domingo, 24 de febrero de 2008

La jerarquía de Boca fue demasiado para San Martín

Si bien el fútbol tiene un margen importante para los imprevistos, la derrota 0-2 de San Martín de San Juan ante Boca Juniors no debería sorprender a la afición sanjuanina. La notable diferencia de jerarquías individuales entre ambos clubes, la diferencia de infraestructura entre ambos clubes quedaron reflejadas en el desarrollo del partido que una multitud presenció en el Estadio "Hilario Sánchez".

El actual campeón de la Copa Libertadores salió a enfrentar al combinado sanjuanino sabiéndose superior y confiado en la victoria. Con un agotador periplo a cuestas que afrontó en una semana (Buenos Aires - Venezuela - Buenos Aries - San Juan) hizo que el equipo auriazul regulara sus energías sin dejar de hacerse dueño del trámite del partido durante los 90 minutos.

La superioridad de Boca se plasmó en el campo de juego con el eficiente despliegue en el centro del campo de Sebastián Battaglia, bien complementado con el colombiano Fabián Vargas; a pesar de no jugar un gran partido, Juan Román Riquelme fue amo y señor de los tiempos y estrategias boquenses abasteciendo a Rodrigo Palacio y Martín Palermo; la defensa de Boca trabajó sin sobresaltos en donde se destacó la solidez del buen arquero Mauricio Caranta.

San Martín fue solo ganas de ir al frente aunque careció de profundidad en sus embates ofensivos. Por momentos parecía que los sanjuaninos estaban paralizados por el temor reverencial por todo lo que genera Boca. Solo un poco de Pedro Galván quien manejó los hilos de algunos ataques de los del Pueblo Viejo durante el primer tiempo, más las subidas de Ariel Franco, ex River y Gimnasia y Egrima de la Plata. Carlos Recalde, de gran desempeño la semana pasada ante San Lorenzo, estuvo hoy ausente sin aviso ante el conjunto de La Ribera.

Si bien San Martín contó con algunas ocasiones para marcar, estaba claro que en cuanto Boca simplemente lo quisiese podría sentenciar el partido. Así fue que a los cuatro minutos del primer tiempo, en uno de los primeros ataques boquenses, ante las dudas de la defensa sanjuanina, el gran goleador Martín Palermo aprovechó la primera oportunidad que tuvo definiendo con un certero derechazo que entró por el palo izquierdo del estático Medrán.

Luego Boca Juniors dejó que San Martín se viniese hacia su meta para que queden un poco más de espacios en la zaga verdinegra. Un potente remate de media distancia del mediocampista Félix Décima que se estrelló en el travesaño del arco defendido por Caranta pudo haber sido el empate transitorio del Verdinegro. Aunque, si no hubiera sido por las oportunas intervenciones del arquero sanjuanino, Boca Juniors podría haber aumentado con las ocasiones propicias que desperdiciaron Palermo y Palacio.

El segundo tiempo siguió en la misma sintonía de lo que fue el comienzo del cotejo. San Martín tuvo otra chance en los pies de Luis Tonelotto que salvó muy bien Caranta. La merecida expulsión del defensor sanjuanino Alejandro Gómez condicionó a San Martín a los 23 minutos, quien tuvo que redoblar esfuerzos para paliar su inferioridad numérica.

Cuando se iban jugando 34 minutos del segundo capítulo, Martín Palermo, minutos después de haber malogrado otra oportunidad clara, remató el partido con un fuerte remate ante la increíble pasividad de la defensa verdinegra y el estéril intento de Medrán. Partido liquidado, demasiado para el equipo de San Juan.

De ahí en más, ambos equipos esperaban el final del partido: San Martín ya vencido por su propia impotencia y por un Boca que, a pesar de su parsimonia, nunca perdió el control del partido y contó con más oportunidades para haber ampliado el marcador a su favor.

Boca Juniors cumplió con que planeó: no pierde pisada a los punteros y va regulando sus energías para poder dar pelea en los dos frentes, tanto en la Copa Libertadores como en el Clausura 08 del fútbol argentino.

San Martín tiene el crédito abierto, más aún teniendo en cuenta las derrotas de sus rivales directos en la permanencia, Olimpo de Bahía Blanca y Newell's Old Boys. Ahora tiene por delante otro desafío complicado cuando el próximo fin de semana visite a River Plate en el Monumental. El camino será largo y duro, en donde lo importante será mantener siempre la actitud necesaria para estar a la altura del combate para mantenerse en la elite del fútbol argentino.

El circo pasó por San Juan

Boca Juniors, equipo más popular de Argentina, causa siempre revuelos populares vaya a donde vaya. Desde Buenos Aires, viajaron numerosos hinchas, entre los que estaban obviamente los miembros de la oscura "Nº 12". El plantel xeneize se albergó en un lujoso hotel ubicado en Santa Lucía, en donde hubieron una multitud de fanáticos que se agolparon con la esperanza de obtener algún autógrafo, fotografía o cualquier fetiche que les eternice ¿? el recuerdo del paso de Boca Juniors por estas tierras.

En San Juan, la expectativa fue superlativa por ver de cerca a sus ídolos. Expectativa que fue capitalizada por la dirigencia verdinegra nuevamente dispuso aumentar aún más (¡¡!!) las entradas: una localidad en la Platea Oeste costó $ 300, la Platea Este tuvo precios entre $ 120 y $ 150, mientras que las populares treparon a $ 70.

En declaraciones al Diario Olé, el Presidente de San Martín, Jorge Miadosqui, se justificó diciendo "Y... son carísimas, lo reconozco, pero es la única alternativa que tenemos para mantener el club equilibrado. San Martín no tiene ingresos por venta de jugadores y se mantiene con la TV, la publicidad, la cuota del socio y las recaudaciones. Desde diciembre que prácticamente no tenemos ingresos y sin embargo acá todos, desde empleados hasta jugadores, están al día. Eso también es justo decirlo".

Lo cierto que los precios generan antipatía en todos los seguidores del Verdinegro, pero hoy la cancha estuvo a pleno... para que se froten las manos Miadosqui, Petrignani y sus muchachos.

(para ver las estadísticas del torneo Clausura 2008: http://www.ole.clarin.com/estadisticas/primeraa/c2008/posiciones.html)

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

La Hora en Argentina