martes, 6 de mayo de 2008

La Presidente sigue sin hacerse cargo de la inflación

La Presidente de la Nación, Cristina Fernández, dio una nueva muestra de su cinismo e irresponsabilidad al deslindar responsabilidades por la inflación en los empresarios quienes, según sus propios dichos, se estarían apoderando de la riqueza de los argentinos. De paso, aprovechó para atacar nuevamente a la prensa.

En un acto que organizó el Ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, en la Casa Rosada para la entrega de equipamientos para investigaciones científicas, la Sra. Fernández aprovechó para atrincherarse en atril y disparar contra los que no pensamos como ella. Según informa Diario La Nación, la Presidente dijo "Como verán todos ustedes, son muy buenas noticias [en referencia a los proyectos científicos] que, por supuesto, no aparecerán publicadas mañana en ningún diario. Obviamente serán prolijamente ocultadas y desinformadas a la población".

Según su particular óptica, la noticia que publicó el Diario Clarín en la edición de ayer que hablaba sobre el aumento de un 45% en el importe de las cuotas de los colegios privados, fue parte de una presunta operación de desestabilización para con su Gobierno. Al respecto, ella declaró "Acá ya no estamos ante la publicación de una noticia que es mala, sino de una manipulación de la información para, en definitiva, desinformar y preocupar a la gente".

Los argentinos estamos padeciendo cada vez más los efectos de la inflación, la cual nos genera molestias cuando tenemos que ir a hacer las compras cotidianas yendo a cualquier supermercado o almacén. Es irritante la inacción del Gobierno de Cristina Fernández quien nada hace para tomar el toro por las astas actuando como la situación mismas lo demanda. La Presidente ya empezó a reconocer públicamente el flagelo de el constante aumento del nivel general de precios: en sus discursos ya aparece la palabra "inflación", ausente en su campaña electoral, en sus primeros meses de gestión y en su discurso de inauguración de la sesiones del Congreso de la Nación.

Increíblemente, además de ser el sector empresarial, la Presidente apuntó con la ¡TV por cable! como causante de la inflación. Sí, aunque suene ridículo, la primera mandataria manifestó "Uno de los que más agitan el tema de la inflación es uno de los mayores propietarios de cable en la Argentina donde ustedes miran televisión. Observen la factura y podrán ver que es más alta que lo que por ahí pagan en luz, en gas o en otros servicios. Ni qué contarles si además quieren ver fútbol, tienen que pagar también los plus y además se han ido sacando también ítems de manera tal que la evolución de los precios también ha sido muy alta" (¿¿??)

En sintonía con el mensaje de la Presidente y tomando los modismos del patotero Secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, los piqueteros oficialistas del Movimiento "Barrios de Pie", integrantes de las fuerzas parapoliciales del kirchnerismo, ya han anunciado que se movilizarán hasta las puertas de grandes hipermercados de la Ciudad de Buenos Aires, como así también en otros lugares del conurbano bonaerense y en La Plata para "solicitarles" que bajen los precios de los artículos que integran la canasta básica. En un comunicado de prensa que ellos mismos difundieron, se lee "ante los reiterados aumentos de precios de consumo masivo y de la canasta alimentaria, este miércoles desde el Movimiento Barrios de Pie nos movilizamos para exigir, a quienes mas se han beneficiado con la reactivación, que bajen los precios de los productos alimentarios y contribuyan con el sostenimiento de comedores y posibilidades de alimentarse dignamente a quienes menos tienen".

Todo esto pretende ser un intento más de proteger la imagen presidencial más que brindar soluciones concretas y efectivas al problema de la inflación. Pareciera que todo vale a la hora de encontrar a quien echarle la culpa y, lo que es peor, los kirchneristas nos toman a todos como estúpidos al pensar que todos aceptaremos sus peculiares hipotesis del origne de la subas en los precios. Para culpar a la inflación, a fines del año pasado, el jefe de Gabinete, Alerto Fernández, había dicho que la inflación no existía, sino que se trataba de una "sensación". El conflicto con el sector agropecuario fue el pretexto para que la gente del campo fuera señalada por el kirchnerismo como causante de la suba de los precios. Pasados los momentos de máxima tensión con el campo, ahora parece que la culpa la podría tener hasta la ¡TV por cable!... ¡por Dios! ¿cuándo comenzará Cristina Fernández a presidir Argentina como corresponde y como le ha confiado el pueblo?.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina