lunes, 11 de febrero de 2008

Los maestros y sus malas costumbres

Dios y gremios docentes mediante, el ciclo lectivo dará comienzo el próximo 03 de marzo en San Juan, como en muchas provincias argentinas.

Y como lamentablemente sucede todos los años, cuando promedia febrero es cuando los gremios docentes se ponen "en estado de alerta" por los recurrentes reclamos salariales que hacen a las autoridades provinciales.

Es indignante como los docentes dejan que pasen sus vacaciones de fines de diciembre, todo enero y principios de febrero para recién "acordarse" de que están insatisfechos con sus "sueldos de hambre". Entonces, la película se repite año a año: los docentes que exigen recomposición salarial, el Gobierno Provincial que tiene sus finanzas complicadas, se hacen paros y movilizaciones (a las que no asisten la inmensa mayoría de los docentes, ya que prefieren irse a sus casas)... y los chicos en el medio del conflicto, tomados cobardemente como rehenes de la puja de intereses, perjudicados totalmente. Muchos padres que eligen la educación pública para sus hijos ven como año a año se desperdician sistemáticamente tiempo de estudio para los niños, adolescentes y jóvenes argentinos.

Los gremios que aglutinan a los docentes sanjuaninos han anunciado que esperarán a negociar con el Gobierno Provincial una mejora en los haberes; su reclamova en sintonía por los $ 1400 de básico exigidos por la CTERA a nivel nacional. De no tener respuesta a sus reclamos, amenazan, como siempre, con paros inútiles y dañinos para nuestra sociedad.

Es indignante cuando los docentes hablan de mejoras en el presupuesto en educación encubriendo solamente sus reclamos de mejoras salariales: ¿Cuándo se ha visto a un gremio docente encabezando reformas para mejorar los sistemas educativos?. Los gremios docentes se desentienden de la calidad educativa argentina, poco parece importarles que los alumnos tengan completo su ciclos lectivos. Entonces, los alumnos aprenden que lo mismo da un año escolar de 50, 100 ó 300 días, si lo mismo la mayoría puede "pasar de año".

Es innegable que un docente no está bien remunerado en este país. Como tampoco es conveniente para la calidad educativa que un maestro o profesor tenga que ir corriendo de una escuela a otra para dar sus horas cátedra: lo ideal sería que cada uno se dedique a plasmar toda su sabiduría en un solo establecimiento escolar.

Pero, por otro lado, sabemos que de los sectores estatales, los docentes son los que más prerrogativas han tenido en todos estos últimos 20 años. Si uno repasa la historia reciente, se observará que los docentes han obtenido muchos aumentos de sueldo y han conquistado mejoras en nuevos adicionales en sus haberes. Pero nunca les es suficiente: no se ubican en la realidad de la Provincia y del país. Por más que los docentes se sulfuren a escucharlo, si uno compara con otros agentes estatales pertenecientes al Ejecutivo, ellos tienen vacaciones más extensas, feriados, asuetos por "jornadas de perfeccionamiento" ¿?.

En fin, el ser docente no es algo sencillo en estos tiempos. Es una situación compleja. Pero, personalmente, me gustaría ver docentes un poco más enamorados de su labor, la cual es fundamental para el presente y el futuro de Argentina.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina