalmente, Leonel Sánchez, enviado del Ministerio de Cultura de Cuba, elogió a las madres por considerar que “siempre han sido leales a la revolución cubana”. Por su parte Hebe sentenció: “Patria o muerte, venceremos” (sería bueno que algún día aclaren a quién tienen que vencer y qué tipo de patria quieren).

La vinculación con grupos terroristas por parte de Hebe, quien preside la asociación Madres de Plaza de Mayo, pareciera no importarle al actual régimen de la Presidente Cristina Fernández. Veamos.

En 2002 fue detenido en Argentina un presunto integrante de la organización terrorista vasca ETA acusado de haber organizado un atentado con coche-bomba contra una caravana de vehículos policiales en la localidad española de Eibar. Es conocido con el apodo de "Macky" o "Micky", y además está señalado como uno de los autores de ataques con bombas contra al menos cinco bancos. Al llegar a la Argentina donde fue encarcelado en una dependencia de la Policía Federal , recibió la visita de la Sra. Hebe de Bonafini.

Hebe es la más sincera de las madres, y eso se debe a su compromiso con la causa revolucionaria que ella misma admite tener. Sus siempre controvertidas declaraciones han causado reproches internacionales. Por ejemplo, la AVT (Asociación de Víctimas del Terrorismo) española la declaró persona no grata. Asimismo, Matilde Artés, representante de Abuelas de Plaza de Mayo en Madrid la calificó de “loca y dictatorial”.

Como ya hemos mencionado, estas actitudes la llevaron a alejarse del movimiento de Madres línea fundadora, y de la misma presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, quien considera: “no comparto más actos con Hebe por dos razones: para no contestarle en público y para no ser testigo muda y pasar por su cómplice. Alguna vez ella se comparó con Videla y cuando Matilde Artés dice que es dictatorial se refiere a la forma en que maneja la Asociación, la que no lava los platos es encerrada y la que no aporta dinero es expulsada. Nosotras recibimos muchos repudios desde España por mail”.

En otras palabras, la filosofía de Hebe de Bonafini, es contradictoria por donde se la mire, proclama libertad, pero ejerce el autoritarismo. Reniega de las dictaduras y los Golpes de Estado, pero los apoya cuando son de su conveniencia. De hecho, los montoneros que ella defiende, pretendían derrocar a un gobierno constitucional y tomar el poder por la fuerza, lo que comúnmente se conoce como “golpe de Estado”; y ni hablar de las muertes de personas que no comulguen con el “socialismo de siglo XXI”, esos decesos los celebra, aún cuando se la pasa reclamando -y además lucrando- con las muertes de los terroristas.

Proclama la muerte para llegar a la “victoria”... entonces, que no se queje de los muertos de “su ejército”. Y para el final, lo más contradictorio, incoherente e irracional: defiende y proclama el terrorismo, pero es enemiga del “terrorismo de Estado”.

Sra. de Bonafini: El terrorismo es terrorismo, y es un acto delictivo y criminal, lo ejerza quien lo ejerza. Esto dicho en otras palabras es: “Cuando lo hacen los demás, está mal; pero cuando lo hago yo, está justificado” o si usted prefiere: “Haz lo que yo digo, pero no lo que hago”.

(*) Artículo escrito por Pablo Dócimo para Tribuna de Periodistas
(un blog desopilante para ver: http://hebedebonafini.blogspot.com/)

1 comentario:

La Historia Completa dijo...

Exelente y gracias por mantener la memoria de quien es quien en la Argentina

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina