jueves, 22 de mayo de 2008

La homosexualidad: una controversia que no debería vista como tal...



Debe quedar en claro que en la Iglesia Católica Apostólica Romana se rechaza la homosexualidad, pero no a los homosexuales. Esto es, la homosexualidad es contraria al orden natural, pero los homosexuales deben ser vistos y tratados como personas, ser respetados como tales, como hijos de Dios y deben ser integrados a la sociedad, invitándolos a reorientar su sexualidad para que redescubran su heterosexualidad.

Es curioso que, según la mayoría la sociedad, la única voz que no hay que escuchar es la que proviene de la Iglesia Católica. Pareciera ser que los católicos somos los únicos que no tenemos voz ni voto en este tema, que no podemos elegir como educar a nuestros hijos al respecto, ya que el Estado quiere imponer su propia forma de ver la sexualidad.

Este tema debe ser abiertamente tratado, con caridad y respeto. Y el primer lugar en donde debemos conversarlo es en nuestras familias, con nuestros padres, con nuestros hijos.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina