lunes, 14 de abril de 2008

San Martín se fue silVando bajito

La derrota de ayer ante Vélez 0-2 estaba dentro de lo previsible para el pueblo verdinegro, porque es indudable que Vélez Sarsfield tiene un buen equipo, con muchos jugadores de buen pie y que está armado para pelear el campeonato.

Hay que decir que la victoria de Vélez en ningún momento corrió peligro y fue, por ende, totalmente incuestionable.

San Martín encaró este partido tal como le venía haciendo en estos últimos encuentros que disputó y que le significaron una importantísima racha de tres victorias consecutivas. A sabiendas de sus propias limitaciones técnicas como también de su orden táctico, los sanjuaninos empezaron el partido adelantándose sobre el campo velezano a fuerza de bochazos a sus delanteros; se sintió la ausencia del Tanque Giménez, quien estuvo funcionando como un buen pivot para bajar pelotas frontales que envían los zagueros verdinegros.

Podemos reclamarle al equipo sanjuanino la falta de un generador de juego, de alguien que pida la pelota para jugarla al ras del piso, alguien que sea quien alimente el hambre de gol de Martín Bravo y Luis Tonelotto. Pedro Galván, con el rato que estuvo en el campo de juego, volvió a mostrar una híbrida imagen.

Vélez llegó con el lastre de llevar tres encuentros sin victorias y con el creciente descontento de su parcialidad y salió confiado a enfrentar a los sanjuaninos. Si bien no mostró un buen juego en todas sus líneas, mostró destellos de la calidad de sus jugadores, tales son los casos del muy buen arquero que es Germán Montoya, las incursiones ofensivas del lateral/volante chileno Waldo Ponce, la habilidad de Damián Escudero, el criterioso manejo y la experiencia de Víctor Zapata. Claro que los de Liniers tienen como principal defecto una llamativa irregularidad que no les permite estar más cerca de los puestos de avanzada en la tabla de posiciones.

El primer gol del partido llegó tras un centro desde el costado derecho del ataque de los locales que buscaba la cabeza de Santiago Silva, centroatacante velezano, pero que, para desgracia sanjuanina, una grave desinteligencia entre Ezequiel Medrán y Sergio Plaza que no supieron rechazar el balón y, carambola mediante, significó la apertura del marcador.

El segundo gol llegó en el segundo tiempo tras una ajustada definición de Silva ante la salida desesperada de Medrán que no llegó a taparlo. San Martín no tuvo respuestas anímicas sólidas para buscar el empate que hubiera resultado casi heroico; solo centros sobre el área defendida por Montoya y algún que otro tiro libre; para colmo de males, Bravo estuvo muy bien marcado por los defensores locales.

El final del partido llegó son la suerte sellada para los dirigidos por Teté Quiroz. Ahora el equipo volvió a zona de Promoción pero, de cara a lo que resta del Clausura 08, cuenta con el buen aliciente de que todavía depende de si mismo para mantener la categoría.

En declaraciones al Diario Olé, Fernando Quiroz expresó: "No se nos dio. Vélez aprovechó las situaciones y nosotros no pudimos. Pero me voy muy conforme. Fijate que en el primer tiempo casi no nos generaron situaciones de gol" y recalcó con mucho optimismo que "con cuatro partidos que ganemos nos salvamos de todo".

Viene ahora Colón de Santa Fe, partido que se disputará en el "Hilario Sánchez" el próximo domingo a las 18:30 hs. Los santafesinos vienen entonados en estos últimos partidos gracias al espaldarazo anímico que le dio la asunción de Antonio Mohamed como Director Técnico, como los buenos resultados que se les dieron. Colón es un rival directo en la dura pelea por seguir una temporada más en la máxima categoría del fútbol argentino, está actualmente muy cerca de zona de Promoción y debe salir a ganar en San Juan para consolidar su buen momento.

(para ver la tabla de los promedios para el descenso, visitar: http://www.ole.clarin.com/estadisticas/primeraa/c2008/descenso.html)

¿De qué se queja River Plate?

River Plate, deslucido puntero del Clausura 08, le ganó a Tigre 1-0 sin sobrarle nada en el Estadio Monumental. El equipo no juega bien, termina ganando pidiendo la hora, está lejos de ser un equipo ofensivo y apto para el histórico "paladar negro" de sus aficionados y tiene como figura exluyente a... su arquero.

En la televisión, como en varias radios, se oyeron distintas voces de reconocido periodistas e hinchas que protestaban por la sanción que cayó sobre la célebre entidad de Núñez que impidió la presencia de público en las plateas populares para el partido contra Tigre y el próximo contra Argentinos Juniors. La medida fue tomada desde el Ministerio de Justicia y Seguridad que está a cargo del inefable Aníbal Fernández.

Esta sanción se debió a los violentos incidentes que protagonizaron los delincuentes (que se disfrazan de hinchas rivenses) en la platea popular en el partido que los dirigidos por el "Cholo" Simeone vencieron 1-0 a Arsenal de Sarandí en la cancha de Vélez Sarsfield. Esa rencilla interna (otra más y van...) casi le cuesta la vida a un hincha que tuvo que ser hospitalizado por fuertes golpes que sufrió en su cabeza.

Si la justicia en el fútbol argentino fuera independiente de poderes políticos y económicos y no mirara antes la camiseta del club antes de aplicar la sanción, el Club Atlético River Plate debería haber sido castigado mucho más severamente. Todos sabíamos que, aunque no se dejara entrar a las tribunas populares, los violentos entrarían tranquilamente a las plateas porque, con el tácito aval de la corrupta dirigencia riverplatense, ellos hacen y deshacen como quieren adentro y en las inmediaciones del club.

Es increíble como este club grande fue protegido de una severa sanción y encima se escuchan quejas de parte de periodistas e hinchas que les "causaba tristeza" ver tribunas vacías...

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina