lunes, 24 de marzo de 2008

De Primera

En su cancha y ante su gente que concurrió masivamente, San Martín de San Juan venció a Independiente con autoridad 2-0, con goles marcados por Martín Bravo y Luis Tonelotto durante el transcurso del primer tiempo.

La victoria de San Martín se fundamentó en el orden táctico que mostraron los dirigidos por Fernando Quiroz, el sólido trabajo en defensa que contó con Agüero como baluarte (controló muy bien a Denis) y, como le reclamábamos en anteriores posts, la actitud de salir en búsqueda del partido. El conjunto verdinegro no paró de ir una y otra vez sobre el arco defendido por Fabián Assmann aún con el 2-0 a favor.

En San Martín, se destacaron también Ezequiel Medrán, quien mostró seguridad en sus intervenciones más allá de que no haya sido muy exigido, la habitual firmeza de Sebastián Brusco en la defensa, Irrazábal que se hizo dueño del andarivel derecho de los verdinegros con un gran despliegue físico, Carlos Recalde que volvió al nivel mostrado contra San Lorenzo, el "Tanque" Jiménez quien se movió por todo el frente del ataque y fue un buen pivot para bajar centros y devolver paredes. Hay que destacar el excelente momento que atraviesa Martín Bravo, quien es uno de los goleadores del Clausura 08 con cuatro tantos.

Al minuto de juego, San Martín asfixió la salida de los dirigidos por Pedro Troglio, yendo decididamente sobre el campo de Independiente. Así fue que un pelotazo frontal de la defensa fue bajado por el Tanque Jiménez para Martín Bravo quien, ante la confusión de los defensores rojos, ingresó por la izquierda y definió cruzado ante la desesperada salida de Assmann. Todo era fiesta en Concepción; la gente no paraba de cantar y empujaba a su equipo a ir por más.

Independiente ensayó una reacción, tímida al fin e impropia de un equipo grande con pretensiones de campeonar. Germán Denis tuvo una chance que desperdició por elevar demasiado su remate ante la salida de Medrán.

San Martín volvió a acelerar y tomó las riendas del cotejo. Luego de un córner, Luis Tonelotto se reencontró con el gol definiendo con un fuerte cabezazo que entró por el palo derecho del arco de los de Avellaneda.

Los sanjuaninos querían más. Buscaban el tercer gol. Podría haber sido cuando, a mi modesto entender, se anuló mal un gol de tiro libre de Recalde. El árbitro del partido, de regular actuación, anuló el gol a instancias de su juez de línea quien levantó su bandera marcando una supuesta posición adelantada de Luis Tonelotto quien se interpuso en el trayecto del balón que entró manso por el palo izquierdo del estático Assmann. Lo curioso es que ningún jugador de Independiente intentó protestar y mostraron sorpresa cuando el gol fue anulado.

Lo de Independiente fue muy pobre, tanto en lo futbolístico como en lo anímico. Lució shockeado emocionalmente con el tempranero gol de Bravo, y tampoco tuvo el criterio para imponer el juego de buen pie que pueden tener el "Rolfi" Montenegro y el colombiano "Totono" Grisales. Troglio intentó cambiar la actitud de su equipo haciendo ingresar al (excesivamente promocionado) Patricio Rodríguez e Ismael Sosa, ex jugador de San Martín. Solo el lateral Lucas Mareque, ex River Plate, con sus escaladas intentó ponerse al hombro al equipo rojo pero no logró contagiar a sus compañeros.

Para el final, Teté Quiroz dispuso dos líneas de cuatro con los ingresos de De La Fuente y Merlo (respondieron satisfactoriamente) para contrarrestar el intento de Troglio de poner muchos jugadores ofensivos, ya que los Rojos terminaron con Montenegro, Grisales, Denis, Sosa y Rodríguez en la cancha.

Llegó el final que desató la algarabía y el desahogo en todo el pueblo verdinegro. El equipo sigue mostrando señales de mejoría y permite soñar con la Permanencia. Ahora se vienen dos compromisos claves: Racing Club de visitante para el próximo fin de semana y Huracán en la otra semana acá en San Juan. Los de Concepción vienen en levantada y ojalá puedan mantener el nivel para que los resultados puedan acompañar.

En un contexto de dramatización cotidiana del fútbol, se supo que ante los resultados inesperados en Independiente, Pedro Troglio dejó de ser el Director Técnico de la entidad de Avellaneda. Por otro lado, se espera la sanción disciplinaria que le quepa a Racing Club debido a los lamentables incidentes que protagonizó su hinchada que provocó la suspensión del partido que perdía con Estudiantes de La Plata 1-2. Sería bueno que haya una sanción ejemplar para la Academia, tanto en lo económico como en lo deportivo con una seria quita de puntos, para ver si dirigentes, cuerpos técnicos, jugadores y periodistas siguen apañando a los violentos.

(ver tabla del descenso y estadísticas: http://www.ole.clarin.com/estadisticas/primeraa/c2008/descenso.html)

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina