domingo, 10 de febrero de 2008

Larga el Clausura 2008 con la pasión y la infamia de siempre

Este fin de semana se ha jugado la primera fecha del Campeonato Clausura 2008 que organiza la Asociación del Fútbol Argentino con expectativas de las más diversas entre los equipos que participan en este torneo.

Luego de los insulzos torneos de verano que prolongan el receso para que la televisión y algunos oportunistas hagan sus negocios, la pelota vuelve a rodar en las canchas argentinas.

En esta oportunidad se da la vuelta de figuras que retornan de su paso por la elite del fútol europeo, como Juan Román Riquelme que volvió a Boca Juniors luego de haber estar 6 meses marginado del plantel profesional del Villarreal, Andrés D'Alessandro que pasó a San Lorenzo dejando atrás sus conflictos en el Zaragoza y de Maxi Moralez que retornó a préstamo a Racing luego de su prematura partida al fútbol ruso.

Por su historial desde el inicio del profesionalismo y calidad de los planteles, aparecen como los principales candidatos para campeón a River Plate, Boca Juniors y San Lorenzo. Aunque no hay que perder de vista al último campeón, Lanús, Vélez Sarsfield y el sorprendente Tigre.

Habrá que ver si en este torneo se pueden observar soluciones concretas para el tema de la violencia en las canchas, para lo cual será preciso que los dirigentes de los clubes, cuerpos técnicos y jugadores dejen de encubrir la actividad de esos grupos mafiosos disfrazados de hinchas.

Es escandaloso como muchos clubes argentinos han exportado sus figuras a cambio de suculentas sumas en dólares pero las arcas de los clubes están en rojo.

Habrá que ver hasta donde se sostiene la tácita alianza entre el Grupo Clarín y TyC con Julio Grondona, presidente de la A.F.A., y con el Director Técnico de la Selección Nacional, Alfio Basile. Es llamativa la ausencia de críticas al mandamás del fútbol argentino con sus manejos y oscuros lobbies para atornillarse al poder y hacer negocios con la televisación de los torneos de AFA y los amistosos de la Selección. Por otro lado, se hace evidente que las repentinas inspiraciones de las individualidades eclipsan la ausencia de trabajo de parte del seleccionador.

Por último, es penoso como TyC con su exclusiva televisación desde todos los ángulos es solo para pocos. Su poder ha crecido a tal punto que determina el horario de los partidos sin importarle mucho las rutinas de entrenamiento de los planteles con tal de mantener su circo. Los amantes de este hermoso deportes somos presionados a tener televisión por cable o satelital para poder seguir los partidos.

Rueda la pelota de nuevo, muchos corazones se agitarán al compás de los partidos.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina